comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Industria

4 MIN

¿Sabe Trump que la fábrica de BMW en Estados Unidos es ya su fábrica más importante?

BMW_X5_X6_M_Performance_DM_AP_1

Spartanburg, Carolina del Sur. El estado sureño de Estados Unidos se ha convertido en los últimos años en uno de los principales destinatarios de inversión productiva extranjera, atraída por mano de obra cualificada y multitud de incentivos fiscales. BMW inauguró en Spartanburg su primera fábrica en territorio estadounidense hace ya 25 años, en el lejano 1992. Gracias a la fabricación local, los BMW se abarataron considerablemente para los estadounidenses, y BMW evitaba pagar tantos aranceles. Los bávaros han anunciado recientemente que Spartanburg se ha convertido ya en la fábrica más importante del Grupo BMW.

Hace apenas unas semanas, en uno de sus habituales ataques irracionales de ira - por no decir pataleta de niño malcriado - Donald Trump arremetió contra los fabricantes alemanes de coches. Se quejaba de que vendían muchos coches en Estados Unidos, mientras que los fabricantes americanos apenas vendían sus coches en Europa. Afirmaciones completamente ciertas, dicho sea de paso. El magnate convertido en presidente de EE.UU. amenazó acto seguido con "detener" las ventas de coches alemanes. Lo que quizá Trump no sabe es que Spartanburg exporta el 70% de su producción, y es uno de los enclaves industriales más importantes de Carolina del Sur.

34
FOTOS
VER TODASVER TODAS

BMW Spartanburg exporta a 140 países de todo el mundo el 70% de su producción, que en 2016 ha sido de 411.171 unidades.

Enclave industrial rodeado por una enorme red de proveedores locales, que fabrican sus productos en Estados Unidos y generan decenas de miles de empleos indirectos. La fábrica en sí da empleo a 9.000 personas aproximadamente, y BMW planea contratar a 1.000 personas más entre 2018 y 2021, ya que ha invertido en la planta 600 millones de dólares. Esta inversión está encaminada a adaptar la planta a la producción de futuras generaciones de todocaminos BMW, entre ellos un buque insignia llamado BMW X7. Como quizá algunos ya sepáis, Spartanburg es el centro neurálgico mundial para la producción de todocaminos BMW.

Una enorme equis preside la entrada al complejo de Spartanburg, donde se producen para todo el mundo los BMW X3 - se ha anunciado su tercera generación ayer mismo - X4, X5 y X6. Sólo el BMW X1 se produce en Europa, mientras que el mercado chino es abastecido por instalaciones en joint-venture con Brilliance. BMW Spartanburg ha producido en 2016 el 17,4% de todos los coches fabricados mundialmente por el Grupo BMW: hablamos de 411.171 unidades, un 2,6% más que en 2015. Aventaja en más de 60.000 unidades anuales a Regensburg, la fabrica de BMW más importante en el continente europeo. ¿Sabe esto Donald Trump?

Uno de cada tres vendidos a nivel mundial empieza por X, y con muchas posibilidades, ha sido producido en Estados Unidos.

¿Sabe Donald Trump que BMW fabrica más coches en Estados Unidos de los que importa? ¿Sabe que la producción de Spartanburg es superior a las ventas de vehículos BMW (365.204 unidades) en Estados Unidos? Parece claro que la respuesta es no, porque si conociera estos datos, posiblemente no habría calificado de "very bad" a fabricantes alemanes como BMW, que realmente contribuye más que fabricantes como Chevrolet a reducir el déficit comercial de Estados Unidos. Otro dato más para Donald: 1 de cada 3 BMW vendidos a nivel mundial es un todocamino, y la práctica totalidad son fabricados en Estados Unidos.

BMW es el mayor exportador de vehículos de todo Estados Unidos en valor monetario, según datos del U.S. Department of Commerce. Harald Krueger, CEO de BMW, ha respondido duramente a las críticas de Donald Trump, como ya os hemos contado anteriormente. El CEO ha defendido el libre comercio y los mercados abiertos, esenciales para el buen funcionamiento de los negocios multinacionales. BMW no planea retirarse de Estados Unidos, y a pesar de las amenazas ha reiterado su compromiso con Carolina del Sur. Sólo esperamos que la bravuconada de Donald Trump se quede en eso, una bravuconada.