Os venimos hablando de ello durante las últimas semanas, quizás porque éramos los primeros a los que nos encantaban las imágenes que nos trasladaban directamente al Gran Premio de Mónaco con Marco Werner lanzándose por las calles del Principado a toda velocidad con el espectacular Ferrari 312. Imágenes que enamoraban, que nos respondían precisamente a la pregunta de cómo se podrían ver las carreras de la década de los setenta gracias a la tecnología de grabación actual.

Continuar leyendo »

Que el circuito de Vallelunga (conocido bajo el nombre de Piero Taruffi) es uno de los más conocidos de Italia, lo sabe todo el mundo. A pesar de su larga historia en las dos ruedas, las cuatro también han tenido buena y bonita presencia en el trazado romano... pero si nos fijamos en la categoría reina, su presencia es especialmente limitada. En años recientes, equipos como Ferrari y Minardi habían realizado algunas pruebas allí, pero carreras solo se disputó una en toda su historia. Estamos hablando del Gran Premio della Republica Italiana, una cita que tuvo lugar en Vallelunga en 1972 en medio de una batalla dialéctica entre Ferrari y las autoridades italianas y que resultó en un evento bastante pobre a nivel de inscripción. Ello no impidió que tomara parte en la carrera un Emerson Fittipaldi que tiene el honor de ser el último ganador de una carrera de Fórmula 1 en Vallelunga. El brasileño se impuso en esta prueba a una parrilla poco concurrida y poco competitiva aunque los aficionados disfrutaron por lo inusual de ver a los coches allí.

Continuar leyendo »

Fue inevitable sentir una sensación de placer infinito cuando se visualiza al Ferrari 312T rodando en el trazado del Gran Premio de Mónaco y se puede captar toda la belleza de sus movimientos con la tecnología y calidad de grabación que hay en la actualidad. Por un momento, nos trasladamos a aquel domingo de 1974 en el que Niki Lauda tiñó de rojo al Principado con una actuación sin fisuras. En aquel momento dije que no podría haber una OnBoard más perfecta, pero lo cierto es que creo que me he vuelto a equivocar.

Continuar leyendo »

Solo quedan unas horas para que el Mundial de Fórmula 1 retome su actividad en el Circuit de Barcelona-Catalunya, sorprendentemente con Williams F1 Team faltando a su primera gran cita de la temporada. Los de Grove son uno de esos equipos históricos que han visto a la disciplina pasar por prácticamente todas sus eras y es precisamente ahora cuando se espera que haya una milagrosa recuperación para poder volver a ver de nuevo a la formación repetir tardes de gloria. Un pensamiento nostálgico que os puedo asegurar que se verá perfectamente alimentado después de ver el vídeo que os traemos hoy.

Continuar leyendo »

El circuito de Brands Hatch siempre ofrece un importante desafío a los pilotos que compiten en él. Evidentemente, la Fórmula 1 no fue una excepción en el tiempo que pasó en este trazado y la presencia y popularidad de las carreras no puntuables hasta los años 70 hicieron que el circuito fuera uno de los más conocidos por los pilotos y equipos. De esta forma, el talento de los mejores pilotos de la época siempre les permitió brillar por encima de sus coetáneos. Quizás por eso no sorprende tanto que la última victoria de Jacky Ickx al volante de un coche de Fórmula 1 se diera en el circuito de Brands Hatch con motivo de la Race of Champions de 1974 a pesar de estar en un equipo Lotus en el que nunca acabó de sentirse cómodo en los dos años en los que trabajó para Colin Chapman. El belga, un auténtico talento multidisciplinar, siguió compitiendo varias temporadas en la categoría reina sin volver a probar las mieles del triunfo, pero siempre manteniéndose como uno de los hombres más destacados de su época.

