Foto a foto: así ha cambiado el Abarth 595 Competizione tras su actualización

 |  @sergioalvarez88  | 

Hace escasas semanas, tuvimos en nuestro poder dos unidades del Abarth 595 Competizione. Se trata del Abarth de calle más radical y potente, con permiso del Abarth 695 Biposto. Una de las unidades era anterior al lavado de cara estrenado en verano. La segunda unidad, de color amarillo, una de las primeras unidades del Abarth 595 Competizione “modelo 2016”. Veamos, Foto a Foto, en qué ha cambiado el utilitario más picante del momento.

Por Sergio Álvarez

>

Abarth es una marca un tanto especial. Sólamente fabrican versiones radicales de vehículos de origen Fiat. Concretamente, fabrican versiones radicales de los Fiat 500 y Fiat 124 Spider – hace años, también de los Punto. La filosofía de la marca va más allá que la de un simple preparador, es una marca cuyo único público son los fans más acérrimos de la conducción, de las sensaciones fuertes. Un tipo de público asiduo a rallyes, a track days, a eventos de motor. No hay lugar para el postureo o las apariencias.

El cliente que compra un Abarth 595 sabe que quiere un Abarth 595, y sabe que realmente es un coche único en el mercado. Un urbano de apenas 3,60 metros de longitud y una tonelada, en el que los italianos han metido a calzador un motor 1.4 turbo de 180 CV, un espectacular tren de rodaje, un escape al límite de la legalidad sonora y un interior casi sacado de la competición. Los Abarth 595 se ofrecen en tres sabores, tres picantes. El picante suave tiene 145 CV y se llama Abarth 595 “a secas”. Pero tú y yo sabemos que no es suficiente.

Los Abarth 595 Turismo tienen ya 160 CV (ver prueba del Abarth 595 Turismo), un tren de rodaje más deportivo y la posibilidad de montar juguetes como un escape Récord Monza. El chile habanero de Abarth es el 595 Competizione. Tiene 180 CV de potencia, discos de freno delanteros perforados, bácquets, un escape Récord Monza de serie y por primera vez en los modelos 2016, la opción a montar un autoblocante mecánico. Un juguete para niños adultos, un balín amarillo que nos ha cautivado. La prueba vendrá pronto, de momento, vamos a las fotos.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. Cuenta con un nuevo paragolpes, de color negro. En su parte inferior se puede leer “Abarth”, moldeado en su plástico oscuro.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. Las aletas delanteras se han modificado. Aún retienen su toma de aire para refrigerar los frenos, pero son diferentes.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. Sus ópticas han sido rediseñadas. Dispone de luces diurnas tipo LED, idénticas a las recibidas por el Fiat 500 de calle, que durante un tiempo ha convivido con el Abarth 595 pre-lavado de cara.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. El tamaño de los frenos no ha cambiado, los neumáticos no han crecido en sección. Las mismas llantas de 17 pulgadas ya estaban disponibles en los modelos anteriores al 2016. En este caso, las llantas “esseesse” son parte del Pack Racing, en el que también se incluye el diferencial autoblocante.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. La zaga ha sido rediseñada. En primer lugar, las ópticas son nuevas, son de tipo LED y su interior es del color de la carrocería. Se ha reubicado también la posición de los catadióptricos traseros, a la parte baja del paragolpes.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. Los bácquets Sábelt son idénticos. Sí es diferente su tapizado, con Alcantara perforada y colores más modernos. También ha cambiado el bordado del respaldo.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. El detalle del flanco, en dos colores, marca la diferencia. Es un diseño más personal, más diferenciado.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. La parte trasera de los asientos es ahora de fibra de carbono – en las unidades equipadas con el Pack Racing. El volante también ha sido rediseñado al completo y posee inserciones en fibra de carbono auténtica.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. Necesitaba el lavado de cara. Su aspecto es ahora mucho más actual. Era un buen coche, pero a nivel de interiores, el Abarth 595 estaba claramente desfasado con respecto a su competencia. También estrena guantera, tiradores de puertas y nuevos botones para los elevalunas.

Abarth 595 Competizione 2016. El sistema de infoentretenimiento Uconnect sustituye al antediluviano Blue&Me, desfasado y poco intuitivo. Todo se maneja a través de una sencilla pantalla táctil de cinco pulgadas. Dispone de servicios con conexión a Internet, navegador, streaming de audio por Bluetooth… lo esperado en un coche moderno.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. La instrumentación del Abarth 595 Competizione sigue siendo digital. En el modo normal no hay diferencias, en el modo Sport cambia la tipografía, y el medidor de fuerzas G es más intuitivo.

Abarth 595 Competizione 2015.

Abarth 595 Competizione 2016. Al activar el modo Sport, la palabra Sport se tiñe de blanco en vez de naranja. Resulta más sencillo advertir que se encuentra activo.

Lee a continuación: Abarth 595c, estos son sus precios: una buena opción si quieres comprar un utilitario potente y “pintón”

  • X 2.0

    La verdad es que no necesitaba cambios, ya estaba muy bien, de todos modos la nueva versión tampoco está nada mal, mas agresiva, frente al toque deportivo, correcto y tradicional del modelo anterior.

  • sphirit

    Hay diferencias en los frenos que no se mencionan en el articulo, los frenos de la version “antigua” son de discos flotantes y los nuevos no.Se supone que los discos flotantes son mas resistentes al sobrecalentamiento y a las tensiones que esto produce en ellos (alabeos)

  • Kanzler

    Simplemente Divino y así en amarillo.
    El único producto de todo el Grupo FIAT que merece respeto. El 500 es algo mítico.

  • Paco Tce

    A mi exteriormente me sigue gustando más el 595, salvo los faros “tipo lexus” que me gustan mucho más los del modelo 2016, en cuanto al interior si que me parece que ha habido un gran salto de calidad y diseño en todos los aspectos, lo único que no me gusta son los backet bicolor, el resto me encanta. Con el diferencia y el pack especial el precio tiene que ser desorbitado, pero no hay duda de que es un buen caramelito