ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

7 MIN

JOTA se lleva la victoria en unas 6 Horas de Spa que parecían interminables

Cuando los más de 80.000 aficionados que abarrotaban las gradas del Circuito de Spa-Francorchamps vieron aparecer la bandera roja con más de dos horas para el final, pocos podrían haber asegurado que la carrera podría haber terminado bajo ese régimen replicando prácticamente lo vivido en la Fórmula 1 con aquel Gran Premio de 2021 aguado por las fuertes lluvias. El WEC tiró de paciencia, espero a que las protecciones afectadas por espantoso accidente del Cadillac estuvieran reparadas y finalmente tomó la decisión de ampliar por total sorpresa la duración de la carrera.

De nuevo Ferrari se quedó patidifusa y pasó de hablar de lo que era una victoria por una carrera de 6 Horas que se había acortado a tener una vez más que ceder el triunfo en este 2024 que por el momento parece maldito para ellos. Especialmente porque después de haber conseguido la Pole Position el 499P LMH del dorsal #50, se les despojó de la misma después de comprobar que no daban el peso mínimo por un solo kilogramo.

Vista dinámica de la carrera WEC en Spa-Francorchamps, con múltiples competidores luchando por la posición.

La noticia caía como un jarro de agua fría a los de Maranello que ya en Imola vieron como no pudieron traducir su triplete en clasificación en una victoria frente a los tifosis italianos. El equipo no podía hacer otra cosa que admitir el error y asumir que iban a salir con uno de sus coches al final de todo el pelotón mientras explicaban que tras una colisión con otro competidor en la FP3 tuvieron que cambiar la parte trasera del prototipo italiano, lo que genero esa discrepancia de peso ya que la nueva pieza instalada era más ligera. Doloroso, si tenemos en cuenta que Spa hace desde años de previa para Le Mans y que aquí los Ferrari estaban siendo tremendamente veloces una vez más.

Con todo ello, Porsche y Penske se quedaron con la Pole después del tiempo de 2:03.107 realizado por Matt Campbell, lo que se convertía en la pole número 100 para Penske Motorsport en las carreras de resistencia. Sin el quebradero de cabeza de la meteorología esta vez, las 6 Horas de Spa nos volvieron a ofrecer un gran espectáculo, con lucha en prácticamente todos los rincones del circuito y con Ferrari emprendiendo una cabalgada hacia las primeras posiciones prácticamente sin un minuto de respiro y con los pilotos teniendo problemas también para meter en temperatura sus neumáticos traseros tal y como se vio en los numerosos trompos que se dieron en la salida de la chicane de entrada a la meta.

Mucho tráfico, muchos nervios y muchos contactos a veces difíciles de explicar, la mayoría de ellos propiciados por las prisas por no perder el tren de cabeza o la estela del prototipo que te precedía. De esta forma, los BMW M4 LMGT3 que hicieron suyo el Circuito de Imola hace unas semanas, aquí quedaron completamente fuera de juego tras dos accidentes en los que se vieron implicados. La cara de Valentino Rossi desde el box lo decía todo, así como los ojos de Sean Gelael que por la visera del casco todavía trataban de comprender cómo Bamber, al volante del Cadillac V-Series.R LMDh había tratado de hacer un adelantamiento ‘temerario’ en la recta de Kemmel sin valorar bien las distancias entre el Audi y uno de los Porsche privados, el de Proton Competition pilotado por Neel Jani.

Precisamente este fue el accidente que hizo detener a la carrera. Casi dos horas sin conocer actualizaciones de si se iba a poder correr de nuevo. Los pilotos prácticamente tenían ya aceptado que la carrera no se volvería a reanudar, de ahí que las palabras de Miguel Molina hablaran prácticamente de victoria del equipo. Cuando quedaban poco menos de veinte minutos para llegar a la hora a la que estaba programada la bandera a cuadros, los responsables del WEC daban la buena nueva a todos los fieles aficionados que seguían en las gradas: la carrera se reanudaría a las 19:10h y se disputarían una hora y 47 minutos.

Vista dinámica de Ferrari en competencia, 6 Horas de Spa-Francorchamps.

Un tiempo que fue en este caso suficiente como para ver que los temores de que los Ferrari no tenían combustible y tenían que parar inmediatamente eran ciertos y que en este caso los Porsche 963 LMDh siguen brillando en este 2024, después de su victoria en Qatar y la gran remontada en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari. Da igual si son los oficiales o los privados. Da igual si es con tres pilotos o con dos.

En este caso Jota cerró el círculo. Un año después de su debut con el Porsche, Will Stevens y Callum Ilott conseguían el triunfo sin la presencia de Norman Nato, uno de los perjudicados por esa coincidencia entre el ePrix de Berlin y la cita en la pista de las Ardenas.

Tras ellos terminaron el primero de los Porsche oficiales, a 12 segundos, el #6 pilotado por Laurens Vanthoor, Andre Lotterer y Kevin Estre. Tras los dos prototipos germanos, los dos Ferrari oficiales, con el coche #50 completando la remontada y situando a Antonio Fuoco, Miguel Molina y Nicklas Nielsen en el tercer cajón del podio, seguido por el #51 y el Toyota GR010 Hybrid LMH #7 que terminó incluso fuera del Top5 y que sigue sabiendo a poco para una marca que hace no mucho estaba peleando por sumar todos los triunfos posibles.

El Hypercar nipón sigue sufriendo frente a los LMH que llegaron posteriormente a competición y una buena muestra de ello fue ver cómo Kobayashi no pudo parar en ningún momento el ataque de los italiano Fuoco y Pier Guidi para terminar por delante de ellos después de la parada en boxes. Kobayashi sería superado por el Porsche de Proton, e incluso perdió la sexta posición al ser considerado culpable del contacto que tuvo con el Lamborghini de las Iron Dames (autor de la pole en LMGT3) en La Source. Finalmente, séptimos por detrás el otro Toyota oficial.

Porsche 911 RSR triunfante en las 6 Horas de Spa-Francorchamps, WEC.

Completaron las 10 primeras posiciones el tercer Ferrari, el ‘privado’ de AF Corse que fue protagonista de la carrera en más de una de las fases después de la bandera roja, mientras que Alpine terminó en el noveno puesto con un espectacular Milesi y el primer Peugeot, también con sólo dos ocupantes, Jensen y Müller, terminó décimo por delante del primero de los BMW y el segundo de los Alpine. Completó el Top15 y último entre los Hypercars, el Isotta Fraschini tras el segundo BMW y el segundo Peugeot. Retirados el Cadillac de Bamber y Lynn, el Lamborghini el Porsche #5 tras una salida y el segundo de los JOTA, protagonista en el accidente que dejó fuera al BMW M4 LMGT3 de Valentino Rossi.

Entre los LMGT3, con los BMW del equipo WRT fuera de la ecuación, Porsche también fue protagonista al conseguir también el doblete con los dos Porsche de Manthey Racing por delante del Lamborghini de Iron Lynx, el cual también tuvo que hacer una última parada para hacer un Splash and Dash que los dejó sin victoria. Richard Lietz, Morris Schuring y Yasser Shahin hicieron una gran gestión de combustible tras la bandera roja y se llevaron el éxito final.

Cargando...