Miguel Fuster gana en Llanes mientras que Cohete Suárez pierde fuelle por problemas mecánicos

 |  @fernischumi  | 

Había ganas de saber qué iba a pasar en la segunda cita asturiana, penúltima prueba norteña antes de que el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto abandone la parte superior de la península para afrontar La Nucía y Madrid. La victoria de Cohete Suárez en el Princesa de Asturias le había dado un importante espaldarazo al praviano en su deseo de coronarse Campeón de forma consecutiva de los títulos de Tierra y Asfalto, sin embargo, hoy en el Villa de Llanes la suerte no le ha acompañado.

Con mucha niebla, incluso algunas humedades sobre el asfalto fruto de la condensación. La carrera pronto quedaría marcada por los problemas mecánicos de José Antonio Suárez, autor del mejor tiempo en las pasadas de prueba. Era Miguel Fuster el que se anotaría el particular scratch en el tramo de clasificación, algo que repetiría en la primera pasada por La Tornería, especial con la que el alicantino tiene un idilio muy especial, al igual que con el resto de la prueba llanisca.

Los cinco segundos que le endosaba el alicantino al asturiano serían determinantes ya que Fuster ya no soltaría el liderato en lo que restaba de prueba. Ni tan siquiera los dos scratchs consecutivos de Cohete pudieron desbancarle de lo más alto de la tabla al cinco veces Campeón de España de Rallyes de Asfalto. Sería en la segunda pasada por La Tornería cuando Suárez y Cándido Carrera se dieron cuenta de que algo no iba bien con la mecánica del Hyundai i20 R5. Casi medio minuto era el que perdía el astur en meta en un tramo que además servía para repartir los puntos del TC-Plus (3 para Iván Ares, 2 para Miguel Fuster y 1 Surhayén Pernía).

Poco podía hacer la pareja de Hyundai España para tratar de poner en marcha de nuevo el propulsor, viéndose obligados a tomar el camino del abandono antes del cuarto tramo de una jornada que se extendía hasta las diez especiales. Cohete y Cándido afrontarán las últimas tres citas de la temporada sin paracaídas, sabedores que el resultado que debe descartar por reglamento en esta segunda mitad del calendario será precisamente este, algo similar a lo que le sucedió a Miguel Fuster en Oviedo. Iván Ares es sin duda el que más regularidad ha mostrado en este paso por Asturias, asegurándose dos segundos puestos que le garantizan una buena cosecha de puntos.

Fuster estaba decidido a conseguir su segundo triunfo en Llanes y demostrar que ya se encuentra completamente recuperado físicamente de su percance durante el mes de agosto. Eran 11,8 los segundos que tenía de renta Miguel sobre el vigente Campeón cuando se llegaba a la asistencia del mediodía y con el de Cambre demostrando hasta ese momento que no era capaz de recortarle gran diferencia de tiempo a su máximo rival hoy. Menos de dos segundos en las primeras pasadas por Nueva-Labra y Riu Cabra no parecían ser suficientes para que el gallego pudiera lanzar un último y furibundo ataque. Sin embargo, lo hubo.

El final fue de infarto, con Miguel Fuster y Nacho Aviñó anotándose el triunfo por únicamente 3,6 segundos, el tercero de esta temporada 2018 después de los cosechados en Sierra Morena y Ourense. Ares debía conformarse con la segunda plaza después de ese desesperado último intento. El de la Peña Autocross Arteixo lleva sin conseguir la victoria desde Lalín, algo que no le ha impedido que esté actualmente en las primeras posiciones del campeonato frente a las tres que han cosechado sus dos rivales.

En tercera posición Surhayén Pernía y Rogelio Peñate, lejos del ritmo de los de cabeza y con un estilo de pilotaje muy distinto al del resto de pilotos de Hyundai, colocando constantemente el coche con el freno de mano. Los Suzuki Swift R+ terminaban en cuarta y quinta posición, todo ello a pesar de que Javier Pardo tuvo problemas mecánicos y cedería casi cinco minutos en los dos últimos tramos. Sin duda el joven alaricano pudo mantener dicha posición gracias a las muchas bajas que se había cobrado la prueba hasta ese momento, siendo Fran Cima uno de los primeros en decir adiós después de romper un trapecio del Renault Clio N5 en una chicane artificial, mientras que Alberto Monarri, ya recuperado del accidente del Princesa de Asturias y con la segunda unidad del Abarth 12 R-GT, debía hincar la rodilla por un problema del turbo.

Los Suzuki se anotaban así la victoria entre los N5 a pesar de que Efrén Llarena había presentado gran batalla hasta que una salida de pista le llevó al burgalés a dañar el frontal del Peugeot 308 N5 y romper la llanta trasera izquierda. El de Espinosa de los Monteros se quedaba sin Top 5 justo después de una gran exhibición en el pasado Rally de Polonia y después del emotivo mes de septiembre en el que incluso fue elegido como pregonero de las fiestas de su pueblo. Daniel Martínez era sexto con el Citroën DS3 R3T, mientras que Aquilino Sánchez redondeaba el gran fin de semana del equipo de Fuster al terminar como mejor R2. Gorka Antxustegi metía al nuevo Suzuki de la copa en octava posición, dos minutos por delante de Fredy Tamés, ganador entre los Swift.

Clasificación Final del Rallye Villa de Llanes 2018:

Pos.PilotoCopilotoCocheTotalTiempos
Miguel FusterNacho AviñóFord Fiesta R501:36:36.900
Iván AresJosé Antonio PintorHyundai i20 R501:36:40.50000:03.600
Surhayén PerniaRogelio PeñateHyundai i20 R501:38:50.30002:13.400
Joan VinyesJordi MercaderSuzuki Swift Sport R+ N501:39:42.00003:05.100
Javier PardoAdrián PérezSuzuki Swift Sport R+ N501:44:24.80007:47.900
Daniel MartínezJavier SotoCitroën DS3 R3T01:45:26.80008:49.900
Aquilino SánchezDavid SánchezFord Fiesta R201:46:51.50010:14.600
Gorka AntxustegiAlberto IglesiasSuzuki Swift Sport01:49:27.80012:50.900
Alfredo TamésRamon SuarezSuzuki Swift Sport N301:51:31.90014:55.000
10ºJosé Luis GarcíaJavier MorenoPeugeot 208 N501:51:49.90015:13.000

Lee a continuación: Cohete Suárez se pone el traje de ‘Don Pelayo’ y vence en el Rallye Princesa de Asturias