Rally de Australia 2018: Ott Tänak se convierte en la principal amenaza de Sébastien Ogier

 |  @fernischumi  | 

Sin lluvia y con bastante variedad de montas comenzaba la jornada del sábado en el Rally de Australia 2018 en la que nos faltaba por ver si Thierry Neuville y el equipo Hyundai Motorsport conseguirían enmendar una situación que comenzó a torcerse durante la etapa del viernes, especialmente con el abandono de Andreas Mikkelsen. El belga salía de nuevo segundo en el orden de la segunda etapa, en este caso detrás de un Jourdan Serderidis que además no empleaba la misma trazada que Neuville al tener un ritmo inferior que el de los habituales del campeonato.

Con cuatro tramos para el primer bucle formados por Argents Hill Reverse (13,13km), Welshs Creek Reverse (28,83km), Urunga (21,28 km) y finalmente una pequeña superespecial de 1,99 kilómetros a realizar en un circuito cercano de Karting. Con algo más de margen sobre Serderidis para no darle caza en los tramos, Neuville salía al día de hoy con cinco neumáticos medios, al igual que un Craig Breen que quería luchar por afianzarse en las posiciones del podio. Ogier, Evans y Suninen elegían en este caso llevar cuatro de compuesto medio y uno del duro, estrategia ligeramente un punto más conservador en caso de pinchazo.

Las esperanzas de poder recuperar el tiempo perdido por parte de Neuville y Gilsoul pronto se desvanecían entre la gravilla superficial que se encontraban en los tramos. Las especiales se limpiaban mucho y los primeros pilotos en salir se veían obligados a seguir las líneas y confiar en ese agarre extra que les daba cada competidor que pasaba. “Hay esperanza, por supuesto”, decía un Thierry que prácticamente debía esperar un error por parte de un Sébastien Ogier que reconocía que estaba atacando mucho menos que ayer.

Por delante, los tiempos de Hayden Paddon y Jari-Matti Latvala comenzaban a meter presión a los Citroën, con el finlandés recuperando incluso la segunda posición de manos del irlandés, al cual tocaría vivir de nuevo una mañana de desafortunadas desdichas cuando se encontraba peleando por el podio. Breen cedería aún más tiempo en el segundo de los tramos después de tener problemas con su acelerador, sin embargo, sería un toque con un árbol en la tercera especial la que le llevaría a perder más de 1 minuto y 20 segundos y además dejeba muy dañada la suspensión trasera izquierda.

No sería el único que sufría en dicho recorrido de Urunga problemas. Thierry Neuville se vería impotente después de un segundo tramo en el que cedería más tiempo. El de Hyundai llegaba a meta diciendo que no había nada que pudiera hacer para recuperar la brecha formada durante la jornada de ayer en el sexto tramo, algo que además empeoraba después de que en la tercera especial del sábado tuviera un toque en una zona similar a la de Craig Breen en la que quedaba dañada la rueda trasera derecha del Hyundai i20 WRC Coupé con el dorsal #5. El belga completaría la superespecial, aunque era evidente que dicha rueda seguía bamboleándose a pesar de que con el esfuerzo del belga solo cedería un par de segundos.

Con Neuville en la décima plaza (noveno tras la penalización a Breen por llegar tarde a la superespecial por pararse a reparar el C3 WRC), Sébastien Ogier reconocía que lo tenía muy difícil para ganar posiciones en lo que restaba de rally, especialmente después de ver que comenzaba el día cediendo algunos segundos más respecto a los cinco pilotos que tenía delante y que, en ocasiones, hasta Elfyn Evans se mostraba más rápido que el francés. El cinco veces Campeón del Mundo de Rallyes decía que lo importante aun así era mantener a Thierry Neuville por detrás, lo que parecía restar importancia a un Ott Tänak que seguía haciendo su rally y ya era segundo.

El estonio se aprovechaba del toque de Breen para colocarse segundo, superando al igual que Jari-Matti Latvala a un Mads Ostberg que no parecía estar del todo convencido con las montas mixtas de neumáticos. El noruego caía hasta la tercera posición, justo por delante de Hayden Paddon y con más de 20 segundos de renta sobre el tercer Toyota, el de Esapekka Lappi. Con 23 puntos de desventaja en la clasificación general, Tänak está recortando en la situación actual 10 puntos al liderato de Ogier, algo que crecería hasta los 17 si consigue superar a su compañero de equipo y ponerse primero provisional de la prueba australiana. Con los puntos de la Power Stage todavía por repartir, Ogier debería evitar dormirse en los laureles y solo fijarse en Neuville.

Con la mayoría de los coches encaminándose ya hacia la asistencia del mediodía, la esperadisima lluvia hacia aparición, aunque era especialmente tarde para Thierry. Apenas eran cuatro gotas para anunciar su presencia, lo suficiente para que muchos hayan comenzado a mirar al cielo con insistencia. En cuanto al apartado de marcas, con dos Toyota entre los dos primeros y el tercero situado en quinta posición, parece evidente que la firma nipona se encuentra muy encaminado hacia el título mundial.

Clasificación del Rally de Australia 2018 tras T12:

 

PosPiloto CopilotoCocheTiempoDif. 1º
1.J. LatvalaM. AnttilaToyota Yaris Wrc1:29:32.3
2.O. TänakM. JärveojaToyota Yaris Wrc1:29:35.5+3.2
3.M. OstbergT. EriksenCitroën C3 Wrc1:29:40.3+8.0
4.H. PaddonS. MarshallHyundai I20 Wrc1:29:44.6+12.3
5.E. LappiJ. FermToyota Yaris Wrc1:30:04.1+31.8
6.S. OgierJ. IngrassiaFord Fiesta WRC1:30:44.4+1:12.1
7.E. EvansD. BarrittFord Fiesta WRC1:30:58.0+1:25.7
8.T. SuninenM. MarkkulaFord Fiesta WRC1:31:27.0+1:54.7
9.T. NeuvilleN. GilsoulHyundai I20 Wrc1:31:36.3+2:04.0
10.C. BreenS. MartinCitroën C3 Wrc1:31:28.8+5:46.5

Lee a continuación: El tractor que le puede costar a Hyundai Motorsport la gloria en el Mundial de Rallyes