CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Fernando Alonso pierde una oportunidad de oro y termina fuera de los puntos

Àlex Garcia | 14 May 2017
Fernando Alonso GP España 2017
Fernando Alonso GP España 2017

Una gran sesión clasificatoria y un piloto que suele realizar grandes salidas es una combinación emocionante en cualquier competición automovilística. El caso de Fernando Alonso no era una excepción y saliendo séptimo no eran pocos los que esperaban que pudiera obtener algún punto si lograba defenderse en un circuito en el que adelantar suele ser complicado. Desafortunadamente para el héroe local, todo se torció en la primera curva y desde entonces la falta de ritmo le complicó la vida a la hora de intentar recuperar posiciones. La duodécima posición final es poco recompensa teniendo en cuenta lo que podría haber sido.

La carrera de Alonso comenzó con algo más de drama del que deseaban tanto el piloto como el equipo y los aficionados. El asturiano se tocó con Felipe Massa en la segunda curva y acabó fuera de pista, cayendo hasta la undécima posición tras los Haas y Carlos Sainz. Con un ritmo insuficiente para atacar a los rivales, McLaren ponía sus esperanzas en la estrategia pero tras la primera ronda de cambios de neumáticos, el español volvía a pista con varias posiciones perdidas. La carrera no tuvo una gran historia para él, sin opciones de pelear por los puntos a pesar de la gran cantidad de cosas que sucedieron a lo largo de la carrera.

La estrategia a tres paradas parecía ser equivocada en primera instancia, impidiendo que el asturiano pudiera progresar al perder tiempo en cada una de sus pasadas por el carril de boxes. Pero incluso con esa elección estratégica, el ritmo del MCL32 se mostró particularmente lento, siendo superado en pista por el Sauber de Marcus Ericsson, equipado con un motor Ferrari de 2016. Dura forma de devolver a la realidad al equipo McLaren y a su piloto, que veían como no se podía defender frente al motor supuestamente menos competitivo de la parrilla. El último stint de Alonso le vio pelear con unos Williams que tuvieron un día aciago y aprovechándose del pinchazo de Kevin Magnussen subió hasta la undécima plaza.

En cuanto a la curiosidad del Gran Premio de España para Fernando Alonso, el asturiano redujo visiblemente el ritmo en su penúltima vuelta y aunque inicialmente podía parecer que sufría algún problema, la realidad es que estaba aprovechando para cargar las baterías de su monoplaza. El objetivo de Alonso era intentar marcar la vuelta rápida de carrera y poder irse de Barcelona con buen sabor de boca después de una carrera donde el coche andó falto de ritmo a pesar de la buena sesión clasificatoria. Finalmente su mejor registro fue de 1:23.894, a 301 milésimas del mejor giro de la carrera, obra de Lewis Hamilton. ¿Lo peor del día? Los puntos de Pascal Wehrlein dejan a McLaren como único equipo sin puntuar... y la próxima vez que Alonso se suba al coche será en Canadá.