Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Peugeot
Logo Icon

2 MIN

Sébastien Loeb asume que el Dakar 2018 puede ser su última oportunidad para ganarlo

La próxima temporada promete ser un año de muchos cambios, especialmente dentro del equipo Peugeot Sport. Con la incertidumbre que se ha generado en torno al programa en el Mundial de RallyCross y el proyecto en el Dakar llegando al final de su carrera después de prorrogar un año más los tres que inicialmente tenían planeados, Sébastien Loeb ha empezado a pensar qué futuro le espera si la firma gala termina con sus asaltos en ambos campeonatos off-road para centrarse completamente en su regreso a Le Mans.

El nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes admitió estar interesado en competir en algunas pruebas sueltas del WRC 2018 al volante del Citroën, sin embargo, el programa de Peugeot Sport en el World RX sigue teniendo prioridad, mientras que el de rally-raid parece que únicamente se centrará en el Dakar 2018 y una posible despedida en el marco del Ruta de la Seda, aprovechando los intereses comerciales que tiene la marca en el lejano Oriente.

Será importante porque creo que este será el último. Tal vez Peugeot continúe, pero no lo creo. Empezamos a tener algo más de experiencia ahora y sería muy bueno poder ganar. Es muy difícil saber qué esperar en un rally como este cuando es tan largo. Ok, sabemos que tenemos la velocidad, pero en el Dakar no sólo es eso. Puedes perder mucho en la navegación o con problemas técnicos, tal y como nos ocurrió a nosotros el año pasado.

Esto hace que pilotos como Carlos Sainz, Cyril Despres, Sébastien Loeb o Stéphane Peterhansel tengan prácticamente asumido que la próxima edición de la carrera sudamericana puede ser la última ocasión que compitan al volante del Peugeot 3008 DKR. El propio Loeb reconocía a Autosport que además puede ser la última ocasión en su carrera deportiva para poder conseguir la gran carrera de los rally-raids. Por el momento, comenzará su preparación en Marruecos con el Peugeot 3008 DKR con especificaciones FIA:

Sé que en el ritmo soy bastante bueno, y normalmente más rápido que mis compañeros, entonces perdemos algo de tiempo en la navegación. Daniel hizo un buen trabajo este año, pero el copiloto de Petheransel tiene mucha más experiencia y casi no hizo errores.

Vía | Autosport

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable