CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

Diez años después Andreas Mikkelsen regresa a Citroën con el objetivo de correr más de un rally

Iván Fernández | 31 May 2017
andreas-mikkelsen-citroen-wrc-test
andreas-mikkelsen-citroen-wrc-test

Hoy era el día elegido para que Andreas Mikkelsen y Anders Jaeger se sentaran por primera vez en el Citroën C3 WRC 2017. Será la segunda jornada de test que realiza al volante de uno de los nuevos World Rally Cars, además de las que acumuló el año pasado poniendo a punto el Volskwagen Polo R WRC que nunca llegará a debutar. A pesar de que Citroën Racing dejó bien claro la semana pasada que Kris Meeke no debe temer por su puestodentro del equipo, la formación gala reconoce que su interés en Mikkelsen va más allá de competir con ellos un único rally.

Debutará en Cerdeña con el C3 WRC, en poco más de una semana, sin embargo, los de Yves Matton ya buscan las opciones que tienen para que el noruego siga compitiendo con ellos en más citas de esta temporada. Obviamente, Mikkelsen se ha convertido en uno de los pilotos más deseados, especialmente porque salvo el Toyota y el Ford de M-Sport, Andreas ha podido probar el concepto del resto de los coches. Él, Ogier y Latvala tienen opción de ser tanteados este invierno para sumarse a alguno de los equipos oficiales, aunque en el caso de Jari-Matti, su situación de número uno en Toyota y la posibilidad de extender el contrato otro año más lo hacen menos susceptible a cambios.

Obviamente aquí el que más tiene por temer es Stéphane Lefebvre. El piloto galo ha sido el damnificado por la decisión de incluir a Mikkelsen en el plantel de pilotos en la cita italiana y su programa para disputar el resto de temporada al volante de la tercera unidad ha comenzado a tambalearse desde entonces. No es habitual que en Citroën haya estos cambios de pilotos, el último, se produjo cuando decidieron relevar a Dani Sordo y sustituirlo por Sébastien Ogier en el equipo oficial, llevando al cántabro a la formación júnior.

No será la primera oportunidad que veremos a Mikkelsen probar con Citroën. A finales de la pasada década, cuando Andreas todavía acababa de debutar al volante de un WRC en el Mundial, la firma de los dos chevrones le dio la oportunidad de probar su C4 en la pista de pruebas que habitualmente utilizan durante la temporada 2008. En ambas, llegó a estar muy cerca de los pilotos oficiales, e incluso superando los tiempos de Loeb sobre asfalto. En aquel momento no fructificó esta opción por una serie de circunstancias, entre ellas que en 2009 Mikkelsen tuvo que realizar el servicio militar obligatorio y que no pudo reunir el presupuesto necesario para correr en Citroën. En su lugar compitió en Noruega con un Subaru Impreza STI, así como en algunos eventos internacionales, entre ellos el Rallye Costa Brava en el que se llevó la victoria.

Andreas no tiene nada que demostrarnos. No le vamos a someter a presión, sólo queremos que encuentre su nivel y que conduzca. Estoy convencido de que puede tener una gran actuación en Italia si se siente a gusto con el coche durante los test (quedó quinto en Suecia, algo que llamó la atención de las marcas). Cuando le preguntamos a Andreas sobre la posibilidad de que se uniera a nosotros, por supuesto que la intención no era la de sólo darle una oportunidad y entonces decir adiós. Iremos paso a paso.

Declaraciones | Autosport