CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

Sébastien Loeb: “en asfalto con baches el Hyundai no está en el juego”

sebastien-loeb-hyundai-i20-wrc-tour-de-corse-2

Vencieron, pero no convencieron. Hyundai Motorsport salió de Córcega este domingo con el sabor agridulce que supone lograr una victoria en el último suspiro y cuando menos te lo esperas, sabiendo que no eras merecedor de la misma y que por delante tienes mucho trabajo. Aun así, el resultado fue más que positivo para los hombres de Andrea Adamo, no solo por el simple hecho de conseguir el primer triunfo de la temporada de forma tan dramático, sino porque esto les permitía ponerse de una tacada como líderes en ambos campeonatos.

El resultado fue mejor que las sensaciones. Thierry Neuville venció en Córcega, consiguiendo su tercer triunfo en la isla mediterránea, pero sus declaraciones tras el último tramo reflejaban el sentir del resto de pilotos de Hyundai. Ni el belga, ni Dani Sordo, ni en última instancia, Sébastien Loeb, habían conseguido dar con los reglajes adecuados para el asfalto corso, algo que también sufrió la propia Citroën que vio como Sébastien Ogier no se llevaba en el zurrón ni un solo scratch, algo que no sucedía desde Suecia 2018, rally en el que el orden de salida destrozó las opciones del francés de luchar por el podio.

El nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes tampoco estuvo en la batalla en ningún momento. La rotura de la suspensión trasera derecha tras el toque del primer tramo obligó a Daniel Elena a volver a hacer gala de su experiencia mecánica, afrontando el resto del rally con una consigna completamente distinta.

A partir de ahí, nos tomamos este rally como una sesión de test, cambiando muchas cosas en el coche y probando diferentes tipos de ajustes. A veces era bueno, a veces no. El coche es eficiente en un perfil de terreno específico, pero tenemos que trabajar para hacerlo más homogéneo. En los baches, por ejemplo, no estamos en el juego. Creo que nuestras pruebas previas a la carrera eran convincentes, pero nuestros competidores también han progresado, especialmente el Ford, formidable este fin de semana. Lo del Toyota, lo sospechábamos...

En Hyundai hay prevista una gran evolución para mitad del año, pero para entonces ya se espera que Sébastien Loeb haya completado cuatro de las seis citas que tiene programadas para esta temporada 2019. A Loeb le sigue sin ayudar los pocos días de test que tiene disponibles el equipo, algo que no le permite definitivamente recortar esa desventaja con la que se ha presentado esta temporada ante la necesidad de adaptarse a un nuevo coche y al ritmo actual del Mundial.

También tengo problemas con esta dirección demasiado incisiva para mi estilo de conducción. No me ayuda a estar totalmente seguro. Estos son detalles, pero todos acumulados, nos cuestan décimas. Y también, está claro que me falta ritmo y regularidad. Pero no estoy preocupado, ya sea yo o el coche, llegaremos allí. Confío en el equipo y en el potencial del coche. Para acelerar las cosas, necesitaría más pruebas, eso es seguro. Pero las regulaciones y el hecho de que Hyundai contrata a cuatro conductores lo están impidiendo. Tenemos que trabajar para encontrar soluciones y adaptarnos.