Peugeot aclara las razones de su adiós al World RX y confirma que Sébastien Loeb seguirá con PSA

 |  @fernischumi  | 

Fue un completo shock para las series. Si bien es cierto que el apoyo de Audi Sport al equipo de Mattias Ekström había ido y venido durante las últimas temporadas, siendo la de 2018 la campaña en la el EKS RX ha gozado de carácter de proyecto de fábrica, ha sido el adiós de Peugeot Sport el que ha supuesto un mazazo para un campeonato cuya evolución había sido prácticamente exponencial desde su creación, atrayendo a marcas, pilotos de primer nivel, patrocinadores y circuitos de tal internacional para una disciplina que nunca había tenido tanta popularidad en su más de medio siglo de vida.

La firma del león lleva compitiendo desde 2014 en el máximo exponente del rallycross, primero en el Europeo y a partir de 2015 en el nuevo Campeonato del Mundo. Comenzó siendo un programa semioficial, con Hansen Motorsport encargándose prácticamente por completo del proyecto, una estructura creada en 1990 y liderada por el pluricampeón continental, Kenneth Hansen. Sería ya en 2018, con el programa en el Dakar ya cerrado, cuando Peugeot Sport tomaría las riendas de la formación, manteniendo a los Hansen integrados y responsabilizándose de los aspectos deportivos, mientras que la firma del león haría lo propio con la técnica.

Cinco temporadas, nueve victorias (dos de Loeb, cinco de Timmy Hansen y dos de Davy Jeanney) y teniendo la referencia de 2015 como el año más exitoso de la asociación, con el Team Peugeot-Hansen coronándose los primeros Campeones del Mundo de la historia del RallyCross. A pesar del esfuerzo en desarrollar el 208 WRX durante este 2018, se quedan únicamente con el honor de haber sido los únicos que han conseguido arrebatarle un triunfo a Johan Kristoffersson y el Volkswagen Polo R Supercar.

El paso del fabricante de Sochaux por las series no será a buen seguro uno de los que se recuerden con más cariño. Han sido años duros, de descubrir la categoría y en la que siempre han estado un paso por detrás de los distintos dominadores que ha tenido las series, primero Petter Solberg con su bicampeonato, después Mattias Ekström y en la actualidad PSRX y Volkswagen Suecia con su gran estrella, Kristofferson y sus deslumbrantes 10 victorias. Sin embargo, Jean-Philippe Imparato se ha apresurado a aclarar los motivos que han llevado a la firma francesa a tomar la decisión de abandonar el World RX, asegurando que la falta de resultados no es una de ellas.

He visto muchos emoticonos desde el jueves en mi cuenta de Twitter, por lo que quiero dar más claves para ayudar a entender nuestra decisión. Lo primero, este anuncio no tiene relación con nuestros resultados en la competición o con nuestros pilotos. Quiero felicitar a la familia Hansen y al equipo por el talento excepcional, el espíritu de lucha, determinación y por la amabilidad sueca que ellos han compartido con nosotros. En cuanto a Sébastien, es demasiado pronto para decirlo, pero él permanece como piloto de PSA Motorsport, por lo que pensaremos en un futuro con él.

Concretamente, Imparato ha confirmado que la decisión viene precedida del anuncio por parte de la Unión Europea de acelerar incluso más el salto hacia las nuevas tecnologías de propulsión menos contaminantes. SI bien Loeb parece que seguirá ligado con PSA Motorsport, seguramente realizando algunas pruebas del WRC con Citroën Racing, el futuro de los hermanos Hansen y especialmente de Cyril Raymond, la nueva estrella francesa del rallycross, parecen incluso más negro. Nadie puede decir que nos haya pillado totalmente por sorpresa. Los lectores de Diariomotor Competición sabrán que desde el mes de agosto ya se puso sobre la mesa que la continuidad de Peugeot Sport no estaba del todo asegurada.

La decisión de detener el proyecto del WRX parece ser muy radical, pero mi misión como director general es tomar decisiones en el momento adecuado para garantizar la sostenibilidad de la empresa y los empleados. Y el contexto real nos empujó a reaccionar rápidamente. El pasado 3 de octubre, durante el Salón del Automóvil de París, las instituciones europeas decidieron reforzar la regulación en Europa con una reducción del 40% en las emisiones de CO2 en 2030 sobre la base de los 95 gramos ya fijados para 2020. No tenemos otra opción que cumplir con los nuevos umbrales si no queremos desaparecer por inercia. La incertidumbre de un futuro campeonato E-WRX no es compatible con el calendario de nuestra ofensiva electrificada, ¡que está comenzando ahora! Es por eso por lo que nos estamos retirando del WRX.

¿Y ahora qué? El Mundial de RallyCross continúa con sus planes de llevar la propulsión eléctrica a sus carreras a partir de 2021, aunque en la actualidad ha pasado de tener a tres fabricantes interesados a solo uno que lo haya reconocido públicamente. Dos años de transición hasta una nueva era que no parece contar con la solidez necesaria. Dos temporadas en las que tendrán que volver a tener peso los privados, amenazados de nuevo por repetirse una situación similar a la del WEC…

Lee a continuación: Peugeot abandona el Mundial de RallyCross ante el retraso del salto a los eléctricos

  • Victor Hernandez

    ¿Y ahora qué con Peugeot? Abandonan el ERC (ya hace años de eso, pero inclusive), el Dakar, le dicen que no al WEC y ahora el Rallycross. Y si mal no recuerdo, el unico proyecto en el automovilismo del grupo PSA en este momento es Citroën en el WRC (A menos que Opel tenga algo).

    • Slim Charles

      Y tampoco habrá renovación para el Adam, así que adiós R2 de Opel. Es curioso (y triste) que un gigante de la industria tenga tan pocos programas de competición.

    • DS Automobiles en la Fórmula E es el otro proyecto del Grupo PSA en competición internacional y no descartemos que en un futuro próximo se opte por el nombre de Peugeot con el objetivo de promocionar su tecnología de propulsión eléctrica ahora que se cayó la opción del E-WRX.