Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WRC
Logo Icon

3 MIN

Nil Solans y Miki Ibáñez Campeones del Mundo del WRC3

Se ha llegado a él casi sin quererlo, siempre con las miras puestas en hacerse con el mayor número de victorias en el JWRC y, por tanto, el poder contar con el mayor número de pruebas del WRC2 de 2018 al volante de un Ford Fiesta R5. Este objetivo, aunque encauzado, todavía se le resiste y deberá salir a por todas en la prueba de casa, sin embargo, Nil Solans y Miki Ibáñez ya pueden disfrutar de ser campeones del WRC3.

El campeonato comenzó en el pasado Rallye de Monte-Carlo y se ha disputado prácticamente en paralelo al JWRC, haciendo competir a pilotos de R3T con los Ford Fiesta R2T que actualmente compiten en la monomarca apoyada por M-Sport y DMACK. Nil apostó también por este título en Portugal, donde el JWRC no puntuaba y prueba en la que Solans terminaba segundo detrás del Citroën DS3 R3T del mexicano Pancho Name, un resultado que respaldaba sus opciones de hacer doblete para un piloto que el año pasado se quedó sin encontrar el resultado esperado en la 208 Rally Cup.

No parecía haber un siguiente paso claro para el piloto Matadepera y su experimentado copiloto, sin embargo, la decisión de volver a probar suerte en la antes conocida como DRIVE DMACK ha resultado ser la decisión adecuada para una carrera deportiva que ha estado poco definida, realizando saltos entre Mundial (compitió algunas citas con el Peugeot 208 T16 R5 de ACSM que en principio iba a pilotar Xevi Pons) y campeonatos Nacionales que no terminaban de dar como resultado un triunfo que le permitiera dar el deseado salto a un equipo oficial.

A pesar de un fin de semana complicado, con abandono incluido en la segunda pasada por Graftschaft en el mismo punto en el que Esapekka Lappi o Rossel impactaban contra el muro, Nicolas Ciamin y Terry Folb han demostrado ser menos resolutivos que el piloto catalán, el cual contó sus tres primeras participaciones en el JWRC 2017 por victorias. Finalmente llegaba a la segunda posición final tras Julius Tannert y por delante del propio Ciamin, algo que le deja muy encaminado el título (sólo tiene que conseguir tres scratchs en el Rally de Catalunya para coronarse campeón júnior).

De esta forma, Nil Solans y Miki Ibáñez se convierten en los primeros españoles en conseguir un título mundial después de que Xevi Pons y Álex Haro se anotaran el triunfo en el SWRC en 2010. Uno más para la lista de títulos de pilotos en categorías inferiores que siguieron a los dos títulos de Carlos Sainz en el WRC. Chus Puras en el Mundial de Grupo N, Dani Solà y Dani Sordo en el JWRC, e incluso los éxitos de SEAT Sport de la categoría de dos Litros a finales del Siglo XX fueron algunos de sus antecesores.