ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Lamborghini avisa: “Nuestra ambición es ganar, no ser únicamente parte del juego”

Lamborghini presentaba durante el día de hoy el SC63 LMDh, el prototipo con el que aspiran a pelear tanto por los títulos del IMSA como por los del WEC en sus categorías absolutas y frente a rivales de la talla de Porsche, Ferrari, Peugeot, Toyota, Cadillac, Alpine o BMW. El fabricante italiano se enfrenta al que es sin lugar a dudas el mayor reto de su historia en competición, por lo que se anticipan meses estresantes dentro de una Squadra Corse que también están ante el mayor reto de su corta vida, apenas una década como el brazo de competición de los de Sant’Agata Bolognese.

Rouven Möhr ya nos adelantaba en una entrevista realizada para un grupo reducido de medios que “los test, en el sentido clásico, comenzarán el próximo mes de agosto”, aunque sin aclarar todavía en qué circuitos se realizarán, comenzando ya en Europa y programando al menos una sesión por semana, antes de desplazarse también a Estados Unidos, donde tendrán que pasar evidentemente por el obligatorio trámite de la homologación y las pruebas entre octubre y diciembre. El tener dos equipos rodando de forma simultánea en condiciones distintas y en pistas tan diferentes, les permitirá por tanto recopilar datos con mucha celeridad.

Es un reto doble porque también tendrán que ajustarse a la competición en Estados Unidos, algo que ha quedado patente en los últimos meses que puede ser sin duda mucho más sencillo para las marcas que han optado por los LMDh ya que se está viendo una gran variedad en cuanto a los ganadores en lo que llevamos de IMSA, mientras que, en el WEC, por el momento está siendo prácticamente un monopolio completo por parte de los LMH. No sólo son razones deportivas, “Estados Unidos es nuestro principal mercado” tal y como reconocían desde Lamborghini, por lo que para la marca era vital estar también representados al otro lado del Océano Atlántico. Sobre si se puede considerar un derbi entre Ferrari y Lamborghini o si les sirve de acicate a la estructura el éxito de los de Maranello en Le Mans, desde la estructura preferían centrarse únicamente en su trabajo.

Estamos claramente enfocados en nosotros, tenemos un plan claro y que depende de todo lo que nos rodea, basado en la experiencia de Squadra Corse y también del Grupo al que pertenecemos. Por supuesto que una de las razones que nos han llevado a competir en esta categoría es el gran nivel que hay en la misma y por supuesto tenemos mucho respeto por nuestros rivales, los cuales han tenido grandes éxitos en esta disciplina, pero no puedes comparar uno por uno. El objetivo es ser competitivo desde la primera carrera. Nuestra ambición desde luego es la de pelear por victoria, no la de simplemente formar parte del juego, no es una idea ‘Olímpica’ en ese sentido – Rouven Möhr

Lamborghini confía en el desarrollo del BoP:

En cuanto a la convivencia entre ambos conceptos, desde Lamborghini confían en que a pesar de ‘las olas’ que se puedan haber producido en esta primera temporada de convivencia entre los LMH y los LMDh y el equilibrio entre ambos reglamentos a través del Balance of Performance, el responsable técnico del proyecto es optimista y cree que se llegará a un buen ‘balance’ una vez que los responsables de las series y promotores tengan más experiencia. Respuesta sin duda diplomática de un Rouven Möhr que tampoco se quiso ‘mojar’ en la parte del uso o no de las mantas térmicas para calentar neumáticos, diciendo que era “neutral” entre ambas opciones.

Es un motor 3.8 V8, específicamente diseñado para este coche desde cero, por lo que te puedo decir que no comparte ningún componente en particular con otro motor porque competir en una competición como esta, con unas condiciones tan específicas, con una cura de potencia limitada a 680 CV, todo este tipo de restricciones nos han llevado a optar un motor específicamente para esto. Es un propulsor muy novedoso debido a que es una evolución del concepto ‘Cold V’, pero de nuevo, se trata de un proyecto que parte por completo de una hoja en blanco.

Ante nuestra pregunta de si ha habido algunas conexiones con los otros proyectos de marcas pertenecientes al Grupo Volkswagen, entre ellas el LMDh de Porsche o el ya discontinuado esfuerzo de Audi Sport también dentro de dicha clase y con chasis Multimatic, desde Lamborghini se ha apuntado a que precisamente esa decisión de elegir a otro suministrador como Ligier (de los que han destacado su larga experiencia en LMP2 y la oportunidad que da a la marca transalpina el trabajar en exclusividad con ellos) y de desarrollar un motor propio se puede llegar a afirmar que “técnicamente no ha habido links directos con el resto de fabricantes”, pero por supuesto destacan que hay un buen nivel de “intercambio” de conocimiento dentro del grupo, más fuerte en este caso con Audi ya que ellos no están compitiendo en la actualidad. Por el momento, afirman que todas las ‘sub-milestones’ se han ido cumpliendo.

Participación en GT3, equipos privados o hidrógeno:

Quizás lo que más ha sorprendido por el momento es la decisión de no estar presentes en las 24 Horas de Daytona, realizando el debut en el IMSA de cara a la carrera de Sebring y en el WEC ya disputando la fecha inaugural en Qatar, sin embargo, al no ser una decisión 100% fija, desde la compañía dejan abierta la puerta a una opción de que si todo va bien y se adelantan los plazos tal vez se pueda competir en la grande de la resistencia norteamericana. De cara a Le Mans, sí que se pretende tener a las dos unidades juntas. También habrá al menos un Lamborghini dentro de la categoría GT3 en Le Mans y en el WEC, bromeando Giorgio Sanna con que se deberá buscar un nuevo dorsal ya que el #63 ya está asignado para el LMDh.

El programa es a tres años, 2024, 2025 y 2026, sabiendo que el final del ciclo reglamentario de los LMDh será 2027: “el objetivo es el de estar a largo plazo en el campeonato, pero evidentemente dependerá del marco de la normativa técnica, de la estrategia comercial del campeonato y de nosotros como compañía. Si se cumple con las expectativas, hoy en día, la prioridad número uno es la de continuar en el campeonato” después de dicho periodo. Por el momento, se encuentran 100% enfocados en el futuro más inmediato y, aunque al igual que otros fabricantes están al tanto de la categoría de hidrogeno que debería debutar en 2026, por el momento no han tomado ningún tipo de decisión.

En cuanto a poner coches a disposición de equipos privados, es algo que no se descarta, aunque no de cara al primer año, sino que se podría mirar de cara al futuro, en el momento que estén completamente seguros de que pueden dotar a las estructuras interesadas todo lo que necesitan ya “LMDh, o en general los Hypercar, no es un programa que tu puedas entregar el coche y dejarlos solos por la gran tecnología que hay detrás”. Paso a paso tal y como nos adelantaba Giorgio Sanna, piloto de test de Lamborghini que tras pasar por la fase de ser competidor ahora es el encargado de dirigir el departamento Squadra Corse tras 22 años dentro de la compañía.

Foto de Iván Fernández

Iván Fernández

Cargando...