Toyota conquista al fin Le Mans con Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima

 |  @eloy_eg  | 

Treinta años de sinsabores en La Sarthe llegaron a su fin este domingo al alcanzar por fin Toyota su ansiado primer triunfo en las 24 Horas de Le Mans. Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima fueron los privilegiados tras una carrera en la que al menos la marca japonesa nos ofreció pelea entre sus dos TS050 HYBRID LMP1 a falta de rivales competitivos.

Pese a los dos errores de Buemi y Nakajima bajo ‘slow zone’, que derivaron en sendos ‘stop and go’ (el segundo de ellos neutralizado al ser también penalizado el coche #7), Fernando Alonso lideró la remontada con un relevo descomunal de madrugada. El asturiano pasó de estar a más de dos minutos del liderato a entregar el coche #8 a 40 segundos de la cabeza. Y el liderato terminó llegando por la mañana, donde además una serie de Safety Cars favorecieron sus intereses.

El desenlace no estuvo exento de drama. Al fin y al cabo seguimos hablando de Toyota en Le Mans. Primero a la hora de realizar el cambio de pilotos en el coche líder, Kazuki Nakajima aceleró e hizo girar sus ruedas en el aire, algo prohibido por el reglamento. La sanción flotaba así en el ambiente y amenazaba con apretar el final de carrera. Pero un error descomunal de Kamui Kobayashi decantó definitivamente la balanza a favor del #8: el japonés se pasó la entrada a boxes y debió completar un giro extra sin carburante, recibiendo posteriormente dos sanciones por exceso de consumo y stint excesivamente largo. Al final sólo Mike Conway y Fernando Alonso estuvieron exentos de errores en el equipo Toyota. Y el español dio así un paso más hacia completar la Triple Corona.

Ante la debacle de los LMP1 privados, el tercer escalón del podio recayó en el Rebellion R13 #3 de Mathias Beche, Thomas Laurent y Gustavo Menezes, que superaron problemas de embrague y pérdida de piezas en el suelo del prototipo diseñado por ORECA para imponerse a sus compañeros de equipo del #1, retrasados desde el inicio de carrera por el tremendo error de cálculo de André Lotterer en la salida.

Con el plantel de LMP1 privados diezmados (hasta rompió motor en la última hora el BR1 #11 con Jenson Button al volante tras rodar descolgados toda la prueba), el quinto puesto absoluto recayó en el vencedor en LMP2. Y éste fue indiscutible G-Drive dominó la prueba de cabo a rabo, imponiéndose Jean-Éric Vergne, Roman Rusinov y Andrea Pizzitola con tres vueltas de ventaja sobre la competencia, Signatech Alpine y Graff-SO24. Juan Pablo Montoya finalmente fue quinto al volante del United Autosports #32.

La categoría GTE-Pro tuvo mucha pelea pero por desgracia no tanta historia en lo que respecta a la lucha por la victoria. Muy pronto un Safety Car y las ‘slow zones’ pusieron la carrera de cara al Porsche #92, decorado con el mítico diseño ‘pink pig’. Y su trío de pilotos, Michael Christensen, Kevin Estre y Laurens Vanthoor, no desperdició la oportunidad. Se vio acompañado en el podio por el Porsche #91, que inexplicablemente se libró de una penalización por las maniobras defensivas al límite del reglamento protagonizadas por Fred Makowiecki, siendo tercero el Ford #68. Poco pudo hacer por meterse en la lucha por los puestos de honor Antonio García junto a Jan Magnussen y Mike Rockenfeller, finalizando quintos, mientras que el saltarse un semáforo en rojo a la salida del pitlane mató las opciones del Ferrari #71 de Miguel Molina, Davide Rigon y Sam Bird mató, 10º.

En GTE-Am Dempsey-Proton Racing se hizo con el triunfo pero no con el coche que se antojaba favorito. Ganó el #77 de Matt Campbell, Julien Andlauer y Christian Ried por delante de dos Ferrari 488, el #54 de Spirit of Race y el #85 de Keating, que se sobrepuso a una salida de pista en las últimas horas de carrera.

