CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

La Fórmula 1 se aprieta los bolsillos para equilibrar las fuerzas de los equipos

Iván Fernández | 17 Jul 2019
formula-1-presupuestos-fia-2021-3
formula-1-presupuestos-fia-2021-3

Sí, a falta de poco más de dos meses para tener sobre la mesa los reglamentos definitivos para la temporada 2021, Liberty Media y la FIA han dado un paso hacia delante para presentar la que es su visión de futuro para la Fórmula 1. Puede que haya cambios de aquí a octubre, sin embargo, las normas básicas ya parecen establecidas, así como la visión, tanto en lo técnico y deportivo como en los institucional de cara un campeonato que no debería únicamente favorecer más los adelantamientos, sino que también debería ayudar a cerrar esa gran brecha.

AMuS hacía referencia a una estadística que apuntaba a que el último ganador distinto a Red Bull Racing, Scuderia Ferrari y Mercedes-AMG F1 se remonta a la temporada 2015, mientras que, en los últimos tres años y medio, o 72 Grandes Premios disputados desde 2016, solo cuatro carreras han terminado con un podio en el que apareciera un piloto ajeno a estas tres escuderías (Lance Stroll - Bakú 2017, Checo Pérez - Mónaco y Bakú 2016, Valtteri Bottas - Canadá 2016). Son datos que reflejan el gran salto que hay entre los equipos de cabeza y la ya famosa zona media. No solo Mercedes está ejerciendo un dominio apabullante, sino que durante los últimos años tampoco ha habido opción para que los equipos de la parte media pudieran dar un paso adelante y los que había, como Force India o Williams gracias al rendimiento de los propulsores alemanes, se han ido yendo hacia atrás con el paso de las carreras.

Aunque Liberty Media intentó que el techo presupuestario entrara ya como prueba en 2020, finalmente deberán esperar hasta 2021 para implementar sus ideas, algo que sin duda dará cierta ventaja a los equipos más potentes ya que podrán seguir desarrollando los futuros monoplazas con unas arcas prácticamente ilimitadas. Esta situación, sumada a las mejores instalaciones y recursos con los que cuentan estos equipos más poderosos llevará a que la limitación de los presupuestos no tenga un efecto inmediato, sufriendo un ‘lag’ de funcionamiento que podría llevar establecerse en unos dos años según Ross Brawn.

Idealmente, habríamos introducido el límite presupuestario un año antes, pero eso no funcionó. No podemos esperar un orden completamente diferente en 2021 en este momento. Pero creo que después de dos años, todo se igualará y tendremos una situación en la que un mejor conductor o estrategia pueden compensar la desventaja de un automóvil peor – Ross Brawn en AMuS

¿En qué áreas pretenden trabajar FIA y Liberty Media para establecer un presupuesto límite? Se establecerá un tope de 175 millones de dólares por temporada, haciendo un reparto económico más beneficioso que el actual para los equipos más pequeños, algo que incluso podría llevar a que los grandes puedan perder algunos privilegios que hasta ahora tenían. Quizás los otros puntos que más trastocan la forma de trabajar para las escuderías es precisamente la reducción del trabajo en el túnel del viento y papel del CFD, así como el que se establezca el régimen de parque cerrado desde el viernes hasta el domingo, sin opción de introducir piezas de una configuración distinta durante el sábado. El trabajo de los equipos durante el Gran Premio también se quiere reducir en al menos un día, algo en lo que entraría el nuevo formato que mencionábamos hace unos días.

No sólo serán cambios en la forma de trabajar. Se pretende estandarizar muchas partes y elementos, teniendo en cuenta en este caso que sean piezas que no tenga un impacto directo en las diferencias de rendimiento (bombas de gasolina, llantas, frenos, tuercas de rueda, Volante, columna de dirección, halo, eje de transmisión, acelerador, pedal de freno, mecanismo de DRS…), mientras que los coches tendrán áreas de desarrollo aerodinámico mucho más limitadas debido a la nueva configuración. No habrá mantas para calentar los neumáticos, ni suspensiones activas e incluso se habla de que se podrían reducir las ayudas a la conducción (el anti-stall que mencionábamos el lunes) e incluso la prohibición de transmisión de datos de telemetría del coche al box. En total sería decir adiós a un 25% de los costes de un monoplaza. Otra cosa es que lo logren…

Vía | Auto Motor und Sport