Un año difícil de recordar para Hayden Paddon en el Mundial de Rallyes

 |  @fernischumi  | 

A la espera de ver qué movimientos pueden implicar a Elfyn Evans o Andreas Mikkelsen, Hayden Paddon es otro de los nombres que tiene su futuro más en el aire que nunca. Llegó a un acuerdo con Hyundai Nueva Zelanda para que le permitieran sentarse a negociar con M-Sport y competir en algunas citas de la temporada. Su intención era la de estar en dos pruebas con el World Rally Car, Australia y Finlandia, y una con el nuevo R5 Mk.II dentro de WRC2 Pro, Gales. Ninguna de ellas terminó bien, y en el caso de las previstas en la clase reina… ni tan siquiera empezaron.

El neozelandés mostraba su empatía con los afectados por los incendios, pero a su vez también miraba en clave personal y lo cierto es que, si 2017 fue un año negativo para él, este lo fue incluso más dentro del Campeonato. Se invirtió más de medio millón de euros de patrocinadores para finalmente no poder obtener el resultado que le volviera a relanzar en su carrera deportiva. Con el proyecto de su coche de rallyes eléctrico en colaboración con STARD, así como la compra del Hyundai i30 N TCR, debería llegar un cambio de última hora para volver a contar con Paddon en las series intercontinentales.

Se trata de cosas más grandes que los deportes. Los incendios son devastadores. En lo personal, estoy completamente abrumado. Esta fue la segunda vez que intentamos llegar este año a un rally del Mundial con un WRC y la segunda vez que ni siquiera pudimos llegar a la línea de salida. Esto es incomprensible. Tuve que usar estas carreras como trampolín para negociar con los equipos y ver qué oportunidades podríamos tener el próximo año. Pero ahora la situación es muy difícil. Es probable que este fuera nuestro último Rally Mundial. Es lamentable que esto haya terminado así – Hayden Paddon a Radio Nueva Zelanda

Después de ser rechazado por Hyundai Motorsport para ocupar el asiento del tercer i20 WRC Coupé en Finlandia, Paddon se movió rápidamente para cerrar con Richard Millener la oportunidad de estar en la cita nórdica con uno de los Fiesta WRC de nueva generación. El accidente sufrido durante los test en la semana previa al evento le dejaron fuera, pero se siguió trabajando en estar durante más pruebas ese mismo año con los de Cumbria, algo que finalmente les llevó a competir en Gales con el Ford Fiesta R5 Mk.II a fin de prolongar la racha después del triunfo de Gus Greensmith en Turquía. Siempre muy locuaz en sus decisiones, Paddon se despide por el momento del Mundial a la espera de que algo les lleve a encontrar de nuevo sus caminos.

Lee a continuación: Hyundai Motorsport se corona por primera vez Campeona del Mundo de Rallyes