CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

3 MIN

Lamborghini también evaluará la creación de un Hypercar para competir en el WEC

Iván Fernández | 3 Jul 2019
lamborghini-gt3-super-trofeo-2019-2
lamborghini-gt3-super-trofeo-2019-2

Sí, Lamborghini también se ha sumado a la moda de “estudiar” el reglamento de los Hypercars. Después de la publicación por parte del ACO y de la FIA de la normativa que animará el Mundial de Resistencia a partir de la temporada 2020-21, han sido varios los fabricantes que han apuntado a que revisarían la opción de crear un automóvil para competir por la gloria de las 24 Horas de Le Mans. Porsche y Koenigsegg lo evaluarán, Aston Martin y Toyota ya trabajan en ello y muchos esperamos la decisión después del verano de McLaren y la posible llegada de Ferrari.

En todo ese baile de nombres y posibilidades, el fabricante de Sant’Agata Bolognese ha sido el último en mostrar públicamente su disposición a evaluar este gran salto en sus programas deportivos. Debemos recordar que en el pasado ya hubo algunos rumoresque los relacionaron con una posible entrada entre los GTE, aunque finalmente el desarrollo de una versión Evo de su actual GT3, así como la renovación del Supertrofeo o la Copa Monomarca con el Urus terminaron por centrar todo el trabajo de la Squadra Corse.

Esta normativa es buena porque se basa en los Hypercars, un segmento cada vez más fuerte en el mercado, especialmente para marcas de deportivos como Lamborghini. Necesitamos explorar esto con más detalle, considerando que los autos híbridos y los más tradicionales pueden evolucionar juntos. También debemos ver cuál será el equilibrio de rendimiento en torno a los dos conceptos, lo que esperan los posibles fabricantes interesados. Pero estamos en contacto con la FIA - Giorgio Sanna, director de la división deportiva

Ahora que Lamborghini ha empezado a incluir la hibridación en su hoja de ruta de coches de producción, el reglamento parece adaptarse al futuro de la firma italiana, incluso sin ser necesario que los vehículos de competición terminen utilizando este sistema. Los presupuestos también son contenidos, razón por la que Lamborghini se ha mostrado incluso más predispuesta.

Obviamente tampoco se puede descartar la opción de competir en el IMSA a través de los nuevos reglamentos de los DPi 2.0 y la llegada de la tecnología híbrida, sabiéndose por medios internacionales de resistencia que participaron también en las conversaciones del mismo modo que lo hicieron con el ACO. De cumplirse su llegada al WEC, en teoría no debería llegar antes de la campaña 2021-22, mientras que los DPi no deberían hasta 2022, siempre bajo una fórmula cesión y colaboración a equipos clientes y no bajo una estructura oficial. Incluso no se podría descartar que se repartiera ambos mercados con Bentley, los cuales también han dejado entrever su interés por ambos reglamentos.

Vía | AUTOHebdo.fr