CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

3 MIN

Mike Conway, de brillar en EEUU pese a temer los óvalos a intentar ganar Le Mans rodeado de estrellas

Iván Fernández | 14 Jun 2018
toyota-gazoo-racing-mike-conway-2019-wec
toyota-gazoo-racing-mike-conway-2019-wec

Desconocido para aquellos que no siguen el automovilismo internacional más allá de la Fórmula 1, a buen seguro que más de uno se quedó completamente sorprendido por ese pecoso pelirrojo que estaba consiguiendo eclipsar en parte el debut de Fernando Alonso con su velocidad en los entrenamientos y con su contundente ritmo de carrera. El propio piloto asturiano reconocía recientemente en una entrevista que en Spa-Francorchamps había sentido que no era tan competitivo frente a sus compañeros de equipo de ‘forma natural’, algo de lo que fue responsable entre otros, Mike Conway.

Este británico compitió con Lewis Hamilton en sus primeras fases en el karting y posteriormente se anotó la victoria en el Grand Prix de Macao, algo que está reservado a muy pocos talentos debido a la dificultad que supone el trazado urbano da Guia. Tras un breve paso por la GP2 y en la antesala del Mundial de Fórmula 1 como piloto probador de Honda, Conway decidió que era el momento de dar un gran salto en su carrera deportiva al cruzar el charco. Allí le esperaba un nuevo reto dentro de la IndyCar Series, campeonato en el que conseguiría varias victorias, pero en el que no pudo luchar por las posiciones de cabeza a pesar de militar en equipos de la experiencia de A.J. Foyt, Andretti, Rahal o el de Ed Carpenter.

Sin embargo, hubo un día en el que Mike se planteó si no era demasiado arriesgado seguir corriendo de esa forma. Después de su accidente en Indianápolis 2010 le cogió miedo. No se clasificó en 2011, lo intentaría de nuevo en 2012 y a partir de ahí prefirió firmar programas parciales, ya sin óvalos dentro de su calendario y brillando en circuitos ruteros. La decisión de dedicarse a la resistencia fue meditada pero llegó en un momento clave para su carrera deportiva.

En su caso se produjo un primer paso en LMP2 que ya permitió ver que el británico era muy competitivo en este tipo de carreras, además de su carácter calmado, trabajador y muy concienzudo a la hora de sentarse con los técnicos. El fichaje por Toyota GAZOO Racing llegaría en 2014, año en el que disputaría un programa parcial como sustituto de Kazuki Nakajima y que le ha llevado a la situación actual, en una formación rodeado por Campeones del Mundo FIA y pilotos que probaron las mieles de la llamada categoría reina. Es el momento de conocer un poquito mejor a Mike Conway, una de las claves de esta Toyota que lucha por romper con su maldición.