Un altercado que tapa una buena carrera. Crónica del GP de Brasil 2018

 |  @eloy_eg  | 

Mercedes se hizo con el título de Constructores en Interlagos. Un desenlace esperado y claro al no poder plantar cara Ferrari en desventaja de neumáticos durante los primeros compases de la carrera. Pero es evidente que la lucha por esta corona, ya habitualmente en un segundo plano, será poco recordada frente al lance que marcó el devenir del Gran Premio de Brasil 2018: la fallida maniobra de Esteban Ocon al intentar recuperar vuelta y tocarse con el líder, Max Verstappen.

En una Fórmula 1 donde el doblado pasa a ser mera comparsa salvo Safety Car, la osadía de Esteban Ocon choca. Fue una maniobra totalmente legítima y legal, pero posiblemente lejos de los manuales de conducta propios de la categoría dado que el diferencial de velocidad no era suficiente como para poner en tal aprieto nada menos que al líder de la carrera. Y siendo víctima del incidente, Max Verstappen tampoco se anduvo espabilado. Como en tantos lances de carrera, que no sea punible su acción no le hace totalmente inocente. Al neerlandés se le puede reprochar lo mismo que se le ha reprochado a Sebastian Vettel a lo largo de este año.

Pero el toque entre ambos y el posterior rifirrafe (muy lejos de otras enganchadas históricas recordada a raíz de estos empujones de Verstappen a Ocon en la zona de pesaje), solventado por los comisarios con un par de días de servicio comunitario, no deben hacernos olvidar que en Brasil pudimos disfrutar de una carrera más que entretenida pese a que la anunciada lluvia jamás llegó a caer sobre Interlagos.

Los neumáticos blandos con los que Ferrari salió a carrera claramente perjudicaron su rendimiento en la arrancada, viendo cómo Sebastian Vettel poco podía hacer por evitar que Valtteri Bottas se situara segundo, mientras que Kimi Räikkönen sí tuvo mayor fortuna al devolverle el adelantamiento a Max Verstappen tras perder momentáneamente la posición. Pero poco duró esa situación. Mercedes sufrió a nivel de neumáticos, con Valtteri Bottas aquejado de blistering y ralentizando el ritmo hasta el punto de permitir que Daniel Ricciardo se uniera al grupo en una magnífica remontada.

Sin embargo no fue Ferrari con goma blanda quien salió beneficiada de tal situación, sino Red Bull y más concretamente Max Verstappen al haberlo fiado todo a unos reglajes de carrera dada la imposibilidad de luchar por la pole en la jornada de sábado. El holandés adelantó a Valtteri Bottas en la primera curva y empezó a inquietar a Lewis Hamilton cuando Mercedes optó por tomar la iniciativa y llamar al campeón a boxes en la vuelta 19.

Hamilton debió afrontar tráfico en sus primera vuelta ya con compuesto medio, ampliando ventaja al frente de la prueba Max Verstappen, pero Red Bull estiró su primer relevo hasta el ecuador de la carrera, en parte también por la amenaza de lluvia. Así, regresó a pista tras un Lewis Hamilton que sin embargo poco pudo hacer para defenderse una vez llegó hasta él el de Red Bull. Y cuando todo parecía sentenciado llegó el momentazo de la carrera entre Ocon y Verstappen.

Éste llegó a recuperarse y amenazó con alcanzar a Lewis Hamilton pese a los daños en su Red Bull, pero en ningún momento estuvo en disposición de repetir el adelantamiento, como también le ocurrió a su compañero Daniel Ricciardo, que debió conformarse con el cuarto puesto tras Kimi Räikkönen. El podio del finlandés no evitó que Mercedes se alzara con el título, viéndose Ferrari también lastrada por un discretísimo domingo por parte de Sebastian Vettel, sexto tras Valtteri Bottas. Los dos decidieron realizar una segunda parada.

Charles Leclerc redondeó un gran fin de semana con el séptimo puesto, cimentado tras una espléndida salida y una nueva ocasión desaprovechada por Haas (Romain Grosjean 8º y Kevin Magnussen 9º). Cerró la zona de puntos Sergio Pérez, mientras que Renault se fue de vacío tras el abandono de Nico Hülkenberg y el 12º puesto de Carlos Sainz Jr. Ambos protagonizaron un encontronazo en los primeros compases de carrera, cuando el madrileño venía remontando, pero no estuvieron cerca de los puntos. Y mucho más olvidable fue el domingo de Fernando Alonso, que perdió los estribos.

Foto | Red Bull Content Pool

Lee a continuación: Carlos Sainz se queda en la Q1 y buscará la remontada en Brasil

Max Emilian Verstappen es uno de los pilotos más mediáticos de la Fórmula 1 actual. Hijo del ex piloto Jos Verstappen, ha protagonizado el ascenso más meteórico de la década, pasando de karts a Fórmula 1 en tan solo un año y medio ...

  • Javier Arturo Balderas

    Que flojito es Bottas.

    • M.A.

      Pues si. Muchos esperabamos más de él, cuando estaba en el EuroF3.

    • javierarturobalderas 3+

  • M.A.

    "Max Verstappen tampoco se anduvo espabilado. Como en tantos lances de carrera, que no sea punible su acción no le hace totalmente inocente. Al neerlandés se le puede reprochar lo mismo que se le ha reprochado a Sebastian Vettel a lo largo de este año."
    A Max se le puede reprochar que no hay que jugarse la carrera por adelantar a un rezagado una curva antes o despues.
    Imagino que es cosa de la juventud, aunque ya lleva bastantes carreras y ya unas cuantas victorias como para tener un poco más de tranquilidad.
    Debe comprender que no todo el mundo "se le va a apartar" cuando lo vean venir. Y que aunque sea culpa "del otro", la carrera que j#den es la suya....
    Con razón o sin ella, al que fastidian es a ti.

    • XQV

      Es una mezcla de inmadurez, prepotencia, exceso de agresividad y falta de autocontrol... La novedad es que ayer demostró al público todo esto también con la carrera finalizada...