Iván Ares cierra el año ganando en Madrid. Pepe López y Borja Rozada Supercampeones de España

 |  @fernischumi  | 

Quedaban tan solo tres especiales para completar el Rallye RACE Comunidad de Madrid, todas ellas sobre el asfalto del Circuito del Jarama y con la incertidumbre de conocer quién sería el ganador final de la última cita del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto y del Supercampeonato, Habría emoción a pesar de lo atípico de esta última etapa del Nacional, con una zona de tierra que se afrontaba en las vueltas pares y con la variable también de las secciones empapadas por los aspersores.

La jornada para Suzuki se complicaba aún más después de que ya tuvieran problemas con la unidad de Javier Pardo durante la jornada del viernes cuando se rompió el motor en la pasada por el Circuito del Jarama. Joan Vinyes también tendría a la pista madrileña como némesis después de sufrir una avería mecánica en una de sus vueltas y tener que rodar el resto a una velocidad reducida, algo que le llevaba a perder más de dos minutos y decir adiós por tanto a sus opciones de terminar entre los cinco primeros.

En la segunda pasada, la cual ya incorporaba el paso por la tierra (se alternaban una vuelta por cada una de las zonas), Surhayén Pernía sufría en prácticamente todos sus pasos, llegando a calar su Hyundai i20 R5 y cediendo unos segundos preciosos que permitían a Pepe López escalar a la segunda plaza tras una Iván Ares que quería conseguir esta victoria por encima de todo. Sin vencer desde el Rallye do Cocido, el de Cambre quería despedir la temporada con su tercer triunfo antes de afrontar unos meses clave en la posibilidad de competir el año que viene en el Campeonato de Europa.

Prácticamente ninguno de los pilotos de cabeza se encontraba demasiado cómodo con esa sección sobre tierra húmeda, con Pepe López incluso reconociendo que habría que contemplar esta opción (se espera que se mantenga este formato en 2020, con una configuración sábado/domingo) de otra forma ya que con reglajes de asfalto tan extremos y preparados para circuitos era prácticamente imposible frenar y girar los coches, convirtiéndose en pasajeros de sus propias monturas. El propio Pepe o Iván Ares con su experiencia en kartcross, así como Joan Vinyes con las G Series, supieron gestionarlo quizás con más soltura, aunque prácticamente nadie estuvo exento de sustos.

La última pasada, ya en el sentido habitual de la marcha y con el asfalto seco, los pilotos se encontraban con la dificultad de que se regaba la zona de las enlazadas y de que además las frenadas se encontraban muy sucias al ser la sección en la que se traccionaba en la anterior pasada. La atención se centraba en este caso en ver si Pepe López le conseguiría levantar el triunfo a Iván Ares y cerrar por todo lo alto la temporada, mientras que Surhayén Pernía veía cómo se le escapaba el subcampeonato del CERA al irse a 20 segundos de desventaja después de las dos caladas en el TC7 y la penalización de cinco segundos por tocar un cono.

Los fantasmas para Iván Ares volvían a aparecer cuando pensaba que en una de las vueltas había pinchado, pero afortunadamente para el piloto de Hyundai conseguía cerrar su actuación conservando la primera posición y viendo cómo Surhayén Pernía primero calaba de nuevo el coche en la sección de tierra y después pinchaba la rueda trasera derecha en su i20 R5, dejando en bandeja el subcampeonato a su compañero de marca. Por si fuera poco, Xevi Pons superaba al piloto cántabro en la lucha por la tercera plaza, mientras que Pepe López y Borja Rozada se quedaban con la segunda, a 5,1 de Ares y David Vázquez.

Solo necesitaban la décima plaza y consiguieron la segunda, Pepe López y Borja Rozada terminaban con una sonrisa en un año “que se les complicó” al optar también al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto a pesar de que el objetivo inicial fue el de luchar por el S-CER. Iván Ares sumaba su tercer triunfo del año y el subcampeonato, mientras que Cristian García sería quinto después de un rallye de menos a más con el Volkswagen Polo GTI R5 de Teo Martín en el que terminaba en tiempos muy competitivos y pensando ya en cerrar su participación en 2020 con la misma montura.

Los circuiteros Chema Reyes y Álvaro Lobera serían sexto y séptimo respectivamente, justo por delante de Fernando Compairé y Helena Carrasco, que eran los mejores N5 clasificados (absolutos y RMC) por delante de Joan Vinyes y de Jorge Cagiao. Destacaban los abandonos de Alberto Sansegundo, Fran Cima, Endika Beloki y de Marcos Canedo, revelando que había sido una prueba muy dura para los vehículos de esta categoría. Efrén Llarena y Sara Fernández se ponían 11º en la clasificación final, aunque sería Pedro Antunes obviamente el mejor dos ruedas motrices al no estar todavía el 208 Rally 4 homologado.

Clasificación final de Rallye RACE Comunidad de Madrid 2019:

Pos Piloto Copiloto Coche Total Dif. 1º
1 Iván Ares David Vázquez Hyundai I20 R5 1:12:24.6
2 Pepe López Borja Rozada Citroën C3 R5 1:12:29.7 +5.1
3 Xavier Pons Rodrigo Sanjuán Skoda Fabia R5 1:12:59.0 +34.4
4 Surhayén Pernía Alba Sánchez Hyundai I20 R5 1:13:12.4 +47.8
5 Cristian García Mario González Volkswagen Polo GTI R5 1:13:24.8 +1:00.2
6 José María Reyes Diego Sanjuán Ford Fiesta R5 1:14:01.7 +1:37.1
7 Álvaro Lobera Borja Odriozola Hyundai I20 R5 1:14:55.2 +2:30.6
8 Fernando Compairé Helena Carrasco Ford Fiesta N5 1:16:14.9 +3:50.3
9 Joan Vinyes Jordi Mercader Suzuki Swift Sport R+ 1:16:29.3 +4:04.7
10 Jorge Cagiao Amelia María Blanco Nissan Micra N5 1:16:56.6 +4:32.0

Lee a continuación: Iván Ares manda en Madrid tras la primera jornada. Pepe López a asegurar el Supercampeonato