El Cadillac CT5 tratará de hacer sombra a coches como el BMW Serie 5… ¿con éxito?

 |  @sergioalvarez88  | 

El mes que viene tendrá lugar el Salón de Nueva York, justo al otro lado del «charco». En ese salón del automóvil se presentará el Cadillac CT5, un producto muy importante para la división más premium de General Motors. El Cadillac CT5 es un coche que reemplaza tanto a los Cadillac ATS como a los Cadillac CTS, posicionándose entre ambos coches a nivel de tamaño, precio y prestaciones. Sus rivales más directos y duros son las berlinas premium europeas, coches como el BMW Serie 5, Audi A6 o Mercedes Clase E. Ahora bien, tiene una dura tarea por delante: destacar y arrebatar clientes a lo más granado de Europa.

Esta nueva berlina de Cadillac está construida sobre una evolución de la plataforma Alpha de General Motors. Es una plataforma diseñada para aplicaciones de propulsión trasera o tracción total. Es la misma plataforma que usaba el Cadillac ATS, y es la misma que usan coches como el Chevrolet Camaro. Tiene una reputación dorada en cuanto a agilidad y equilibrio dinámico. A nivel de diseño, el Cadillac CT5 emplea una curiosa mezcla de códigos de estilo, con reminiscencias a modelos recientes de la marca, pero también a prototipos como el Cadillac Escala, una elegante y lujosa berlina de lujo.

Por el momento Cadillac no nos ha enseñado imágenes de su interior.

El frontal del coche parece bastante logrado, con una calandra con rejillas tipo nido de abeja y unos interesantes grupos ópticos, con los LED diurnos integrados en posición vertical. Me llama la atención como el faro se extiende hacia la línea de perfil lateral. Un perfil lateral de batalla larga – es un coche de motor longitudinal – solo roto por un pilar C que se convertirá en uno de sus puntos más polémicos. En su zaga volvemos a elementos geométricos similares a los frontales, con pilotos LED de aspecto anguloso y fino. Dos turbos de escape reales subrayan el conjunto trasero.

Por el momento Cadillac no nos ha enseñado fotos del interior del CT5, más allá de una palanca de cambios bastante convencional. Esta palanca de cambios estaría asociada a un cambio automático de convertidor de par y diez relaciones, acoplado a dos motorizaciones de gasolina. La motorización de acceso será un 2.0 turbo de cuatro cilindros y potencia inferior a 300 CV, mientras que el tope de gama montará un 3.0 V6 biturbo, con una potencia posiblemente de en torno a 400 CV. En un futuro, habrá con toda seguridad una versión V, equipada con el nuevo V8 biturbo de General Motors.

Se ofrecerá en versiones de propulsión trasera y tracción total, en sabores Luxury y Sport, con el objetivo de conquistar a todo tipo de clientes.

Queda por ver si este Cadillac CT5-V será un rival a la altura de AMG, Quattro y Motorsport. Pero es más importante que las versiones convencionales del Cadillac CT5 lo sean para sus rivales europeos. En unos días conoceremos muchos más detalles de esta berlina premium.

Ver todos los comentarios 1
  • ADN

    El CTS de la última generación es a mi forma de ver las cosas, el mejor Cadillac que se ja conseguido en los ultimos 20 años.
    Buenos motores, excelente diseño, versión V muy potente, tecnología, calidad y equipo. Se que carecía de una saludable gama de motores base o gasóleo para el mercado europeo, pero como producto logró bastante.
    Es difícil compartirle al tridente alemán, pero ni en casa es la marca premium número 1.