BMW estrena su nuevo cargador inductivo, sin cables, pero aún no es suficiente para coches 100% eléctricos

 |  @davidvillarreal  | 

Quizás sea el menor de los problemas que han de resolver los coches eléctricos, pero qué duda cabe que conseguir que los coches eléctricos se recarguen mediante sistemas de inducción es un gran paso adelante para facilitar su utilización. BMW acaba de lanzar su primer sistema de carga inductiva, el BMW Wireless Charging, un dispositivo que ha sido concebido para sus híbridos enchufables y que estará disponible opcionalmente en el BMW 53Oe iPerformance, el híbrido enchufable de la gama BMW Serie 5 y será comercializado mediante soluciones de leasing en Alemania, primero, y más tarde Reino Unido, Estados Unidos, Japón y China.

El nuevo cargador inductivo de BMW

Decíamos que esta opción no podría ser más interesante, aunque de momento su utilidad quedará limitada a la de los híbridos enchufables. El sistema que comercializará BMW puede recargar sin cables las baterías del 530e iPerformance, con una potencia de carga de 3,2 kW y una eficiencia de alrededor del 85%. Eso implica que las baterías del BMW 530e iPerformance se cargarían por completo en unas 3 horas y media, tras las cuales obtendríamos unos 50 kilómetros de autonomía puramente eléctrica gracias a sus baterías con capacidad para 9,2 kWh. Más información del BMW 530e iPerformance.

Definitivamente sus prestaciones son más que suficientes para el híbrido enchufable de la gama BMW Serie 5 y para la utilización que se espera hagan de él sus clientes, que aparcarán su coche durante horas y que esperan aprovechar a diario la máxima autonomía eléctrica que les sea posible. El aporte de este sistema es que para aprovechar esa autonomía no tendrían ni tan siquiera que enchufar su coche a la red eléctrica, porque la base inductiva, que se coloca en el suelo, ya se encargaría de recargar las baterías.

El sistema de BMW permitirá cargar a diario sus híbridos enchufables sin necesidad de conectarlos mediante un enchufe a la red eléctrica, pero de momento es insuficiente para coches 100% eléctricos

En cualquier caso, este sistema aún es insuficiente para coches 100% eléctricos, como el BMW i3. Con sus baterías de 33 kWh, y de ser compatible con este sistema de carga inductiva, un BMW i3 necesitaría unas 12 horas para recargar por completo sus baterías. En un coche de mayor autonomía, y con baterías de mayor capacidad, como los Tesla de 100 kWh, la operación requeriría al menos día y medio de carga ininterrumpida para obtener la máxima autonomía.

Los sistemas de carga rápida y el coche eléctrico

De ahí que la gran batalla de los fabricantes, y también de BMW, se centre ahora en sistemas de carga que logren que los coches eléctricos aumenten su radio de acción, empezando por los sistemas de carga rápida, de alta potencia. BMW está trabajando junto con otros fabricantes, como Mercedes-Benz, Ford y Volkswagen, para crear una red de sistemas de carga rápida en las carreteras europeas, en la que al menos se instalarán 400 dispositivos de aquí a 2020 y con una potencia de 350 kW.

Lee a continuación: BMW lanza el guante a Mercedes y Audi con una bestia llamada M5 Competition de 625 CV

Mucha tecnología y equipamiento para la Serie 5 de BMW. De momento sólo con carrocería berlina, tiene también una oferta de motores limitada que con el tiempo irá creciendo. Es caro pero ofrece más dotación de serie

Ver todos los comentarios 0

Mucha tecnología y equipamiento para la Serie 5 de BMW. De momento sólo con carrocería berlina, tiene también una oferta de motores limitada que con el tiempo irá creciendo. Es caro pero ofrece más dotación de serie