Continuar leyendo »

La reiterada negativa de Lewis Hamilton a utilizar el número 1 que tradicionalmente ha identificado a los campeones en el automovilismo obedece a una razón supersticiosa ya que el piloto inglés le atribuye una naturaleza mística al número 44. No es para menos, Hamilton exhibió el número 1 en la temporada 2009 y apenas ganó en par de ocasiones ese año y fue hasta portar el número 44 cuando volvió a recuperar el título y se ha mantenido como centro de atracción. Por supuesto que estos asuntos subjetivos no soportan un análisis lógico, pero al revisar la historia de la Fórmula 1 se pueden hallar casos puntuales de pilotos que tras proclamarse campeones inmediatamente vivieron sus peores temporadas.

Continuar leyendo »

Durante la segunda mitad de la década de los años 70, el número de carreras no puntuables para el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 fue cayendo poco a poco hasta desaparecer tras 1983. Hubo una época en la que la cantidad era mucho más elevada. La temporada de 1975 fue la última vez en la que hubo tres carreras no puntuables el mismo año, siendo dos de ellas en suelo británico, como mandaba la tradición. La segunda de ellas fue el BRDC International Trophy de Silverstone. Allí, una buena inscripción con varios pilotos punteros del mundial dio como resultado una entretenida carrera en la que Niki Lauda y Emerson Fittipaldi dieron espectáculo con una batalla que duró hasta la mismísima última vuelta. Una sola décima separó al ganador del segundo clasificado, con Mario Andretti completando un podio de altos vuelos.

Continuar leyendo »

El Gran Premio de Holanda de 1985 es a día de hoy la última vez que la Fórmula 1 ha visitado el país y más de treinta años después, un ganador neerlandés podría devolver a la categoría reina a un lugar que llegó a ser un clásico del calendario. Precisamente allí, la última carrera de Fórmula 1 vivió la inesperada victoria de un Niki Lauda que se subió a lo más alto del podio por última vez. El austriaco lo haría en su última temporada en activo y como un defensor del título sólido a pesar de los problemas que le fastidiaron durante buena parte del año. Pero ese día en Zandvoort, nadie pudo con un tricampeón que aún quería demostrar que tenía lo que hay que tener para imponerse en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. A su lado, dos históricos como Alain Prost y Ayrton Senna para un podio antológico.

Continuar leyendo »

Gran Bretaña fue durante las primeras décadas de historia de la Fórmula 1 una auténtica cuna de pilotos, equipos e incluso carreras. Puesto que la normativa internacional limitaba el número de carreras mundialistas a una por país, ello hacía que el Reino Unido se quedara con varios eventos de Fórmula 1 de primer nivel sin una validez expresa para el Campeonato del Mundo. Pero aunque no hubiera puntos en juego, sí había premios económicos, lo que hacía que estas carreras tuvieran cierta afluencia entre los equipos locales y de zona media, para los cuales había un incentivo claro en tomar parte en estas carreras no puntuables. Una de las clásicas anuales era el BRDC International Trophy, que se alternaba el papel de carrera no puntuable con la Race of Champions de Brands Hatch; cuando un circuito tenía el Gran Premio de Gran Bretaña, el otro tenía la carrera no puntuable y viceversa. En 1978 se disputó la última edición del BRDC International Trophy, una carrera con una historia prestigiosa que se despidió con Keke Rosberg venciendo bajo un diluvio espectacular.

Continuar leyendo »

Durante más de veinticinco años a lo largo de tres décadas, el circuito de Imola fue la sede de una carrera que bien podría haber sido una rareza pero que se convirtió en un evento clásico del calendario de la Fórmula 1 bajo el nombre de Gran Premio de San Marino. El Autodromo Enzo e Dino Ferrari vivió todo tipo de carreras en el mundial, comenzando su andadura albergando el Gran Premio de Italia de 1980 en lugar de Monza. Pero su estreno con la categoría reina se produjo un año antes, con el peculiar Gran Premio Dino Ferrari que tenía como objetivo valorar la validez del renovado circuito de la Emilia-Romaña, que buscaba entrar en el mundial. La victoria en este evento no puntuable fue para Niki Lauda en la que fue la primera carrera en el nuevo trazado de Imola, permanente ahora.

Continuar leyendo »