Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WRC
Logo Icon

3 MIN

Toyota reconoce un error humano y compensará a Jari-Matti Latvala con otro rally

Jari-Matti Latvala ha sufrido en parte ese mismo mal que padecio Robert Kubica durante los años previos a regresar a la Fórmula 1. El piloto polaco reconoció que no podía ver los Grandes Premios a través de la televisión y que sufría cada vez que se le mencionaba el Gran Circo. Algo así le sucedió a Jari-Matti Latvala durante el fin de semana del Rallye Monte-Carlo. Pudo empezar viendo la acción, pero pronto tuvo que cambiar de canal debido a la tensión que le producía no poder estar allí compitiendo.

El finés se propuso darlo todo este fin de semana. Había de nuevo reclutado a Juho Hänninen para que le hiciera las labores de copiloto y trataba de lanzar un mensaje a los fabricantes presentes de cara a 2021: “estoy aquí, nunca me marché”. Sin embargo, más allá del testimonial mejor tiempo realizado en el Shakedown 2, la aventura del ganador más joven en el Mundial de Rallyes se convirtió en una pesadilla.

Un trompo en el segundo tramo del día le hacía dejarse cincuenta segundos y los daños mecánicos que se habían sucedido en ese momento terminarían por retrasarle completamente, teniendo que abandonar antes de afrontar el Torsby Sprint. Tal y como apuntaba Jari-Matti, el motor de su Yaris WRC se apagaba continuamente, por lo que desde Toyota GAZOO Racing le pidieron que ya habiendo perdido por completo las opciones de conseguir un buen resultado, se retirara para poder investigar el problema.

Hemos encontrado un impacto en los datos. Hubo un impacto de una piedra o algo así debajo del auto en el guardabarros y 200 metros después de eso, hemos visto que el motor está comenzando a apagarse – Tommi Mäkinen

Habrá más oportunidades para Jari-Matti Latvala en 2020:

Obviamente la sensación de desconsuelo por parte de Jari-Matti Latvala quedaba patente. Con un programa limitado de apenas dos citas a la espera de poder conseguir el presupuesto para hacer otras tres, esta situación pasaba a ser un golpe anímico muy duro, y lo peor, mucho tiempo para pensar en ello hasta Finlandia.

Para su fortuna, Tommi Mäkinen ya se ha comprometido con su antiguo piloto en que podrá estar presente en Cerdeña, en este caso a modo de compensación por no haber podido continuar en la prueba escandinava de la que causa baja definitiva. Según el propio director de equipo, este problema fue debido a un error humano a la hora del montaje en un soporte, lo que terminó con el cable de alimentación dañado en el impacto y con el equipo viéndose obligado a tomar una decisión tan contundente: "El cable estaba conectado al lado equivocado del soporte. Un error que nos sucedió por primera vez".