CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

2 MIN

El Mundial de Rallyes sigue a la espera de las nuevas reglas de juego para los R2

Iván Fernández | 11 Abr 2017
Hyundai-Motorsport-Facility-3 (1)
Hyundai-Motorsport-Facility-3 (1)

Debería estar lista desde hace meses, sin embargo, la nueva reglamentación técnica para los R2 se está retrasando y los fabricantes siguen a la espera antes de ponerse a trabajar en el desarrollo de su propia versión. Citroën, Hyundai, Toyota, e incluso M-Sport esperan atentamente a la decisión de la Federación Internacional de Automovilismo sobre algo que ya empezó a discutirse hace un año.

Ahora que ya se ha resuelto el tema del Kit R4, responsabilidad que recaerá directamente sobre ORECA y que la FIA no permitirá que haya otros distribuidores nacionales, y que los R5 han empezado a ser tan competitivos económicamente como en los tramos, la siguiente preocupación para los de Jean Todt debe ser los reglamentos de las categorías inmediatamente inferiores, especialmente la de los R2, modelos que deben de servir como base de la pirámide y como opción más competitiva en relación rendimiento/precio para que las jóvenes promesas inicien su andadura.

Sin embargo, parece que tendrá que espera un poco más. Según informa Martin Holmes, actualmente no hay acuerdo hacia dónde se debe dirigir la normativa técnica, la cual no se espera antes de 2018, en gran parte porque precisamente los fabricantes no se terminan de poner de acuerdo. El principal problema parte de seguir utilizando motores como el 1.6 atmosférico original de los R2 u optar por la alternativa introducida posteriormente por M-Sport con ese propulsor 1.0 turbo tricilíndrico. Esta última, es la opción preferida precisamente por la FIA.

El principal problema es que marcas como Hyundai no cuentan con un motor de la corriente downsizing como si pueden contar otras marcas como Ford o el propio Grupo PSA. Otro de los frentes abiertos es precisamente el número de piezas de serie que se deberá utilizar en cada modelo, algo que ya se utilizó en el caso de los R5 con el objetivo de reducir tanto los costes de desarrollo como los de construcción de estas unidades. Todo ello, ha llevado a que Hyundai y Citroën Racing estén todavía a la espera de conocer el rumbo de las nuevas reglas para avanzar con los nuevos proyectos. En el caso de la firma de los dos chevrones, se espera que antes de ello lleguen los nuevos R5, el C3, a inicios de 2018, y un poco más tarde el heredero del 208 T16.

Vía | Rallye-Magazin