FIA y M-Sport refuerzan la escalera para que los pilotos del JWRC lleguen al volante de un WRC

 |  @fernischumi  | 

Después de no haber novedades en cuanto al calendario, cuya aprobación se ha aplazado a finales del mes de junio (dejando incluso abierto la opción a que haya rotaciones entre pruebas), el Mundial de Rallyes presentaba su otra gran novedad después de realizar el esperado anuncio acerca de la próxima generación híbrida de World Rally Cars. El campeonato Junior continuará en su formato actual durante las próximas dos temporadas, aunque ahora la Federación se ha propuesto que siga la escalera deportiva hacia la categoría absoluta.

Esta decisión influye directamente al programa de los pilotos ganadores del JWRC, los cuales optan a ampliar su premio en el caso de que sean capaces también de añadir a sus vitrinas el campeonato del WRC2 compitiendo con el Ford Fiesta R5 que seguirá siendo el premio para los pilotos vencedores entre los Junior. En caso de cumplir con los dos requisitos, el campeón disfrutaría de forma gratuita de dos participaciones al volante de un Ford Fiesta WRC con M-Sport y el apoyo de Pirelli.

Por el momento, únicamente Pontus Tidemand ha conseguido vencer en la categoría formativa del Mundial de Rallyes y años después anotarse el título Mundial de WRC2 con el equipo oficial de Skoda. Anteriormente, Craig Breen se coronó en la WRC Academy y se coronaba en el SWRC en 2011, un año después de que Xevi Pons lo lograra. Por su parte, M-Sport y Pirelli han comenzado programas nacionales en Finlandia, Reino Unido, Estonia e Italia para tratar de sacar jóvenes talentos que lleguen al JWRC.

Lee a continuación: La Fórmula 1 retrasa hasta octubre la publicación de su reglamento 2021