Foto | Toyota GAZOO Racing

Lee a continuación: El espectacular juego del gato y el ratón entre Pechito y Alonso en el tráfico de Le Mans [Vídeo]

  • Bladerunner gonzalez

    Visto el “truño” de carrera que nos han ofrecido en le mans podrían haber seguido otras 24 horas más, que hubieran valido como le mans 2019 y así no tendríamos que tragarnos otro “truño” el año que viene… En serio, creo que el ACO y la FIA deberían tomarse ésto en serio e impedir éstas pantomimas a mayor gloria de alonso.

    • Ferran Pistola

      ¿Truño? Hemos visto carreras diferentes pues…

      • Slim Charles

        LOL si hasta en LMP1 ha habido emoción con el relevo nocturno de Alonso y la lucha entre ambos toyotas.

      • Leon

        Truño es aburrida?
        Seguro no fueron las mejores de la historia. Pero mal no estuvo. Tampoco pueden ser 24 hs constante locura.

        • M.A.

          Estoy de acuerdo. Pero se ja desarrollado todo demasiado segun el guion.
          No se puede reprochar a nadie. A Toyota no se le puede culpar de no tener rivales ni de que finalmente les haya salido todo bien sin sobresaltos. Es su trabajo
          Las caution zones y safety cars han influido demasiado en el desarrollo y aparte de los magistrales relevos de Alonso tampoco hay mucho para recordar.
          El final de la caution de ayer por la tarde con el embotellamiento que pillo a Alonso y Pechito enmedio, donde en varios momentos se jugaron tener algún disgusto (un poco imprudentemente en alguna ocasion…) y la remontada nocturna (también provocada por el stop&go a Buemi) es casi lo unico destacable.
          En GTPro tambien el safety de ayer por la tarde fue decisivo.
          En LMP2 los Jackie Chan heredaron el mal fario de Toyota y no les salió nada a derechas… con lo que los GDrive tampoco tuvieron que pelear mucho…
          Pero bueno. Es lo que hay. El año que viene, mas.

          • Leon

            Si el order hubiera sido el contrario a Pechito lo frenan seguro. Riesgo innecesario. Un mínimo despiste de cualquiera y estaríamos todos lamentado otro fracaso.

          • wunderbar

            ¿Frenar a Pechito? Si ya se frena él solo.

    • Gonzalo

      Ya llegó el bilioso lobotomizado

  • RenzoAC

    Bien por Toyota, que por fin pudo romper la maldición. Algo descafeinado ya que no tuvieron rivales, pero al menos pudieron completar las 24 horas.

    Curioso como el primer coche tuvo tres pilotos ex Fórmula 1, aunque bueno, Buemi y Nakajima han tenido carreras más prolongadas en resistencia.

    • Nico

      Alonso no es ex-F1… todavía.

      • Leon

        Haaa, pero es que sigue ocurriendo? Es el del auto naranja que siempre se rompe lleve el motor q lleve no? Jajajaja

    • Leon

      Estas viendo el futuro…
      Un 2019 corriendo en Indy…

  • Glemt

    Tras años de desgracias, la reivindicación de Toyota ha llegado, independiente del contexto de carrera, y rivales, han logrado algo muy grande, que fue sobreponerse a todo, especialmente del 2016. Hoy es el día de Toyota y nada o nadie, podrá decir lo contrarioque. Enhorabuena!!

  • almafuerte

    A pesar de todo lo dicho, por mi y por cualquier otro, viendo los festejos no puedo mas q emocionarme y alegrarme muchísimo por todos. Hermoso.

    • Leon

      La verdad que si. Cuando uno piensa lo difícil que es hacer correr un auto, te llames Toyota o Juan Perez, esa alegría que transmiten se contagia. Me emocionó ver a Pechito en el pidió de LeMans. Me alegré mucho por los Revellion, los ganadores de los LMP1 que SI tenían competencia.
      Al final todos los que terminaron don ganadores en alguna medida. Ya veremos si el año que viene será mejor o no, de momento felicidades para todos.
      Ojalá encuentren la manera de volver a la época mas grande de la resistencia y nos regalen por muchos, muchísimo años mas estas emociones.

