Una proclamación deslucida. Crónica del GP de México 2018

 |  @eloy_eg  | 

Se esperaba tanto el título de Lewis Hamilton, que le coloca en pie de igualdad con una leyenda como Juan Manuel Fangio, como la victoria de Red Bull, finalmente obtenida por Max Verstappen. Pero el Gran Premio de México 2018 decepcionó como carrera. Ni la salida fue tan movida como todos teníamos en mente, ni los neumáticos dieron los quebraderos de cabeza que amenazaban con dar tras los entrenamientos libres del viernes.

Partía desde la pole Daniel Ricciardo tras dar la campanada en clasificación pero poco le duró esa posición de privilegio al arrancar de forma pésima. Así su compañero Max Verstappen tomó el relevo y debió apurar al máximo la primera frenada para contener a Lewis Hamilton, que posteriormente no pudo oponer gran resistencia. Los apuros de Ricciardo generaron efecto acordeón en el pelotón y como consecuencia en las primeras curvas vimos toques como el de Sebastian Vettel y Valtteri Bottas o el que provocó que el alerón de Esteban Ocon acabara impactando con el McLaren de Fernando Alonso. La refrigeración del McLaren se vio afectada y forzó el abandono del español.

Viendo que por ritmo difícilmente se podría superar a Max Verstappen, Mercedes llamó a Lewis Hamilton muy pronto a boxes. Red Bull intentó cubrirle con Daniel Ricciardo y en la vuelta siguiente hizo parar al neerlandés, mientras que Ferrari sorprendió al dejar más tiempo en pista a sus pilotos. Así, tanto Sebastian Vettel como Kimi Räikkönen pararon en la vuelta 17 y el alemán pudo atacar en final del siguiente relevo a Hamilton y Ricciardo. El Virtual Safety Car provocado por el abandono de Carlos Sainz dio un breve respiro a Ricciardo, pero la pelea de los doblados Leclerc y Pérez molestó al australiano y abrió la puerta a Vettel.

Los problemas de gestión de neumáticos de Lewis Hamilton fueron a peor y no sólo vio al Ferrari de su aún rival por el título adelantarle, sino que Ricciardo con idéntica estrategia le alcanzó, pasándose de frenada en la primera curva y visitando la escapatoria. Curiosamente su compañero Valtteri Bottas hizo lo mismo una vuelta más tarde en lucha con Kimi Räikkönen, momento en el que Mercedes decidió nadar y guardar la ropa: era día para atar el título de pilotos y Ferrari no iba a sacar máximo provecho en constructores gracias al amplio liderato de Max Verstappen.

Pero la Scuderia rascó aún así un doble podio. Una avería en el embrague dejó fuera de carrera al Red Bull de Daniel Ricciardo, que se mostró desolado ante la prensa. Y ello puso en alerta a Verstappen, levantando el pie hasta la bandera a cuadros. Así, el final de carrera fue extremadamente tranquilo, valiéndole el cuarto puesto a Lewis Hamilton para proclamarse pentacampeón del mundo.

Sólo cuatro coches acabaron en la vuelta del líder, pues Valtteri Bottas paró una tercera vez aprovechando el Virtual Safety Car forzado por la retirada de Ricciardo y el resto de coches acabaron a dos y hasta tres giros. Renault estuvo mejor entre los equipos terrenales mas la fiabilidad sólo permitió que rascaran un sexto puesto con Nico Hülkenberg, por delante de Charles Leclerc, Stoffel Vandoorne, Marcus Ericsson y Pierre Gasly, el único de entre ellos a dos paradas.

Tres equipos se marchan de vacío del Autódromo Hermanos Rodríguez, con dos perdedores claros. Haas no estuvo a la altura en todo el fin de semana y sus dos coches acabaron como los peores clasificados, mientras que Force India luchó en todo momento por los puntos pero vio cómo Sergio Pérez sufría problemas de frenos y Esteban Ocon protagonizaba buena parte de los toques del día, sumando al de la salida encontronazos con los Toro Rosso. De Williams poco cabía esperar, en la línea del resto de la temporada.

En Brasil debería caer el título de constructores, pues pese al tropiezo en México Mercedes mantiene 55 puntos de ventaja sobre Ferrari, quedando ya bastante decantada la lucha por el valioso cuarto puesto en favor de Renault.

Foto | Daimler

Lee a continuación: Los problemas técnicos dejan fuera de carrera a Carlos Sainz

Lewis Carl Davidson Hamilton es un piloto de Fórmula 1. Su título de 2017 le permitió convertirse en el piloto británico más exitoso dentro de la categoría reina del automovilismo. En cada una de sus once campañas en la categoría ha ...

  • Ferran Pistola

    Muy buena carrera.
    Una pena la rotura de Ricciardo, hubiesemos visto pelea al final por P2. Verstappen bestial. Ha cambiado mucho desde la victoria de Austria. Allí tuvo mucha suerte de no pinchar en el toque con Raikkonen, y ahora se le ve más centrado, con menos errores de bulto. Ese es el camino.
    Mercedes aquí han sufrido muchísimo con los neumáticos, curioso como cambian las cosas de un GP a otro.
    Ferrari, carrera muy seria «en la sombra». Raikkonen ha pasado desapercibido, y al final podio. Vettel tuvo suerte de no pinchar con el toque a Bottas. Pero carrera muy seria del cavallino.
    Los Renault parece que se asentan ya como los 4º. Una pena el abandono de Sainz, que hoy estaba para ser 6º con los problemas de Ricciardo.
    McLaren aquí era algo más competitivo. En un circuito dónde la aerodinámica cuenta menos (por la altura), que importa más el agarre mecánico, han sido medianamente competitivos. ¿Casualidad? No creo. Una pena lo de Alonso con el deflector de Ocón. Quizás hoy hubiese conseguido sus últimos puntos en la F1.
    Haas. Fatal.
    Force India muy mala suerte. Tanto lo de Ocon como lo de Pérez. Muy bonito ver como vibraba el público con sus adelantamientos.

  • almafuerte

    Nos es el campeonato q todos esperábamos, pero se lo merece. Hamilton como piloto y Mercedes como equipo, casi no cometieron errores. Si no falto algo, si nos robaron emoción y lucha, q por mi parte algo si, la culpa esta pintada de Rojo y es alemana. (Por equipo y piloto).