ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Cinco años después, el Volkswagen Polo WRC de 2017 finalmente vio la luz

Era el día 2 de noviembre de 2016. Tras una nueva victoria del Volkswagen Polo R WRC en el Rally de Gales, los rumores provenientes de Alemania cobraban tal magnitud que terminaban por convertirse en realidad. Apenas unas semanas después del anuncio de que Audi abandonaba la resistencia, Volkswagen Motorsport optaba por una solución similar para su programa deportivo oficial en el Campeonato del Mundo de Rallyes.

Se cerraba una etapa de forma súbita después de las decisiones del consejo de administración del Grupo Volkswagen como forma de contener el golpe por el Dieselgate, todo ello a pesar del gran esfuerzo económico realizado por el fabricante germano en la promoción del campeonato junto a Red Bull y después de haber cosechado éxitos prácticamente en todas y cada una de las pruebas en las que compitió el equipo germano.

Por si fuera poco, el Polo WRC de 2017 estaba afrontando sus últimas fases de desarrollo, contando con un piloto de pruebas de excepción como lo era Marcus Grönholm y después de haber confirmado que su trío de competidores conformado por Sébastien Ogier, Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen permanecerían previsiblemente una temporada más compitiendo para el departamento deportivo con sede en Hannover.

En ese punto, y tras el anuncio oficial, se sucedieron meses de continuas habladurías, de movimientos en los despachos que terminaron con Latvala fichando por Toyota y con Ogier desembarcando en M-Sport Ford mientras que Mikkelsen debería esperar a tener una oportunidad con Citroën Racing. Incluso apareció la figura de Nasser Al-Attiyah y la de Martin Prokop, dos de los involucrados en el plan que trató de homologar y llevar finalmente al Polo de 2017 a la competición, en este caso contando con el qatarí y con Sébastien Ogier como pilotos y al checo como responsable de la empresa que gestionara los vehículos.

Volkswagen Polo WRC 2017, la despedida:

Nunca se llegó a dar y una de las últimas imágenes que pudimos ver del coche en una forma casi definitiva se dio en unos test realizados en la nieve con Grönholm al volante y con una foto que gritaba “adiós” por los cuatro costados en la que aparecían todos los miembros del equipo de test reunidos en torno a la unidad de pruebas en un blanco inmaculado. Tuvimos que esperar hasta el 22 de diciembre para tener nuevas noticias, en este caso a través de un vídeo en redes sociales de Volkswagen y en el que se nos invitaba a “permanecer conectados”.

No obtuvimos respuesta, casi como uno de esos guiones de película en la que se produce una comunicación de radio después de la que se instauraría un silencio perpetuo. En aquel vídeo con el mago que ya no se encuentra disponible en los canales oficiales, Volkswagen nos enseñaba parcialmente la librea del Polo WRC 2017 a través de lo que era un truco de magia fallido, prácticamente como toda una representación metafórica de ese cierre del equipo del Mundial de Rallyes.

Aguardamos impacientes a pesar de que los meses seguían pasando. Incluso en la presentación del proyecto del Volkswagen ID. R Pikes Peak, tuvimos la oportunidad de preguntarle al por aquel entonces responsable de Volkswagen Motorsport (ahora en Williams), Sven Smeets, y él nos confirmó que no tardaríamos demasiado en ver finalmente la imagen del Polo con la nueva reglamentación técnica a pesar de que por aquel entonces ya se había descartado por completo la opción de homologarlo. Repito, nunca más obtuvimos respuesta. Silencio de radio.

Cierre de Volkswagen Motorsport por completo:

Después de sacarle todo el jugo al prototipo eléctrico conducido por Romain Dumas, Volkswagen Motorsport comenzó con un progresivo desmantelamiento, tanto en lo referente a sus recursos humanos como a la estructura de Hannover. Se confirmó que no participarían nunca más en deportes de motor con mecánicas de combustión interna, procedieron a despedirse, a cerrar y borrar todas sus redes sociales, las cuales habían sido llevadas de forma extraordinaria durante años. Ese último tweet puso a más de uno los pelos de punta y todavía se pueden encontrar circulando por ahí entre los que pudieron sacar una captura del mismo.

Se confirmaría que no habría más desarrollo del Volkswagen Polo GTI R5 y que tampoco habría un recambio para el Golf TCR, pasando en este caso Erik Wevers y su estructura a gestionar los recambios para las unidades del coche de rallyes que todavía seguían en circulación. Nada hacía presagiar que tuviésemos la oportunidad de volver a ver al Volkswagen Polo WRC de 2017, aunque sólo fuera en fotos… hasta hoy.

Ha sido a través de Twitter, gracias a Yari Mischinelli (estuvo involucrado en Volkswagen Motorsport) que por fin se ha podido ver una imagen de aquella unidad decorada que se podía ver en el vídeo del mago, ya con las placas de matrícula instaladas y con una correlación perfecta del diseño respecto al que se podía ver parcialmente en algunos frames. Se volvía a repetir la historia del Audi Grupo S, pudiendo finalmente ver su imagen definitiva años después de lo que debería haber sido su debut y de la forma más insospechada. Fin de la transmisión.

Foto de Iván Fernández

Iván Fernández

Cargando...