X-Raid ya trabaja en un buggy para el Dakar bajo la nueva reglamentación FIA

 |  @fernischumi  | 

La respuesta de X-Raid llega unos cuantos años tarde. Incluso desde Toyota GAZOO Racing South Africa ya crearon una alternativa seria a sus Toyota Hilux 4x4 hace algunos meses en forma de vehículo de dos ruedas motrices que pudiera enfrentarse a los Peugeot 3008 DKR con sus mismas armas. Mientras tanto, los de Sven Quandt buscaban explotar al máximo el poco desarrollo extra que se podía extraer de los MINI, un coche que llevaba en competición desde hace más de un lustro.

Tras quedarse sin luchar por el podio en la pasada edición del Dakar a pesar de estrenar la nueva variante del obsoleto All4 Racing, X-Raid tiene proyecto nuevo, en este caso con un buggy completamente nuevo, lejos de aquellas unidades compradas a Nasser Al-Attiyah provenientes de Jefferies Racing que finalmente terminaron siendo lo que se dio a conocer como Buggy Zebra y que ha traído por la calle de la amargura a Guerlain Chicherit y que ha tratado de poner a punto la única ganadora del Dakar en coches, Jutta Kleinschmidt.

Según ha publicado Enrique Naranjo en MARCA, X-Raid se encuentra trabajando en una unidad dos ruedas motrices adaptada al nuevo reglamento FIA de 2018 (el Peugeot 3008 DKR Maxi no lo hace) y con la silueta y el logotipo de MINI, algo que hace presagiar que el acuerdo entre el preparador alemán y la marca británica puede extenderse más allá del contrato original que los unía hasta este pasado Dakar 2017. Según la información, se espera que comience con los test este mismo mes de agosto, aunque no se espera que debute en competición hasta la próxima edición de la carrera sudamericana.

Por el momento no se sabe quién se encargará de su desarrollo, aunque sí se ha deslizado que Sven Quandt estaría tratando de convencer a Nani Roma para su regreso, aprovechando en parte que el de Folgueroles todavía no ha sellado su renovación con Toyota.

Vía | MARCA

Lee a continuación: Nani Roma y Joan Barreda se apuntan la prólogo de la Baja Aragón

  • Txesz

    No se yo... Si hubiesen desarrollado algo más el buggy ex-Al-Attiyah, de forma que hubiese corrido este año, con Kleinschmidt al volante, podrían haber recabado algo más de información al respecto y preparar esta nueva versión con más garantías.

    Aun así el reglamento dice que el año que viene los motores diesel quedan eliminados, si no me equivoco, por lo que el Mini tendría una segunda oportunidad al renacer con otro motor. Desde luego yo no lo daría aun por perdido.