CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros rallyes

4 MIN

Romain Dumas consigue su 3ª victoria en Pikes Peak pero se queda lejos del récord

Iván Fernández | 25 Jun 2017
romain-dumas-2017-ppihc-final
romain-dumas-2017-ppihc-final

No pudo ser. Las simulaciones apuntaban a que se podría estar muy cerca del récord, pero las prácticas ya advirtieron al equipo de Romain Dumas que sería muy difícil lograr estar por debajo de los 8 minutos y 30 segundos. Esto se ha cumplido el definitivo día de carrera y ni las condiciones del asfalto (muy parcheado y frío), ni el intento del piloto francés han sido suficientes para bajar de los nueve minutos, logrando un registro de 9 minutos y 5,672 segundos, muy lejos del 8:13.878 que marca el récord de Sébastien Loeb en 2013.

Recordemos que el año pasado, Dumas logró bajar de los nueve minutos, logrando la victoria con un mejor tiempo de 8 minutos y 51.445 segundos. Este año no fueron suficientes la mejores realizadas en la barqueta Norma para acercarse al récord de la Subida a Pikes Peak, por lo que a Dumas no le quedaba otro remedio que conformarse con el que es su tercer triunfo después de los cosechados en 2014 y 2016. King of the mountain sí, pero sin cumplir el objetivo que se traía que era el de quedarse cerca de la marca de Loeb con el Peugeot 208 T16 PPIHC. ¿La razón? De nuevo el motor Honda falló, en este caso por un problema con las bujías, algo que le produjo numerosos cortes de encendido durante la subida.

Otros pilotos como Tony Quinn se quedaron lejos al volante de su Ford Focus con motor de Nissan GT-R. Su participación se vio alterada después de haber sufrido un fuerte accidente durante los entrenamientos, algo que dañó la complicada aerodinámica de su Unlimited y algunos elementos mecánicos que tuvieron que ser sustituidos. En esta situación, Paul Gerrard sería el tercermejor coche de la categoría sin límite con el Enviate Hypercar de Cody Loveland. Eso sí, a más de un minuto de Romain Dumas después de un mal último sector en el que le caían 40 segundos respecto al ganador final posiblemente por algún trompo.

Romain Dumas se coronaba por tercera vez ganador de la Subida a Pikes Peak de forma autoritaria, pero se quedaba muy lejos del récord de Loeb.

No sería tampoco una sorpresa que el segundo clasificado fuera uno de los participantes de la categoría Open, en este caso el rookie Peter Cunningham y el Acura TLX GT, los cuales se quedaban a 28 segundos del tiempo firmado por Dumas. Sorprendente era ver que el Top 5 de los mejores tiempos correspondían a los mejores de cada categoría, siendo el tercero Clint Vahsholtz, piloto de un Open Wheel, mientras que Rhys Millen, más rápido entre los Time Attack 1 se quedaría a un paso de su objetivo de llegar al podio absoluto con su Hyundai Genesis de 2012 y un crono de 9:47.427.

El neozelandés, que durante los últimos años había competido siempre entre los Unlimited, se quedaba este año sin competir con el prototipo eléctrico de eO,algo que sumado a la ausencia también de Monster Tajima y el Rimac, allanaba el triunfo de Romain y certificaba la no presencia de un coche eléctrico entre los puestos de cabeza (quizás el Faraday Future FF91 era el mayor atractivo entre ellos). Quinta, la primera motor, la del también novato Chris Fillmore que llevaba su KTM Super Duke 1290 R hasta la cima con un crono hasta ocho segundos mejor que el segundo clasificado dentro de las dos ruedas. Su tiempo de 9 minutos y 49.625 segundos, quizás sea de lo más interesante de esta insulsa 95ª edición de la Subida a Pikes Peak, ya que la ya tradicional niebla caía en las cotas más altas e impedía ver grandes tiempos a aquellos pilotos que calificaron peor.