CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

El caso McLaren: ¿milagro o estertor?

Esteban | 15 May 2017
Fernando Alonso GP España 2017 Libres
Fernando Alonso GP España 2017 Libres

La ilusión que sentimos muchos ayer al ver a Fernando Alonso en una posición irreal ayer en la parrilla, séptimo, se convirtió en dosis de realidad tras la salida del Gran Premio, y en resignación absoluta en la parte final de la prueba, cuando el español rodaba décimo segundo, divirtiéndose (se supone), pero fuera de cualquier posición relevante. Tal y como comentaba el propio piloto, está contento con el fin de semana, pero no deja de reconocer que se viven momentos de frustración con la situación actual.

Con Vandoorne estropeando su carrera tras el desafortunado toque con Felipe Massa en la curva 1 (que le ha supuesto dos puntos de penalización en su licencia y tres puestos en parrilla para Mónaco), el resultado de McLaren de este fin de semana es igual que el de las semanas anteriores: cero puntos, un coche que no termina y el otro que está en la parte de atrás de la tabla. El milagro de ayer (calificativo que no es de mi cosecha) se puede ver hoy más como un estertor, un destello improductivo que no se traduce en un resultado sólido, ni tan siquiera cerca de los puntos.

Tras la euforia de la clasificación de ayer, legítima porque ni los dos Force india, ni el Williams consiguieron hacer una vuelta mejor que ese McLaren, uno podía preguntarse ¿y si hacer la Indy 500 el próximo 28 es un error? ¿Y si el GP de España sale bien, y Mónaco puede salir todavía mejor? La realidad nos pone en nuestro sitio, el McLaren es un coche que, con mejoras y todo, no permite acceder siquiera a la zona de puntos, y eso que Montmeló es un circuito que no depende tanto de la potencia.

En Formula 1 no existen los milagros. Es difícil de explicar cómo se dieron las condiciones para que un McLaren con Fernando Alonso al volante consiguiese el séptimo puesto en la clasificación, pero en la carrera, tras una salida bastante decente seguida de una excursión por la grava en la curva dos, las opciones del español se diluyeron. Seguramente llegarán más actualizaciones para el coche, circuitos más favorables (Mónaco, Hungría, Singapur), pero no parece que ninguno de los dos pilotos lo tengan fácil para aspirar a puntuar con regularidad.

Y si ellos por separado lo tienen difícil, parece todavía más complicado que los dos coches se metan con regularidad en la Q3 y zona de puntos en carrera. Para Stoffel Vandoorne, un piloto de cuya calidad y potencial nadie duda, este inicio de temporada debe ser una especie de pesadilla, un calvario que debe pasar para optar a mejores cosas en el futuro. Es de suponer que algún día McLaren volverá a brillar. Es de suponer, la historia nos lo puede sugerir, el problema es saber cuándo se dará ese paso adelante definitivo, porque 2017 parece que no va a ser el año. Y en 2018, vaya usted a saber qué pasa.

Como dato anecdótico, solo cuatro pilotos bajaron ayer del 1:24, y fueron Hamilton, Vettel, Ricciardo... y Alonso. Este último marcó una mejor vuelta 1:23.894, unas tres décimas más lento que Lewis Hamilton (que marcó la vuelta rápida en la 64, con 1:23.593), y por detrás de Vettel y Ricciardo. Con neumáticos nuevos, baja carga de combustible y nada mejor que hacer después de haber tenido que lidiar con el exceso de consumo de su monoplaza, Alonso seguramente quiso intentar dejar un registro positivo del fin de semana intentando ir a por la vuelta rápida. No pudo ser, pero al menos (y para la hemeroteca y sabiendo que en el fondo no significa mucho), fue el cuarto piloto en bajar de 1:24.