Los R2 son el próximo objetivo de las modificaciones reglamentarias de la FIA

 |  @fernischumi  | 

Dentro de una semana, con motivo del regreso del WRC a Europa en el Rally de Portugal, se dará inicio a una nueva temporada del JWRC. Mientras que la categoría WRC3 se encuentra dominada por un sexagenario que se está aprovechando de citas desiertas como la de Argentina o México, el Mundial Junior sí espera ver una intensa competencia en la que hombres como Ole Christian Veiby, Martin Koci o Simone Tempestini por ver quién será el ganador del programa con el Citroën DS3 R5 en el WRC2 de 2017.

Sin embargo, la FIA se ha percatado que el nivel de inscripciones ha caído mucho y que los jóvenes pilotos están más interesados en la competitiva DRIVE DMack o en la 208 Rally Cup francesa que en su campeonato. Citroën está ante su último año como suministrador de la Junior, en gran parte a que el interés comercial en publicitar el DS3 cada vez es más escaso y ya se prepara la llegada del nuevo C3.

Después del exitoso lanzamiento de la nueva clase R5 y la reestructuración de la categoría WRC2, este es el siguiente paso para reestablecer la base. Sobre la mesa hay varias opciones. Sin embargo, debemos abordar la modificación de los reglamentos técnicos desde el principio y tomarlo como principal objetivo como lo fue con nuestro problema con el R5/WRC2. Las reuniones con la Comisión están en pleno apogeo.

Obviamente hay que buscar un recambio para el Citroën DS3 R3T. Las discusiones de la FIA y los fabricantes van en torno a seguir utilizando un modelo R3 como coche del campeonato monomarca o bajar un escalón y buscar entre los R2. Obviamente los antiguos R2 atmosféricos tampoco parecen una solución (Opel Adam y Peugeot 208), en cambio sí convence la opción de utilizar los nuevos R2T, con motores tres cilindros turbo mucho más eficientes que los aspirados.

Mahonen, jefe del área de rallyes de la FIA ya ha confirmado que se espera que haya cambios en el reglamento R2 el próximo verano (después también se acometerán modificaciones entre los R3), algo que ya se palpaba desde hace unos meses debido a las quejas del resto de fabricantes acerca del nuevo Ford Fiesta R2T de M-Sport. Citroën, Hyundai, Skoda ya planean un nuevo coche de esta categoría (también se rumorea que Toyota podría seguir sus pasos), el primero de ellos se homologaría como muy tarde para la próxima primavera, una vez que todas las partes conozcan la nueva normativa después de los Consejos Mundial del Motor de la FIA del próximo verano u otoño.

Vía | Rallye-Magazin

Lee a continuación: El vuelo de las viseras desechables será prohibido a partir de Mónaco

  • Txesz

    Si para WRC2 se admite cualquier coche de categoría R5, para el JWRC se debría admitir también cualquier vehículo con la misma homologación, no convertirlo en una copa monomarca, porque para eso deberían estar las marcas, no la Federación.

    Y por otra lado, el fallo que cometieron con esta categoría y el acierto de M-Sport con la D-Mack Challenge es el mismo: el precio. Que vigilen bien esa parte.

  • Pingback: El Hyundai i20 R5 tiene nuevos colores para su debut()