ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Fernando Alonso y una carrera en Las Vegas entre la defensa y el ataque

No había más en las alforjas. Pedro Martínez de la Rosa ya había dejado entrever en sus apariciones en la señal de televisión que era complicado que estuvieran en la lucha por las posiciones cabeceras a pesar de que hace dos semanas en Brasil el AMR23 volvió a dar signos de resurgimiento. Hoy no pudo pasar de la décima plaza en Q3, aunque tendrá la medida de gracia de que partirá noveno al Gran Premio de Las Vegas por la sanción a Sainz.

Más preocupante era ver a Lance Stroll de nuevo formar parte del segundo pelotón, sin acceso a Q3 y con una penalización pendiente sobre él de cinco plazas. Cuando el canadiense tiene muchas dificultades para sacar el tiempo, el Aston Martin muestra sus debilidades, por mucho que el propio Fernando Alonso se empeñe en ocultarlas.

El asturiano lo intentó, pero una vez que la clasificación en Q3 se fue al segundo intento, ahí poco tenía que decir el monoplaza de color British Racing Green. La reflexión final del bicampeonato ante los micrófonos de DAZN precisamente apuntaba a que, si todos los pilotos tienen varias oportunidades, entonces es más complicado para Aston Martin dar la sorpresa, algo que explicaría perfectamente en qué puntos fuertes se basaron en un Gran Premio de Sao Paulo que se realizó con formato al sprint y en el que Aston Martin fue competitiva ya desde los libres.

Más allá de ciertas dificultades a la hora de hacer un gran segundo intento en Q3 desde su retorno a la F1, el asturiano sigue manifestando que, a mayor número de pruebas, menor número de sorpresas en este tipo de ‘qualy’. Si cada piloto tiene cinco intentos, pues los coches vuelven a la realidad y a una vuelta, sería más complicado – Fernando Alonso

Si es cierto que ha encontrado un mínimo beneficio al hecho de ser una clasificación tan movida, e incluso, si mira hacia delante se encuentra a nombres que en condiciones normales debería estar en su mano pasarlos, entre ellos los dos Williams, el Alfa Romeo de Valtteri Bottas y el HAAS de Kevin Magnussen, lo realmente difícil se sitúa justo detrás, con un tren conformado por Leiws Hamilton, Checo Pérez y Carlos Sainz, al que se podrían sumar también los dos McLaren: “Estoy satisfecho, he optimizado todo lo que he podido y no había mucho más. Hamilton, Checo, Carlos, Norris, Piastri… Tengo malos clientes detrás. Ferrari están en otra liga en este circuito, así que veremos si puedo mantener a Pérez y a Lewis”.

Foto de Iván Fernández

Iván Fernández

Cargando...