CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

General Motors establece un plazo para decidir su futuro en la IMSA

Humberto Gutiérrez | 16 Abr 2021
corvette_gtlm_imsa_sebring_2021_21
corvette_gtlm_imsa_sebring_2021_21

Mark Stielow, director del área de competición de General Motors, informó que dentro de un plazo máximo de 45 días informará acerca de los planes del fabricante en cuanto a los programas LMDh y GTD Pro del Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar. Tal plazo se establece pensando en que de ser aprobados ambos proyectos deberán materializarse para el año 2023, aunque ya tengan ciertas bases con el Cadillac DPi y el Corvette C8.R. Ciertamente, se ha descartado la construcción de una versión GT3 del coche icono de Chevrolet, así que todo apuntaría a modificar la actual versión para que sea elegible en la clase que reemplazará a la GTLM.

Stielow manifestó que ambas propuestas, tanto la LMDh como la GTD Pro, representan desafíos para General Motors porque requieren de mucha planificación y trabajo. En la primera hay varios fabricantes involucrados de la talla de Audi, Porsche y Acura, con Lexus y BMW meditando su ingreso, así que los rivales son de temer y por tal razón no desean improvisar. Si bien el Cadillac DPi ha sido un éxito, no se debe pensar que es suficiente para confrontar en otro terreno a los adversarios ya mencionados. La decisión de involucrarse en los LMDh debe hacerse lo más pronto posible porque mientras en General Motors analizan, los demás fabricantes están avanzando en el diseño y construcción de sus respectivos prototipos.

En cuanto al futuro inmediato del Corvette se debe decir que el venidero 12 de junio ambos C8.R estarán en el circuito de Belle Isle de Detroit participando en la quinta fecha del calendario como únicos representantes de la clase GTLM, así que prácticamente saldrán a la pista a realizar una exhibición. En tal sentido, Stielow explicó que lo más probable es que General Motors organice un evento particular, Detroit es la sede del fabricante, para realizar un desfile o una serie de demostraciones donde estén involucrados El Corvette, el Cadillac DPi y los monoplazas de la IndyCar propulsados por Chevrolet.

En palabras de Mark Stielow:

Los mayores desafíos en los que estamos trabajando en este momento son las carreras de coches deportivos. La clase GTLM convergerá en GT Daytona Pro, por lo tanto hemos estado trabajando mucho en un paquete de conversión para eso. El LMDh es muy interesante para nosotros y habrá muchos fabricantes allí, por lo que hemos estado analizando eso en profundidad, habrá muchas emociones en los deportes de motor en los próximos años.

Vía | Sportscar365