      • M.A.

        Ojala. Ojala como dije que mas alla de la emoción por la revancha/justicia historica (dos formas de verlo) y por ver a ALO y Pechito formando parte de ello, espero que Le Mans retome el rumbo y volvamos a los dias grandes de la carrera con mas participantes, mas incertidumbre y verdaderos duelos por la victoria.
        Desgraciadamente no me da muchas esperanzas en vistas de lo anunciado sobre los nuevos rumbos que se han anunciado para los LMP-como se llamen-nuevos

        • Ferran Pistola

          Toda la razón MA. Tiene que haber marcas, pero también posibilidad de equipos privados luchando con los mismos coches (o similares) que las marcas. Por eso quería yo los DPi con parte hibrida “sencilla”.

        • Leon

          No lo termino de entender, me falta informarme mejor.
          Serian SuperCar tipo LaFerrari y el Porsche 918 corriendo entre si?
          Pero claro, con un reglamento. Asi que las marcas tendrían que vender autos que se adapten al reglamento.
          Me parece mas sencillos protos mas simples y menos costosos.

  • #PushingTheLimitsForBetter

    Por mi parte como aficionado estas 24 horas fueron emocionantes, no faltan los que se enojan porque Toyota no tuvo rivales, porque ganó Alonso, y seguro que meten el tema de la maFIA y el ACO, pero ganó Kazuki Nakajima en ese auto, buena forma de reivindicación para el después de lo que sucedió en 2016 cuando perdieron a cinco minutos del final y desde entonces estuve esperando el fin de la maldición de Toyota con cualquiera de los dos autos, ver la historia desarrollándose es bueno, hace tiempo que dejé de ser hater de Alonso, eso fue una estupidez, ver lo que podría ser el segundo piloto que podría ganar la triple corona es algo que será digno de los libros de historia.

    Fue una gran quincena y época que disfruté y empezó con Mónaco e Indianapolis que fue el ‘día de Australia’ con las victorias de Ricciardo y Will Power, después siguió la temporada de carreras del TT en la Isla de Man donde para mí el destacado fue Peter ‘Senior’ Hickman y hoy la maldición de Toyota ha terminado, e igual hubo emoción, principalmente en la noche con ese stint de Alonso recortando tiempo al Toyota de Pechito.

    • Glemt

      Que carrera la de Nakajima, con los años fue mejorando notablemente su reputación como piloto (su paso por Williams no fue la mas prolija de todas), pero en resistencia refino el diamante que tenia entre manos,mejorando cada año y en esta oportunidad dándole la pole y ahora parte de la victoria al equipo.

    • Ferran Pistola

      Yo igual, pero empecé una semana antes con la North West 200

  • M.A.

    Pues enhorabuena a Toyota, pero resultado excesivamente previsible. A pesar del conato de lucha, más alla de la revancha nipona y de la mediatica victoria de Alonso, no creo que hayan sido unas 24h inolvidables.
    Se ha demostrado que el ACO ha gestionado mal sus categorías “top”, una con solo 1 participante, mas una categoría “1B” con participantes bastante neofitos (salvo Rebellion) que no han dado la talla.
    Un LMP2 que ha pasado casi inadvertido, y una clase top en GTs dominada por pseudo-protos oficiales.
    Otra conclusión es que se demuestra (si hacia falta….) que vale más Le Mans que todo el WEC. A pesar del campeonato 2013 parecia que hasta hoy Toyota no habia conseguido nada.
    En fin. Que ya se que me direis que últimamente ando un tanto negativo, pero no ha sido para mi el mejor finde de Le Mans.

    • Nico

      Yo dudo que esta victoria llegue a ser tan recordada como la de Mazda. Ellos competían contra una horda de coches más rápidos y fiables, aquí Toyota estuvo completamente sola. Solo Rebellion dió la talla en los LMP1-L, y éstos estaban a más de 10 vueltas al final.

