Rebellion cumple con la profecía y tumba a Toyota en las 4 Horas de Shanghái [Actualizado]

 |  @eloy_eg  | 

Durante mucho tiempo FIA y ACO prometieron que los LMP1 privados tendrían sus opciones frente a Toyota. Primero, al menos si la casa japonesa sufría algún contratiempo. Luego, gracias al nuevo sistema de lastres implementado para la temporada 2019-2020. Pero nunca llegaba ese día, frente a unos TS050 HYBRID LMP1 intratables. Y de pronto llegamos a Shanghái y todo se produjo. Rebellion convirtió su pole en victoria y alcanzó un triunfo con todas las de la ley de la mano de Bruno Senna, Gustavo Menezes y Norman Nato.

A tenor de lo visto durante el fin de semana en Shanghái, el triunfo de un equipo privado era enteramente probable. Pero la salida vio al Rebellion #1 perder comba, superado de forma espectacular por los dos Ginetta y el Toyota #7... que fueron sancionados por haberse saltado la salida. Ello dejó las 4 Horas de Shanghái en un duelo directo entre Rebellion y el Toyota #8 de Buemi, Nakajima y Hartley, aunque para cuando cayeron las penalizaciones el ritmo del R13 había sido suficiente para dar buena cuenta del #7 tras un emocionante duelo.

Mucho más sencillo fue superar al #8 minutos más tarde, incapaz de frenar a una Rebellion en plena cabalgada y que terminó hasta doblando a uno de los Toyota ante la resignación de los campeones del mundo. Sabedores de lo que se avecinaba este fin de semana por una diferencia casi humillante en velocidades punta (315 km/h llegaron a marcar los Ginetta frente a los 290 y 278 de los TS050), el resultado de Toyota con sus dos coches en podio no es del todo malo una vez se huye de la retórica "fabricante frente a privados" y la única clara derrota del fin de semana es para Ginetta, en lo que es claramente una oportunidad perdida de la casa británica, cuarta y quinta tras haber liderado al inicio.

Curiosamente en LMP2 la carrera fue más aburrida y previsible, pues JOTA Sport conquistó la victoria de forma autoritaria, compensando así Roberto González, Anthony Davidson y António Felix da Costa la exclusión sufrida en las 6 Horas de Fuji, donde inicialmente también subieron a lo alto del podio. Ahora sí conquistaron el triunfo y ofrecieron la primera victoria a Goodyear. Aquí les tocó bregar con Jackie Chan DC Racing, cuyo LMP2 también es gestionado por JOTA Sport, completando el podio United Autosports.

En GTE-Pro la emoción fue mucho mayor, pues aparentemente no se decidió la carrera hasta la última hora. El Ferrari 488 de Calado y Pier Guidi se benefició de un pinchazo del Aston Martin de Sorensen y Thiim para heredar el liderato, debiendo defenderlo de los dos Porsche oficiales... Algo que logró para terminar siendo excluido en las verificaciones postcarrera al no dar la altura mínima con respecto al suelo. El resultado permite a Michael Christensen y Kevin Estre, vigentes campeones del mundo, mantenerse al frente del campeonato tras sumar su primera victoria del año. Miguel Molina fue quinto junto a Davide Rigon. Por último entre los GTE-Am sí pudo celebrar Aston Martin el triunfo, aunque como ya ocurrió en Fuji no fue gracias a su unidad oficial sino a la de TF Sport, aupándose así Adam, Eastwood y Yoluc al liderato del certamen.

La primera victoria de Rebellion con todas las de la ley en el Mundial de Resistencia (recordemos que heredaron la victoria en Silverstone 2018 por exclusión de los Toyota) permite a la escuadra anglosuiza aproximarse en la general del WEC y con la incógnita de qué ocurrirá en Sakhir, próxima cita, dadas las similitudes entre el trazado bahreiní y el chino... ¿Pero a caso no buscábamos incertidumbre? Bienvenida sea.

Foto | Rebellion Racing

Lee a continuación: Rebellion destrona a Toyota y consigue una pole histórica en Shanghái

  • La carrera en LMP1 ha sido muy interesante... y bizarra. Empiezo con el BOP: se han pasado 35 pueblos. Un Rebellion (con problemas gordos para calentar neumáticos) doblando un LMP1H y dichos TS050 luchando a principio de carrera con los LMP2. Esto es algo que solo he visto con ByKolles en Spa. Repito, ByKolles. Los TS050 siempre tuvieron un ritmo alrededor de 1 segundo más lento que el Rebellion (con los Ginetta me fijé menos). Los privados parecía que tenían DRS, pero DRS en un día de esos en los que a las zonas de activación les sobran 100 metros. El caos.

    Yo quiero que se igualen los rendimientos de las máquinas (incluída eficiencia en pits stops), porque ya que la temporada están tiradas a la basura con un solo fabricante, que por lo menos se vean luchas de coches (por muy artificiales que sean). Y ahí el EoT claramente fallaba ya que los privados no pueden gastar lo mismo que Toyota para que una igualdad de tecnología redunde en una igualdad de competencia. Pero tampoco nos volvamos locos. Ya da igual porque para lo que queda... (a LeMans no le afecta el success ballast). En fin, que de aquí a LeMans carreras locas y difícilmente igualadas. Para la siguiente Ginetta debería tener un coche con rendimiento de F1; si no ganan con esas...

    Y por último decir que Rebellion se ha quitado de encima a 3 de 4 rivales porque la ha cagado en la salida (a lo que se han sumado las cagadas de los Ginettas y el 7). Demencial.