Sólo dos días: el Mundial de Resistencia espera con impaciencia el prólogo de su nueva era

 |  @fernischumi  | 

Tras reponer fuerzas, los aficionados al automovilismo y a las carreras están de enhorabuena. Estamos posiblemente ante uno de los fines de semana de mayor actividad tanto en lo que se refiere a los principales campeonatos a nivel mundial, algo que implica por ejemplo que coincidan las segundas citas de las temporadas del Mundial de Motociclismo (Argentina) y de Fórmula 1 (Bahréin) con el Rallye de Córcega, quizás uno de los más especiales sobre asfalto que quedan en el calendario, y el estreno del WTCR en Marrakech. Sin embargo, no será el único punto de atención. Apenas a 300 kilómetros en línea recta hacia el noroeste de la prueba del WRC, en Le Castellet, los equipos del Mundial de Resistencia tendrán su particular primer día de clase con muchas caras conocidas, algunos cambios de pupitre muy destacados y la ausencia del chico nuevo, Fernando Alonso.

El Circuito de Paul Ricard terminará con semanas de test en solitario para poner por primera vez en pista a los actores principales de una supertemporada que se plantea apasionante sobre el papel, pero que deberá primero corroborar que el sistema con el que se ha decidido igualar fuerzas entre los LMP1 cumple y no provoca un desequilibrio hacia ninguna de las partes, ni en lo que respecta al bando de los prototipos de motores de combustión convencional, ni en lo que se refiere al único representante superviviente entre los híbridos, el Toyota TS050 HYBRID LMP1.

LMP1 - Toyota y los peligros de ser favoritos indiscutibles:

¿Qué cambios son esos? Ya los hemos explicado con anterioridad, pero aprovechando las infografías del WEC procederemos a hacer un repaso categoría por categoría de las principales características de los coches. En LMP1 habrá una diferencia de 45 kilógramos en cuanto al peso mínimo entre ambas mecánicas, estableciéndose 878 kilógramos para los prototipos japoneses que seguirán con la utilización de sus sistemas de recuperación de energía, pero que verán cómo la parte térmica se verá seriamente limitada por los 35,2 kg de combustible que podrán utilizar en cada stint. Obviamente esto responde a la necesidad de igualar las prestaciones en términos de potencia entre ambos conceptos de vehículo, resultando en que los LMP1-H serán más lentos y pesados que en 2017, pero se espera que puedan mantener su ventaja en cuanto a autonomía. Toyota seguirá utilizando su motor V6 twin-turbo de inyección directa y el ERS de 8MJ.

En cuanto a los equipos presentes, estarán todos los destacados, comenzando por Rebellion Racing que tendrá la difícil papeleta de tener que portar el dorsal #1 ante el adiós de Porsche Motorsport, uniéndose ByKolles (esperando tener al fin una temporada ‘normal’), el capital chino apoyando la aventura de Manor y sus dos Ginetta G60-LT con motor Mechachrome, o la presencia de los tres BREngineering, en el caso de la unidad de Dragonspeed equipada por el motor Gibson y en cuando a las dos unidades de los rusos de SMP Racing, con propulsores AER. Toyota estará presente en el prólogo con dos prototipos, recuperando a Anthony Davidson y Alex Wurz para la causa ante la no presencia de los dos pilotos japoneses y de Fernando Alonso.

La lista del prólogo falta por completarse, pero en ella ya podemos ver a nombres como el de Lotterer, Neel Jani, Bruno Senna o Thomas Laurent en los prometedores Rebellion R13, Oliver Rowland con CEFC o Renger Van der Zande con Dragonspeed, además de la confirmación de que Stéphane Sarrazin estará con RB1. Habrá que esperar hasta las 6 Horas de Spa-Francorchamps para tener una visión completa de una parrilla que promete dejarnos un gran disfrute esta campaña 2018-19, esperemos que Manor llegue a tiempo y pueda estar finalmente con los dos coches anunciados en un inicio (sólo uno está inscrito para el simulacro largo).

LMP2 - Una segunda división de auténtico lujo:

En cuanto a los LMP2, no hay grandes cambios en lo que respecta la reglamentación. Seguirán siendo prototipos cerrados, con motor Gibson V8 de 4.2 litros y con tanques de combustible de 75 litros. Obviamente en cuanto aerodinámica y peso tienen menos prestaciones que los LMP1 no híbridos, pero ya en las 24 Horas de Le Mans de 2017 nos dejaron una buena grata sensación acerca de su rendimiento, tanto que incluso se plantó la opción de que pilotos Gentleman Drivers no tuvieran acceso a los mismos. Dallara, Oreca, Ligier, Riley-Multimatic y Onroak seguirán siendo los fabricantes.

Donde sí hay muchas novedades es en la nómina de pilotos inscritos. La salida de Porsche, los cambios en Toyota y el mal momento del DTM han propiciado que estemos frente a una gran presencia de talento. Destacan nombres que participarán la temporada completa y otros que sólo estarán presentes en la grande de la resistencia, sin embargo, los Loïc Duval, Nicolas Lapierre, Anthony Davidson, Pastor Maldonado o Juan Pablo Montoya (Esteban Gutiérrez aparece con Dragonspeed en la lista aunque puede que no se lleve a cabo) son algunos de los prestigiosos nombres que veremos este año competir al volante de un LMP2. Si el año pasado nos dejó preciosas carreras, con errores, emoción, drama y la gloria al alcance de la mano, este año la cosa parece incluso mejor.

GTE - BMW llega para reforzar el nicho de los fabricantes:

En las categorías GTE Pro y GTE Am la mayor novedad viene impuesta por la llegada de los dos nuevos modelos. El Aston Martin Vantage AMR de Prodrive tendrá la difícil tarea de tratar de revalidar la victoria conseguida en las 24 Horas de Le Mans, mientras que BMW estrenará el M8 dentro del WEC con una alineación que inevitablemente nos recuerda a los turismos y específicamente al extinto WTCC debido a la presencia de Nicky Catsburg y Augusto Farfus entre otros. Este fin de semana (del 6 al 7 de abril) estarán los 10 coches que seguirán el campeonato, con la ausencia de un fabricante, Corvette, el cual repetirá su tradición y únicamente disputará la prueba de La Sarthe.

En cuanto al resto de coches, la cuenta crecerá hasta las 17 unidades para la clásica francesa, después de que los responsables del campeonato hayan accedido a las peticiones de Ford y Porsche, que se presentarán en La Sarthe con sus equipos de WEC e IMSA. Cuatro coches para cada una, frente a los tres de Ferrari y los dos de BMW, Aston Martin y Corvette. En GTE Am, muchos equipos se favorecerán de la presencia del Porsche 911 RSR para equipos privados, mientras que la lista de pilotos presentes en el prólogo cuenta con nombres tan destacados como los de Giancarlo Fisichella, Olivier Berretta, Pedro Lamy o Mathias Lauda. Que el Balance of Performance nos pille confesados.

Lee a continuación: Trío de pilotos franceses para el regreso de Racing Engineering a la resistencia