Porsche tira de nostalgia y nos sorprende vistiendo a sus 911 RSR GTE de historia

 |  @fernischumi  | 

No estarán presentes en la parrilla de salidas con los prototipos LMP1, sin embargo, Porsche Motorsport está decidida a tocar nuestros sentimientos en las próximas 24 Horas de Le Mans a través de despertarnos nostalgia con sus Porsche 911 RSR GTE. Si ayer podíamos ver el box con aires vintage que habían decidido recuperar del pasado, hoy lo han hecho a través de las libreas que utilizarán sus dos unidades oficiales en la carrera de resistencia más exigente y emblemática del mundo.

Serán sólo dos de las 10 unidades que competirán en apenas dos semanas (del 16 al 17 de junio) en el Circuito de La Sarthe, precisamente los que portarán los dorsales #91 y #92 pilotadas por Gianmaria Bruni (Italia), Richard Lietz (Austria) y Frédéric Makowiecki (Francia) y Kévin Estre (Francia), Michael Christensen (Dinamarca) y Laurens Vanthoor (Bélgica), respectivamente, pero aun así a más de uno le hará derramar alguna lágrima recordando las grandes tardes de gloria del fabricante germano en Le Mans durante las décadas de los 70 y de los 80.

Desvelados esta misma mañana en los boxes de la pista francesa donde se desarrollarán durante este fin de semana los primeros entrenamientos, hemos podido ver cómo el 911 de motor central y 510 CV diseñado en Weissach estrenaba los icónicos colores de Rothmans y la famosa decoración que lució el 917/20 de 1971, también conocido como Pink Pig debido a una librea ideada por Anatole Lapine simulaba el despiece que se realizaba a dicho animal para su consumo.

No es para menos, Porsche está en plena celebración de sus 70 años de historia, por lo que han decidido dar un paso más en su homenaje de los últimos meses y utilizarán verdaderos emblemas en competición que vistieron sin ir más lejos a vehículos como el Porsche 959 ganador del París-Dakar en 1986, o los Porsche 956 C y 962 C que dominaron las 24 Horas de Le Mans durante la década de los ochenta. Esto se convierte en toda una oda a los incondicionales de la marca, los cuales han festejado como propios los 19 triunfos conseguidos por Porsche en la prueba francesa.

En cuanto a las otras dos unidades oficiales, las que portarán los dorsales #93 y #94, se espera que mantengan la ya tradicional librea con los colores blanco, negro y rojo que han estado utilizando hasta el momento.

 

Lee a continuación: Ginetta y Manor se vuelven a poner en marcha en el test previo a las 24 Horas de Le Mans 2018

  • Bastian

    si tan solo les hubiese acompañado un 919 con esa livery....uff

  • Inohcna

    ¿No podía Porsche haber esperado a este año para retirarse de LMP1? Todo hubiera sido mejor, 70 años, posibilidad de la 20ª victoria absoluta en Le Mans e incluso Alonso podría haber corrido con ellos. Más aún teniendo en cuenta que el coche estaba ya desarrollado y que están usando una unidad para romper récords en otros circuitos de medio mundo que tampoco debe ser barato. Podría haber sido un año mítico.
    Ya estoy lamentando no poder ver la carrera este año, con las ganas que tengo...

    • Slim Charles

      Podría... pero también podría que no. Son conscientes de que en LeMans, debido a la superioridad de Toyota en potencia, ha sido desde que entraron en la categoría de 8 mj territorio de los nipones. No han ganado por una combinación de factores (los rivales son los 2 fabricantes más grandes de la historia de LeMans, SUERTE, accidentes, muy poca fiabilidad...). Toyota iba a terminar ganando alguna vez, más aún con el desarrollo de ambas marcas congelado.

      Porsche tenía mucho más que perder que ganar. Eso combinado con el cambio de imagen que quiere el grupo y el dieselgate que le ha costado cifras astronómicas...

      • Inohcna

        No sé, no estoy tan de acuerdo en eso de que tenía más que perder que de ganar. El coche ya estaba desarrollado y la marca está en su mejor momento comercial, aún con dieselgate. Parece que es más lo que tú dices, el cambio de imagen de la marca, nuevos lanzamientos híbridos y eléctricos al mercado...
        No creo que hubiera supuesto un quebradero de cabeza muy grande seguir un año más en el WEC. En fin, ellos saben mejor lo que se hacen.