CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

Toro Rosso; una buena apuesta para el mejor del resto

Humberto Gutiérrez | 17 Mar 2018
toro_rosso_honda_2_18
toro_rosso_honda_2_18

Tras una pretemporada muy prometedora, la escudería Red Bull Toro Rosso Honda apunta a ser la mejor del resto, por sobre Force India, Renault, Haas F1, McLaren y Williams. Por más iluso y osado que parezca, no se observa una razón de peso para que no alcancen esa meta esta temporada. Por primera vez el equipo ubicado en Faenza tendrá rango de oficial y además contará con el apoyo total de Red Bull Racing. Será la enésima ocasión que la gente del toro rojo tenga la oportunidad de demostrar a los demás ingenieros, fabricantes, científicos, videntes y entendidos; cómo es que se deben hacer las cosas en la Fórmula 1.

La percepción negativa que se tenía de la unión Toro Rosso-Honda, por las frustrantes temporadas de los japoneses junto a McLaren, cambió de forma radical en apenas unos meses y desde la escudería italiana adelantan que su conjunto será el que tendrá un mayor desarrollo, indicio de que su programa para mediados y final de temporada permanecerá en actividad. Para Franz Tost, jefe del equipo, el motor Honda llevará hacia adelante a Toro Rosso, concederá el elemento que hacía falta para avanzar desde su tradicional ubicación que es la mitad de la tabla. Sin duda, el cambio de objetivos será determinante, porque ahora no se trata de un asunto de promoción de pilotos y de asegurar los puntos necesarios para cambiarlos por dinero la próxima temporada.

Se debe estar claros en varios puntos. Salvo Renault, ningún otro equipo, considerado de mitad de parrilla, posee los recursos para establecerse por detrás de Mercedes, Ferrari y Red Bull, y permanecer allí hasta el final. Force India alcanzó su tope y difícilmente inyecten más recursos de los que devengarán por su cuarta posición el año pasado. Williams atraviesa por un proceso de reestructuración y el proyecto de Paddy Lowe no es para hoy. Haas F1 tiene una política de apostar fuerte en el inicio del campeonato para sumar el máximo de puntos posibles y posteriormente administrar su presupuesto, de los que más temprano suelen poner la mirada en el próximo año. En cuanto a McLaren, es previsible que padecerán ausencia de recursos a medida que avance la temporada. Por más que intenten hacer creer que su presupuesto es sólido, sin patrocinadores, con poco retorno por lo realizado en 2017 y con una factura de motores Renault a cuestas, es obvio que no arriesgarán más allá de lo prudente.

Es en medio de todas estas disyuntivas aparece Toro Rosso Honda con gran oportunidad de ubicarse por detrás de los mejores equipos. Si lo visto en pretemporada se confirma en Melbourne, sería una confrontación directa entre los de Faenza y el equipo Renault por ascender más rápido y llegar más lejos a partir de la mitad de la parrilla. La ventaja en este caso luce para Toro Rosso por la mentalidad, es un equipo convencido de poder alcanzar sus metas de una vez, mientras en Renault todavía permanecen sumergidos en la esperanza de un mañana, de un mediano y un largo plazo que va para tres años estacionado en el mismo lugar, como si se pudiera prosperar solo con planes abstractos, deseos y poca acción.

Red Bull ha demostrado en reiteradas ocasiones que posee un modelo de eficiencia impecable a la hora de gestionar un equipo de carreras sin contar con un motor oficial. Lo más lógico acá es que aprovecharán esta gran oportunidad de tener a Honda en Toro Rosso para involucrarse en todos los sentidos, más allá de Red Bull Technology, y de una vez evaluar la factibilidad de llevarse a la primera unidad de japoneses al equipo grande, un plan de hoy para mañana. Por muchas razones no tendría nada de extraño observar a los de Faenza codearse con los grandes, si han sido los únicos en la historia de la Fórmula 1 en ganar un gran premio con un motor Ferrari cliente, entonces por qué no podrán reeditar la hazaña con un motor Honda oficial.