El Audi A6 ya está preparado para su renovación y plantar cara a los nuevos BMW Serie 5 y Mercedes Clase E

 |  @davidvillarreal  | 

La categoría del sedán de lujo está más reñida que nunca. Y si no que se lo digan a Audi. La marca de los cuatro aros ha de afrontar la renovación de uno de sus productos más importantes, un Audi A6 que ha quedado claramente descolgado y ensombrecido por la llegada de los relevos generacionales de dos de sus rivales, del BMW Serie 5 y el Mercedes Clase E. Lanzado a comienzos de 2011, el Audi A6 actual será sustituido por una nueva generación a lo largo del año que viene, por un producto que pretende plantar cara a unos BMW Serie 5 y Mercedes Clase E que en los últimos años han dado un verdadero salto cualitativo, en aspectos como el confort, o el empleo de tecnologías muy avanzadas.

Para entender la evolución de este nuevo Audi A6 y empezar a hacernos una idea de cómo será, el mejor punto de partida lo encontramos en la observación de los nuevos Audi A8 y Audi A7 Sportback. De puertas para fuera no habrá cambios radicales, ni estridencias, sino una evolución hacia una silueta de líneas más marcadas y detalles angulosos, sobre todo en los faros, o la calandra.

Porque los cambios más importantes y llamativos muy probablemente estarán de puertas para dentro.

Con un Audi A6 más próximo al nuevo A8, Audi recuperará el terreno que estos años ganaron sus rivales con los relevos generacionales de BMW Serie 5 y Mercedes Clase E

El nuevo Audi A6 recibirá el interior, prácticamente sin botones, y con dos inferfaces táctiles que ya hemos visto en el Audi A7 Sportback, cuyo interior se aprecia en la imagen superior.

A nivel tecnológico, este Audi A6 ha de recibir nuevas tecnologías que lo acerquen hacia la conducción autónoma definitiva. Se espera que reciba el sistema Audi AI traffic-jam pilot con el que el Audi A8 se anotó el mérito de ser el primer coche de volumen que adquiría automatización de la conducción de nivel 3. En cualquier caso, hemos de recordar que esta tecnología aún es muy limitada – solo automatiza la conducción en autopista y a velocidades de hasta 60 km/h, es decir, solo es funcional en atascos – y los límites ya no solo vienen impuestos de la técnica, sino también de la legislación, que no permite que el “conductor” suelte las manos del volante para dejar que su coche conduzca por él.

Ver más imágenes del nuevo Audi A7 Sportback:

Lee a continuación: ABT vuelve a la carga con otro Audi RS6 y pone sobre la mesa 705 CV y 880 Nm

Solicita tu oferta desde 39.890 €