CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

5 MIN

La FIA pone solución a las polémicas de los rallyes en 2021. Más peso para los Rally1

Iván Fernández | 16 Dic 2021
wrc-decisiones-fia-2021-1
wrc-decisiones-fia-2021-1

Con los equipos del Mundial de Rallyes apurando el mes que queda de aquí al Rallye de Monte-Carlo, el Consejo Mundial del Motor ha terminado por definir las reglas deportivas para la próxima temporada 2022, la que a su vez será la del estreno de los nuevos Rally1. Con la confirmación de que Hyundai, Toyota y M-Sport Ford estarán presentes, el máximo estamento regulador del automovilismo internacional ha querido aprovechar para aclarar las normas en materia de contención de costes, seguridad y los últimos retoques técnicos que se realizarán en las principales categorías de la pirámide implementada por la Federación.

De esta forma, se confirma que cada fabricante podrá emplear únicamente dos motores térmico a lo largo del año (13 fechas), en lugar de los tres que estaban permitidos con los World Rally Cars hasta ahora vigentes. En cuanto a las unidades híbridas, cada equipo oficial dispondrá de nueve para sus coches inscritos para retener puntos en el Campeonato de Fabricantes, mientras que el resto de vehículos, contarán con una unidad híbrida y una de repuesto en cada prueba en la que compitan. Todo ello está redactado para cumplir con la estrategia de ahorro de costes planteada por la Comisión de Rallyes de la FIA.

Como complemento, apuntar que los Rally1 también han confirmado que aumentarán en 10 kilogramos su peso mínimo, por lo que si le sumamos los 84 kg del peso extra del sistema hibrido (100 kg si contamos los líquidos), estaremos ya cerca de esa tonelada y media si tenemos en cuenta que con piloto y copiloto se habla de que los World Rally Cars salientes tenían un peso de 1.350 kg. También los Rally3 (por el momento sólo el Ford Fiesta Rally3) han confirmado su principal novedad técnica: se amplía el diámetro de la brida del turbo de los 30 mm a los 31 mm para así ayudar a marcar diferencias frente a los Rally4.

Más medidas obligatorias para los pilotos:

Después de lo visto en 2021, cuando Sébastien Ogier fue multado hasta en dos ocasiones por llevar el cierre de su casco abierto, la FIA no quiere que se repitan estas imágenes en el futuro, por lo que ha anunciado que se modificará el reglamento deportivo del campeonato, en concreto su artículo 53.1. En este caso se espera que se apliquen penalizaciones (entendemos que deportivas) mucho más duras a los competidores para así incentivarles a que se detengan y vuelvan a abrocharse el casco en caso de que se percaten de que lo llevan sin abrochar. Quedará por ver cómo pueden demostrar los comisarios que el piloto o el copiloto es consciente de la situación.

Además, los Rally1 deberán llevar en el habitáculo guantes HV clase 0 (conocidos como guantes dieléctricos aislantes) para el conductor y el copiloto, garantizando una mayor protección para los participantes a la hora de trabajar en el coche (recordemos que se trata de un híbrido enchufable), así como la confirmación de que, durante el procedimiento de repostaje, los competidores deberán encontrarse fuera del coche.

La FIA acaba con la fórmula Lindholm:

Recordemos que Lindholm, en el pasado Rally de Catalunya, se inscribió como copiloto en la categoría de WRC3 (ya había realizado el máximo de pruebas y no podía competir en más), aunque finalmente sería el piloto finlandés el que disputó la prueba íntegramente al volante del Skoda Fabia Rally2 Evo, aunque sería Reeta Hämäläinen, su navegante, la que aparecería finalmente como ganadora de la prueba.

Esta opción, que también intentó Stéphane Lefebvre en Monza (saltándose la prohibición de competir en dicha clase para pilotos que habían participado en los últimos años dentro de un equipo oficial) queda ya completamente anulada después de aplicar un nuevo apartado: “la persona nominada como piloto en el formulario de inscripción ahora debe conducir en las etapas especiales, excepto en caso de fuerza mayor, para sumar puntos”.

El Campeonato de Europa también tendrá Power Stages:

La llegada del promotor del WRC al mano del europeo de Rallyes ha permitido que los lazos entre ambos campeonatos no se hayan estrechado únicamente en cuanto a la pirámide de categorías o en la posible rotación de pruebas entre los dos calendarios. A partir de 2022, el Campeonato de Europa elimina el reparto de puntos por cada etapa y se introducirá la fórmula Power Stage con la que se premiará a los cinco pilotos más rápidos en la última especial. Recordemos que WRC Plus se encargará de retransmitir también las series continentales en directo.

El otro punto polémico que ha solventado la FIA es lo que vimos ya en Polonia con Nikolay Gryazin y el orden de salida, un área gris que posteriormente también aprovecharon otros pilotos a lo largo del año. En esa ocasión, el piloto ruso realizó una mala pasada por el Tramo de Clasificación para así partir muy atrás a la primera etapa y así encontrarse las pistas de tierra en mejores condiciones de agarre. Por el momento no se han comunicado cuáles son las modificaciones, pero sí que se detalla que será “con el fin de contrarrestar las tácticas y al mismo tiempo permitir que el Promotor establezca un programa de televisión atractivo y compacto”.

En la reglamentación deportiva, varios ajustes, como la opción de que los organizadores puedan establecer una zona de calentamiento de neumáticos entre el control horario y el inicio de la etapa para así evitar que los participantes hagan lo propio en vías públicas, así como la obligatoriedad de que todos los competidores prioritarios en ERC1, ERC3 y ERC4 deban ser suministrados por una empresa de neumáticos nominada por la FIA.