CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

2 MIN

Michel Fabre: cómo ser Campeón del Mundo de Rallyes con 62 años

Iván Fernández | 17 Feb 2016
sainteloc-citroen-ds3-wrc3-2016
sainteloc-citroen-ds3-wrc3-2016

Si hacemos un repaso a los últimos ganadores de la categoría WRC3 nos encontramos con la curiosidad de que todo ellos, además de franceses y protegidos de Citroën en algún momento de sus carreras (Chardonnet, Lefebvre y Gilbert), también tienen en común no superar los 27 años de edad. Sin embargo, tienen un nuevo compatriota que pretende sucederles como campeón de esta categoría cuya creación data de 2012. Un galo que quiere ser Campeón del Mundo de Rallyes con 62 años.

Es el caso de Michel Fabre, empresario con una gran pasión por los rallyes. Su debut mundialista fue hace 30 años, en aquel Rallye de Tour de Corse de 1986 que marcaría el principio del fin de los Grupo B. En aquella ocasión salió con un Reanult 5 GT Turbo, con 32 años y la ilusión de hacer un gran papel. No pudo terminar aquel rally, pero tres años después se quitaba la espinita y en el mismo Tour de Corse, el rally de las 10.000 curvas, conseguía ganar su categoría con un Peugeot 205 GTI.

Ahora, en 2016 su intención es la de convertirse en el Campeón del Mundo de Rallyes de mayor edad gracias a su experiencia y regularidad frente a jóvenes a los que les suele poder la agresividad y las ganas de despuntar sobre el resto. No termina ahí, acompañado por su joven copiloto, Maxime Vilmot y al volante de un Citroën DS3 R3T Max de Saintéloc, su asalto al WRC3 se basará en una estrategia clara: desplazarse a las pruebas en las que menos inscritos haya.

Además de Monte-Carlo y Suecia, Fabre pretende estar en México (donde sólo hay una lista con 30 inscritos), Argentina, China, Córcega, Catalunya y Australia. Disputar las cuatro pruebas no europeas le puede reportar un buen número de puntos clave en su lucha por conseguir ser campeón. Por ahora, sus posibilidades han aumentado al conseguir la victoria en Suecia, donde no estaban ni Berfa, ni Veiby, el cual salía en un Skoda Fabia R5. Por ahora el plan se está dando a la perfección, es líder tras dos rallyes, pero queda mucho camino por delante. Aun así, de conseguirlo puede presumir de haber ganado a pilotos de 40 años menos que en el futuro estarán peleando con los Ogier y Latvala.