CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

2 MIN

¿Una monomarca con Grupo B? Las calles de Birmingham se llenaron de Metro 6R4 en los ochenta

Iván Fernández | 22 Jul 2017
metro-6r4-birmingham-race-1989
metro-6r4-birmingham-race-1989

Llegados al final de su corta carrera deportiva, los fabricantes de los Grupo B se encontraron con un gran problema, qué hacer con los cientos de unidades construidas exprofeso para homologar los vehículos de competición. Especialmente las marcas que llegaron más tarde vieron como en los terrenos aledaños a sus factorías se amontonaba una gran cantidad de vehículos que hoy en día son objeto de deseo, pero que en su momento se convirtieron en un quebradero de cabeza al no tener un futuro claro.

Fue el caso de Austin Rover, el cual llenó los circuitos de rallycross con su 6R4 e incluso intentó afrontar el Campeonato Nacional Británico con una de esas unidades de competición. Todo iba bien hasta que numerosos escándalos en forma de despidos y robos terminaron por llevar a los responsables a tomar la decisión de echar el cierre no habiendo llegado ni tan siquiera al ecuador de la temporada 1987. Tras casi un año de incertidumbre, Austin confirmaba que había conseguido vender todas y cada una de las unidades del 6R4, gracias en gran parte a un comprador aventado que se hizo con un lote de 40 coches para utilizarlos como vehículos de alquiler.

A pesar de haber cerrado su programa de competición con Malcolm Wilson en el Nacional de Rallyes, Austin quería seguir viendo a sus coches en competición, algo que les llevó en 1988 a promover una carrera monomarca que se disputaría en el marco del Birmingham Superprixde la Fórmula 3000. En pista ni más ni menos que más de 20 Austin Metro 6R4 en su versión Clubman 300 compartiendo pista en un circuito urbano. Desde fuera parecía como si los Grupo B hubieran vuelto a tomar las calles, una suerte de Guerra de los Mundos que muchos estaríamos encantados de sufrir.

Sólo se celebraron dos ediciones de esta Metro 6R4 Trophy Race, la de 1988 y en 1989, y ambas fueron ganadas por el ex-piloto oficial del equipo, Tony Pond, precisamente el mismo que le dio el mejor resultado al vehículo británico en el Mundial de Rallyes. Os dejamos la carrera de 1988 justo debajo del párrafo final y este es el link en el que podréis ver la cita del 89 (la inserción en webs ha sido desactivada por el usuario).