CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Equipos critican la actitud de la prensa y se identifican con la estrategia de Ferrari

Humberto Gutiérrez | 15 Abr 2017
Rueda-de_prensa_f1_B_17
Rueda-de_prensa_f1_B_17

A raíz de la "Ley del Hielo" aplicada por Ferrari a la prensa del motor, varios representantes de equipos, con Christian Horner a la cabeza, se han pronunciado al respecto. Sostiene el jefe de Red Bull que es un deber del piloto atender a los medios, pero en un determinado momento porque también debe trabajar y muchas veces los periodistas interrumpen las labores del equipo, justamente cuando se debería tener consciencia de la escasez de tiempo en un fin de semana de Gran Premio. Destacó Horner que lo más cumbre de la situación ocurre en las ruedas de prensa, cuando se ignora la presencia de muchos pilotos, pero una vez culminado el evento, la prensa se desplaza hasta los boxes para indagar en sus opiniones.

Horner defiende la estrategia mediática de Ferrari y propone crear nuevos canales de información. Indicó que todo el personal importante de las escuderías está obligado a asistir a los eventos protocolares de la FIA, pero además a diversos actos organizados por patrocinadores y medios afines. Las entrevistas personales a los pilotos de nivel quitan tiempo al trabajo del equipo y además resulta desagradable observar tantas cámaras de televisión y fotógrafos en momentos críticos, como las reuniones entre pilotos, ingenieros y técnicos para evaluar el rendimiento del conjunto una vez finalizadas las sesiones de pruebas. Los periodistas quieren ser los primeros en conocer las opiniones y eso es inaceptable para los departamentos técnicos.

Añadió que la Fórmula 1 está organizada para conceder espacio a los medios, pero los periodistas deben entender que el principal deber de un piloto es correr y estar junto a su equipo, el contacto con sus seguidores puede ocurrir en otros momentos. Destacó que resultan bochornosas y desagradables esas ruedas de prensa donde algunos pilotos están sentados sin hacer mayor cosa que operar sus teléfonos celulares, aislados de lo que sucede a su alrededor.

El principal deber de un piloto es correr y no atender a la prensa. Entiendo que la Fórmula 1 es también un negocio de los medios, pero me enojan ciertas situaciones, como la visión de un piloto sentado frente a los periodistas mirando su teléfono celular, como si la rueda de prensa no fuera con él. Acá los medios también tienen mucha culpa en propiciar este tipo de reacciones.

Por su parte Zak Brown, jefe de McLaren, indicó que la prensa tiende a irrespetar el tiempo disponible de los pilotos, eso es comprensible porque están cumpliendo con su deber, pero tienen que ser más creativos, hallar nuevas maneras para comunicarse porque interrumpir el trabajo de otros no es beneficioso para nadie. También ocurre que algunos pilotos pierden la paciencia ante la insistencia de los periodistas de tratar ciertos temas desgastados.

Los pilotos tienen varias citas con los medios toda la temporada, pero también con los patrocinadores, ingenieros y fanáticos. Entre todos, la prensa es la que quiere el mayor tiempo posible, incluso van a todos lados persiguiendo a los pilotos, y así no debe funcionar.

Claire Williams, jefe del equipo Williams, manifestó al respecto que las nuevas estrategias de Liberty Media deberían ser más modernas, implementar cambios para que estas situaciones no se tornen tan ásperas. Ferrari está aplicando un muro ante los medios, para así evitar cualquier influencia externa, sobre todo de la prensa sensacionalista que suele ser muy negativa ante cualquier escenario. Acá la responsabilidad de condicionar la información al público es compartida porque cada quien desea hacer su trabajo.

Vía | Speedweek