    • angeluam

      Concuerdo contigo, incluso las ultimas horas me parecieron monotonas, ha diferencia e años anteriores hoy a horas de terminar la carrera ya teniamos claro quienes iban a ganar y que eso solo una falla mecanica lo iba a poder cambiar.
      De los GTs yo no lo veo tan mal por que tanto el Porsche, el Ferrari y el Fors son unos pseudo-protos.
      Y lo que me queda claro es que hoy todos nos dinos cuenta que salvo los Rebellion todos los demas LMP1-H estan ahi para hacer bulto, por cierto el by Koller creo que nunca ha terminado la.carrera.

      • M.A.

        ByKolles: asunto aparte.
        Kolin, un crack..
        -modo super-ironico-
        Mejor no comentar. No lo merece.
        Uno de esos tipos que parece tener credito infinito, no importan las c.g.das.

  • Nico

    Debe ser el tercer año que sigo la carrera con atención, y definitivamente la pasé mejor el año pasado con dos equipos de LMP1-H en pista. Mi corazón porchista y el haberme perdido la largada por culpa del mundial de fútbol tambien deben influir en eso. Toyota estaba obligada a ganar hoy, no tenía oposición, por mucho que digan que no. Me siento un poco mal por Pechito, anoche cuando marchaba líder tuve la tonta esperanza de que podría llegar a ganar, pero era lógico que tanto a Toyota como al WEC les conviene más que gane un bicampeón de F1 que el campeón de una categoría que ya ni existe, y que él campeón de F1 se acerque al objetivo de la “Triple Corona”. Por un momento pensé que un argentino ganando quizá, quizá podría haber desviado un poquito la atención de los argentinos hacia el mundial de fútbol, pero no fue así, y pienso que si hubiera ganado poco habría cambiado de todos modos. Somos un país furgolero y bananero, desgraciadamente.

    No quiero desmerecer la victoria de Alonso, pienso que se lo merece, después de tanto sufrir con McLaren. A ver que conclusión sobre su futuro puede sacar de esta victoria. Y Toyota también lo merece, después de tantos años de sufrimiento. Sin embargo, como ya dije, mi corazón es porchista y me alegro que los 911 retro haya copado GTE-Pro.

    • logan5

      No creo que el ritmo nocturno de Alonso y Pechito tenga nada que ver con intereses por parte de Toyota aqui hubo lucha y un coche recortando tiempo a otro nada más.
      Saludos.

    • Eloy E.G.

      Llámame iluso, pero que Pechito fuera cazado me parece que tiene poco que ver con los intereses de Toyota y que tuviera la órden de conservar. Tuvo dos salidas de pista por la noche, más otra por la mañana y un trompo. En ningún momento mostró la consistencia del coche #8, sus vueltas rápidas iban seguidas a posteriori de un mal primer parcial por ejemplo.

      Fernando Alonso ha mencionado como clave que se le da muy bien calentar neumáticos de noche. Y creo que tiene mucho que ver con el hecho de que sea piloto de Fórmula 1. Está acostumbrado a entrar y salir de boxes, a hacer vueltas de entrada y salida al máximo. De ahí que no fuera nada extraño ver cómo recortaba ocho segundos por parada.

      Y menciono a Pechito porque fue a quien le tocó bailar con la más fea, un Alonso que creyó que era su oportunidad y se lanzó a por ella, pero Conway también hizo lo mismo con Buemi, que perdió los nervios tras adelantar bajo ‘slow zone’.

  • Basauri

    Felicidades a Toyota. No por ganar la carrera, ya que como se preveía estaban a años luz del resto. (12 vueltas son más de 40 minutos de diferencia), sino por dejar que sus coches compitieran entre si. Eso sí que me ha parecido una muestra de respeto hacia el público y hacia la historia de Le Mans. No vale ganar a cualquier precio. Todavía siguen importando las formas. Tenía dudas de si se atreverían a hacerlo y me ha gustado equivocarme.