Hyundai despeja los rumores que apuntaban a un acuerdo cerrado con Sébastien Loeb

 |  @fernischumi  | 

Hyundai ha querido acallar rápidamente los rumores que apuntaban a inicios de esta semana a la posibilidad de que Sébastien Loeb hubiera llegado a un acuerdo con la estructura hasta ahora dirigida por Michel Nandan para competir junto a ellos en pruebas sueltas durante la temporada 2019. Tanto L’Equipe como alguno de los principales medios alsacianos han apuntado a que los primeros contactos entre ambas partes se habían producido, dando un primer gran paso hacia lo que podría ser un hecho histórico, la disolución de una unión entre Sébastien Loeb y el Grupo PSA que ha perdurado durante prácticamente dos décadas.

Precisamente los medios galos recordaban una frase de Jean-Marc Galès, director de PSA, en 2011: “Loeb y Citroën son como París y la Torre Eiffel, inseparables”. Al menos hasta ahora, cuando un cúmulo de decisiones que poco han tenido que ver con el deporte y sí con las estrategias comerciales y con la economía han terminado por romper una relación que parecía indestructible y que ha reportado grandes éxitos a ambas partes. En todo este “río revuelto” surgieron los nombres de M-Sport y de Hyundai Motorsport, dos equipos con necesidades en los que un nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes podría adaptarse a la perfección.

Mientras que Malcolm Wilson declaraba a la prensa italiana que primero debía cerrar la opción de tener un tercer Ford Fiesta WRC en liza antes de sentarse con Sébastien Loeb a negociar, Hyundai ha ido emergiendo como una opción plausible, especialmente si tenemos en cuenta que la situación de Hayden Paddon parece lejos de resolverse, que Andreas Mikkelsen se encuentra más cuestionado que nunca y que Dani Sordo en teoría debería tener un contrato parcial con 10 rallyes.

Ha algunos les ha parecido encajar que Loeb disputara precisamente las citas en las que no estará previsiblemente el piloto cántabro, Suecia, Finlandia, Gales y Australia, aunque obviamente estas no parecen ser ni mucho menos las pruebas que elegiría Loeb después de ver su programa de 2018: México, Córcega y el Rally de Catalunya. Otra historia sería si las amenazas se cumplen y Andreas Mikkelsen empieza a entrar también en esa política de rotación de Hyundai, entonces las piezas sí que podrían encajar.

A punto de cumplir 45 años el próximo mes de febrero, Loeb parece atraído de nuevo por el WRC, aunque siempre dejando claro que sus intenciones no pasan por volver a tiempo completo. Sin que el Consejo Mundial del Motor haya realizado cambios en el orden de salida después de las peticiones de Ogier y Neuville, Loeb y Elena están en disposición de seguir optando a la victoria en cada una de las pruebas que disputen en 2019 tal y como demostraron en la cita española, sin embargo, sigue quedando la pregunta en el aire de con quién será.

Sin el dinero de Abu Dhabi, las puertas de Citroën Racing, o al menos las de un posible tercer coche, están cerradas a no ser que llegue una inyección económica de última hora. En Hyundai por ahora ya han empezado con los test de cara al Rallye de Monte-Carlo. El primer turno, el del martes fue para Thierry Neuville, seguido por Dani Sordo ayer y hoy Andreas Mikkelsen, algo que ha venido seguido a la confirmación por parte de Alain Penasse a Autosport de que esta será la formación que alinearán en la primera prueba del calendario 2019, aunque todavía están discutiendo quién reemplazará al español en Suecia. Con Loeb sí ha habido conversaciones, pero nada definitivo.

Hablamos con él como hablamos con todos. Eso es lógico en nuestra posición. Pero no entiendo de dónde viene todo el alboroto. Hubo una historia en los medios de comunicación acerca de que Loeb no fue recogido por Citroën. No sé por qué esto es así, y todos lo descubrieron. No sé lo que está haciendo Loeb. ¿Está haciendo rallycross? No tengo idea. Sabemos cuál será nuestro equipo en Monte, no habrá una sorpresa aquí.

En cuanto a la posibilidad de que Hayden Paddon siga en la estructura, Penasse no niega que Hayden sigue siendo el gran favorito a continuar, aunque también ha habido conversaciones con otros pilotos, entre ellos, Breen y Evans, dejándonos entrever que la formación con sede en Alzenau se ha preparado un Plan B en el caso de que las negociaciones con el neozelandés no lleguen a buen puerto.

Después del Rally de Australia está en la pole position para el asiento. Se habló de nosotros hablando con [Elfyn] Evans y [Craig] Breen, pero esto no ha ido más allá. Hayden hizo todo lo que le pedimos esta temporada, tuvo un muy buen año. Es difícil para Hayden mantenerse concentrado debido a todas estas cosas acerca de la posibilidad de perder su asiento. Entiendo que los medios tienen un trabajo que hacer, pero, honestamente, algunas personas están inventando algunas cosas e incluso comienzan a creer sus propias historias.

Vía | Autosport.com

Lee a continuación: El Mundial de Rallyes detalla su nueva categoría WRC2 Pro y confirma su calendario para 2019