CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros rallyes

3 MIN

Volkswagen confirma que Romain Dumas será su piloto en Pikes Peak

Iván Fernández | 31 Ene 2018
romain-dumas-ppihc-2017-ganador
romain-dumas-ppihc-2017-ganador

Era un secreto a voces, pero no por ello la confirmación deja de ser noticia. Volkswagen Motorsport ya tiene piloto para su asalto a la Subida a Pikes Peak. Finalmente, el elegido ha sido Romain Dumas, ganador en tres ocasiones de la prueba y uno de los pilotos en activo que mejor conoce la carrera norteamericana en su configuración 100% de asfalto. El francés será el encargado de pilotar el nuevo prototipo alimentado por baterías de la marca germana, un hito que supondrá el inicio de la electrificación también deportiva hacia la que se dirige Volkswagen.

El francés, ganador de las 24 Horas de Le Mans en 2016 con Porsche fue uno de los sacrificados en el programa del fabricante de Stuttgart en el Mundial de Resistencia. A pesar de ello, siempre se ha mantenido ligado al Grupo Volskwagen (en 2018 competirá en las Blancpain GT Endurance Cup y las 24 Horas de Le Mans con Porsche) y su experiencia no sólo en Pikes Peak, sino también en prototipos de tracción a las cuatro ruedas, le permitía ser el candidato perfecto para encabezar dicho proyecto que pretende terminar “los asuntos pendientes” que le quedaron a la marca en este escenario hace ya más de treinta años.

Precisamente el anuncio oficial de la marca ha venido a través de un divertido vídeo con Jochi Kleint, piloto del Volkswagen Golf Bimotor que disputó la Carrera hacia las nubes en los ochenta, como protagonista. En él podemos ver cómo es el propio Kleint el que elige a su sucesor a través de un regalo muy especial. Ahora le tocará a Dumas escribir la historia de Volkswagen en la Subida Internacional a Pikes Peak. El resto sigue siendo el de bajar de los nueve minutos y conseguir además batir el récord establecido por un coche eléctrico en dicha competición, concretamente el tiempo de 8 minutos y 57,118 segundos logrado por Rhys Millen en 2016. En sus manos estará el intentar también acercarse a los 8 minutos y 13,878 segundos de Sébastien Loeb en 2013.

Hay una gran ventaja de tener un coche eléctrico: la potencia se mantiene constante en el transcurso de los veinte kilómetros que se compone el recorrido. Tengo muchas ganas de conducir desde el inicio a 2.862 metros hasta la línea de meta sin pérdida de potencia por primera vez.