Nasser Al-Attiyah negocia cinco rallyes con Toyota en el WRC

 |  @fernischumi  | 

Alejado desde 2015 del Mundial de Rallyes, Nasser Al-Attiyah no quiere perderse la opción de experimentar en competición los nuevos World Rally Cars. El piloto qatarí, a pesar de los rumores que durante el pasado Dakar le relacionaron con la posible compra de los Peugeot 3008 DKR Maxi (algo que parece más lógico en el caso de Khalid Al-Qassimi) ex-oficiales, parece que está intentando llevar su relación con Toyota GAZOO Racing un paso más allá, en este caso a través de tomar parte en cinco pruebas del WRC al volante de uno de los Yaris.

Según el medio francés, AUTOHebdo, Nasser estaría ya en negociaciones con el equipo de Tommi Mäkinen para llevar a cabo este programa parcial esta misma temporada, lo que supondría el regreso de Al-Attiyah a la categoría absoluta desde que disputará el Rally de Catalunya en 2013. El bicampeón del WRC2 podría así aprovechar la decisión por parte de Toyota GAZOO Racing de comenzar a alquilar sus Toyota Yaris WRC, es más, el propio Mäkinen reconocía hace sólo unas semanas que las primeras solicitudes ya se habían producido.

En lo que respecta al futuro de Toyota en los rally-raids, los rumores de los que se hizo eco MARCA tras finalizar el Dakar 2018 apuntan a que el fabricante nipón podría involucrarse más en el proyecto de la filial sudafricana dirigida por Glynn Hall, y que incluso Red Bull destinaría parte de los recursos hasta ahora utilizados en el proyecto de Peugeot Sport. Obviamente, Nasser Al-Attiyah tendrá mucho que decir después de alzarse con las dos últimas Copa del Mundo FIA de Rallyes Cross-Country y tras ser el principal quebradero de cabeza de los Peugeot durante las últimas ediciones.

Lee a continuación: Fernando Alonso: 21 Grandes Premios y 4 carreras del WEC en una temporada agotadora

  • Txesz

    Me pregunto cual será su sensación al comprobar que el Yaris tiene mayor recorrido de suspensiones que el Hilux...

    • Ferran Pistola

      ¿Enserio?

      • Txesz

        Con la ampliación que hizo la ASO, el recorrido de los Hilux y Mini JCW pasó de 250 mm a 280 mm.

        Y ya el Polo R WRC de 2015 llegaba a 275 mm en la configuración de tierra.

        Ahora, con la evolución debida a los años y, sobre todo, a la nueva normativa, estoy seguro de que todos los WRCs actuales sobrepasan las capacidades de los T1 4x4.

        • Ferran Pistola

          O sea, que cualquier WRC actual podría hacer el Dakar, ¿no? (con puesta a punto adecuada y con un porrón de millones en mantenimiento)

          • Txesz

            Supongo que necesitarían reforzar muchos puntos del bastidor y, si bien pueden mantener el recorrido de suspensión, deberían modificar cuanto va en extensión y cuanto en compresión, para ganar altura libre.

            Si se toma como referencias la "tabla" que asoma por debajo del coche y el centro de las ruedas, se ve como con el coche en reposo, ese centro está levemente por encima de esa tabla.

            https://cdn.24.co.za/files/Cms/General/d/4493/09f9883c580d4f1eadb68858c68cb74e.jpg

            En cambio, cuando el vehículo está en el aire y las ruedas pueden descolgarse libremente, apenas bajan

            http://s3-eu-west-1.amazonaws.com/carmag-wp/carmag/wp-content/uploads/2017/11/13073613/toyota-dakar.jpg

            Es decir, casi todo el recorrido se gasta en compresión.

            En un WRC es casi al contrario: lo que más llama la atención es todo lo que se estiran. Posiblemente cada fase se acerque al 50%.

            En todo caso queda claro que partir de un bastidor monocasco procedente de un vehículo de serie no es obstáculo para lograr recorridos "amplios".