Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Otros rallyes
Logo Icon

3 MIN

El futuro eléctrico del World RX ya rueda en el Circuito de Calafat

Mientras que esperamos a que se concrete el anuncio de Citroën y su posible entrada en el Projekt E, el rallycross sigue mirando al que puede ser su futuro más inmediatamente eléctrico. Uno de los principales pilares llegará a través de la formación de los jóvenes en la conducción de estos coches alimentados por baterías. La FIA confirmaba hace unos meses que la categoría base del Mundial de RallyCross pasará a ser eléctrica, por lo que el RX Lite o el RX2 dejará de emplear motores 2.0 atmosféricos para ser vehículos 100% alimentados a base de electrones.

El bautizado como FIA eRX2 pasará de esta forma a emplear una nueva versión de prototipos de tracción total que han sido encargados a QEV Technologies, los cuales desarrollarán los trenes motrices, mientras que Oslbergs MSE se encargará del mantenimiento de los coches. La empresa española, la cual ya está involucrada en la Fórmula E, además de impartir educación de postgrado y colaborar con fabricantes de automóviles, ha comenzado ya a presentarnos cómo avanza el desarrollo de un vehículo que debería debutar ya en 2021.

Tal y como ya sabíamos, el coche empleará un chasis estándar para todos los coches, y tendrá una potencia de unos 335 CV, alimentado los dos motores en este caso por una batería de 32 kWh que como ya hemos visto por ejemplo en el Volkswagen I.D R Pikes Peak, se montará al lado del piloto para así centrar lo máximo posible el centro de gravedad y conseguir la distribución óptima de peso de 50/50. En cuanto a la imagen exterior, siguen empleando la silueta de tres piezas que ya empleaba el RX Lites durante los últimos años, pero es de esperar que haya novedades con el objetivo de marcar aún más esa diferencia entre eras.

No solo el grado de par máximo disponible hará que el automóvil sea considerablemente más rápido que el modelo RX2 actual, sino que también será más difícil de pilotar, especialmente en el límite, lo que será un factor clave para ayudar a preparar a los competidores para el siguiente paso. hasta el nivel Supercar.

En cuanto al tiempo máximo de autonomía, se habla de que estaríamos en torno a los 25 minutos, más que suficiente para cubrir una carrera actual en el Mundial de RallyCross a seis vueltas, mientras que la recarga podría llevar en torno a 20 minutos.

Uno de los aspectos que más me gustan del eRX2 es todas las áreas adicionales en las que el conductor puede marcar una diferencia real, desde la distribución del par hasta el uso del freno, que simplemente no es posible con un vehículo con motor de combustión interna. Poder equilibrar manualmente el automóvil y su rendimiento a mitad de carrera, mientras viaja de lado a lado a velocidades de hasta 150 km/h, realmente mostrará el conjunto de habilidades y la comprensión técnica del conductor - Joan Orús, Jefe de Operaciones en QEV Technologies

7
FOTOS
VER TODASVER TODAS