Toyota repasa las características del TS050 LMP1 que está llamado a llevarle a la gloria

 |  @fernischumi  | 

Las horas siguen descontándose en el reloj y los problemas que atravesaba el Mundial de Resistencia hace menos de un año parecen haberse quedado en parte atrás gracias a que una prometedora ‘supertemporada’, la única que posiblemente veamos en la historia del WEC, está a punto de comenzar. Toyota defenderá el honor entre los prototipos híbridos, consciente de que a pesar de su vitola de favoritos el reglamento técnico supone una fuerte bajada en las prestaciones del TS050 Hybrid LMP1. Vamos a ponerle cifras.

ACO y FIA han puesto cierto lastre en el rendimiento de los prototipos japoneses con el objetivo de que el campeonato no se convierta únicamente en un duelo fratricida entre los dos Toyota por ver quién se convertía en Campeón del Mundo y quién se llevaba la victoria en Le Mans.

Los años de evolución y de carrera ‘armamentística’ entre los fabricantes de los LMP1-H (el prototipo de Toyota de 2017 utilizaba un 35% menos de combustible que en 2012 a la hora de completar una vuelta en Le Mans) han propiciado que la brecha entre los prototipos con motor de combustión interna convencional y los equipados con sistemas híbridos sea tan marcada que han tenido que tomarse medidas contundentes para enfrentar a estos últimos. El propio Rob Leupen, director del programa de Toyota en el WEC así lo reconocía:

La normativa de este año nos plantea un reto sin precedentes. Venimos demostrando desde 2012 que nuestro sistema eléctrico híbrido presenta mejoras reales en términos de rendimiento y eficiencia, pero ahora debemos ser más eficientes que nunca para batir a nuestros rivales de la LMP1, que cuentan con un nivel de energía sustancialmente mayor, más flujo de combustible y menos peso. Este tipo de retos son precisamente los que nos hacen crecer, porque nos impulsan a crear vehículos cada vez mejores. Pero que nadie se llame a engaño; no nos gusta perder, así que nuestro objetivo no podría estar más claro: la victoria en Le Mans y el título del WEC.

Según Toyota GAZOO Racing, la principal diferencia se encuentra en que los rivales podrán utilizar hasta un 69% más de energía de combustible (motor de combustión interna), permitiendo que los equipos privados usen 210,9 MJ por vuelta del Circuito de Le Mans, en comparación con los 124,9 MJ de que dispone el TS050 HYBRID. El flujo de combustible también estará restringido a 80 kg por hora, mientras que el resto de LMP1 gozarán de 110 kg/h para sus respectivos propulsores térmicos.

Esto obligará al equipo japonés y a TMG a sacar el máximo provecho a la parte híbrida de 8MJ, la cual hará de refuerzo tanto en términos de potencia como a la hora de asegurar la autonomía necesaria en cada uno de los stints. Los datos que arroja Toyota al respecto hablan de que la energía recuperada por el sistema de sus prototipos durante el 2017 sería capaz de alumbrar la Torre Eiffel durante cuatro días. En este caso le tiene que permitir a los nipones lograr uno de sus retos más ansiados: dar la energía suficiente durante otras 24 horas en La Sarthe.

Se ha reforzado la fiabilidad de ambas motorizaciones combinadas, pero básicamente el coche mantiene prácticamente la misma aerodinámica respecto al año pasado, con la principal novedad de que el coche incluirá una cámara de visión trasera Gentex que hará las veces de retrovisor. Pascal Vasselon, director técnico de Toyota también realizaba su particular repaso:

A diferencia de los años anteriores, las mejoras de nuestro coche para 2018 son reducidas. Aparte de las mejoras de fiabilidad del motor, hemos actualizado el sistema de refrigeración y hemos desarrollado la carrocería a partir de la homologación de 2017. En cuanto a las prestaciones, en los cuatro últimos años hemos tenido un coche lo bastante rápido como para ganar en Le Mans en tres ocasiones, sin problemas fundamentales de fiabilidad. No obstante, no hemos conseguido la victoria en ninguna de ellas, y teníamos que hacer algo al respecto. En Le Mans es de esperar que el 30-40% de las circunstancias de la carrera escapen de tu control; esa es la belleza y al mismo tiempo el horror de Le Mans. Por eso hemos cambiado sustancialmente la forma en que nos preparamos para la carrera de este año, centrándonos más en lances de la carrera no convencionales. No hay que dejar de mejorar, y había margen de mejora para alcanzar nuestros objetivos más claros.

Lee a continuación: Confirmado Miguel Molina en un rejuvenecido plantel de AF Corse para Le Mans 2018

  • OneCarlos

    Bueno, hay que agradecer a Toyota por dejarse BoPear ante una supuesta competencia de algún equipo privado (si es que la llega haber en La Sarthe. Cosa imposible con Audi en la década pasada y a principios de esta.