CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Toyota

5 MIN

Crossover, urbano y compacto: el Toyota Aygo X Cross 2022 se hace mayor

Elena Sanz Bartolomé | 5 Nov 2021
Toyota Aygo X 2022
Toyota Aygo X 2022

El más pequeño de la familia Toyota se ha hecho mayor: la nueva generación del Toyota Aygo se convierte en el Toyota Aygo X Cross para dar lugar a un urbano que es el primer crossover de su segmento. Su estética SUV esconde un coche más grande, más seguro y con una mejor carga tecnológica. Toyota recalca que ha sido diseñado para los clientes europeos con un objetivo claro: marcar tendencia a partir de 2022.

El punto de partida para el nuevo Toyota Aygo X Cross es la plataforma GA-B, una arquitectura derivada de la plataforma TNGA (Toyota New Global Architecture) sobre la que se asientan el Toyota Yaris y el Toyota Yaris Cross.

El urbano japonés ha crecido: mide 3,700 metros de largo (23,5 centímetros más), 1,740 de ancho (12,5 centímetros más) y 1,510 de alto (5 centímetros más). La distancia entre ejes ha aumentado 9 centímetros y la distancia al suelo ha crecido 1,1 centímetros respecto a la generación anterior, lo que da al conductor algo más de presencia sobre la vía. Tiene, además, un radio de giro de 4,7 metros: uno de los más ajustados del segmento.

22
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Diseño exterior del Toyota Aygo X Cross

Dejamos las cifras a un lado para hablar de diseño. No es complicado reconocer la influencia del prototipo que conocimos hace un tiempo, el Aygo X Prologue, y la presencia de algunos elementos que permanecen generación tras generación, eso sí, con su correspondiente evolución.

Lo más destacado es la propuesta bitono que da lugar a un perfil gráfico singular. Toyota ha diseñado esa dualidad de una forma diferente: en esta ocasión no encontraremos el techo de un color y el resto de la carrocería de otro, sino que la parte superior cede su posición a la trasera que es la que se tiñe de negro para combinarse con los cuatro colores disponibles (rojo, azul, verde selva y beige).

El Toyota Aygo X Cross estrena un perfil en la que el techo (que puede ser practicable) tiene forma de cuña para lograr una imagen más deportiva. En la parte inferior de esta sección nos topamos con unas llantas que, ahora, pueden llegar a ser de 18 pulgadas.

En el frontal y en la zaga nos encontramos formas que dan lugar a esa inequívoca identidad del urbano japonés: unos grupos ópticos que envuelven la parte superior del capó dibujando una forma de ala, la gran parrilla frontal, los faros antiniebla y una placa protectora con el motivo de doble trapezoide. Los faros, por su parte, cuentan con la última tecnología LED: las luces de circulación diurna y los intermitentes son dos barras de luminosas rodeadas de una sutil luz brillante, que enfatizan el perfil característico del Toyota Aygo.

Diseño interior del Toyota Aygo X Cross

El crecimiento del Toyota Aygo X Cross se traduce en una mejora en la habitabilidad de un interior que ahora cuenta con iluminación ambiental: ahora los asientos delanteros están dos centímetros más separados haciendo que el espacio para los hombros aumente 4,5 centímetros. Además, la altura de los mismos se ha elevado 5,5 centímetros mejorando la posición del copiloto y del conductor cuya visibilidad, además, mejora gracias a que ahora el ángulo del pilar A tiene 24 grados (un 10% más). El maletero incrementa su capacidad de carga en más de 60 litros para ofrecer un total de 231 litros.

Detrás del volante multifunción no encontramos instrumentación digital, pero sí una pequeña pantalla que nos devuelve la información necesaria para nuestra conducción y, junto a ella, una superficie de nueve pulgadas enmarcada en un óvalo: nos explicaba el Jefe de Diseño que tomó esa decisión para que fuera accesible tanto para el conductor como para su acompañante. El Toyota Aygo X Cross cuenta con un sistema de infoentretenimiento compatible con Android Auto y Apple CarPlay (por cable e inalámbrica) y la posibilidad de contar con la aplicación MyT, que permite consultar información del vehículo como el análisis de conducción, niveles de combustible, advertencias… Permite, al mismo tiempo, navegar desde la nube para tener información de la ruta en tiempo real.

El Toyota Safety Sense

El Toyota Aygo X Cross estará equipado, de serie, el sistema Toyota Safety Sense que incorpora una combinación de sensor de cámara monocular y un radar de ondas milimétricas que permite al Sistema de Seguridad Precolisión detectar vehículos a velocidades superiores. A esto hay que sumar la detección de peatones de día y de noche, la de ciclistas de día, la frenada de emergencia, el Control de Crucero Adaptativo Inteligente, el Sistema de Mantenimiento de Trayectoria y la Dirección Asistida de Emergencia.

Motor y puesta a punto del Toyota Aygo X Cross

En el corazón del Toyota Aygo Cross volvemos a encontrarnos con el motor 1KR-FE de un litro y tres cilindros de la marca. En esta ocasión ha sido mejorado para cumplir con la normativa europea y ofrecer los mismos niveles de fiabilidad, rendimiento y consumo: está previsto que devuelva unas cifras de 4,7 1/100 km y 107 g/km de CO2 gracias, en parte, a otros retoques como la canalización del aire que se desvía ligeramente de los neumáticos gracias al diseño del paragolpes delantero y de las molduras de los pasos de rueda.

Su pareja de baile será una caja manual de cinco velocidades o la nueva transmisión S-CVT, que proporciona una mejor respuesta inicial con un cambio intuitivo y lineal que mantiene el equilibrio entre potencia (72 CV y 205 Nm) y ese consumo.

En cuanto a la puesta a punto, el Toyota Aygo X Cross ha mejorado su sistema de suspensiones para proporcionar una mayor rigidez y un menor balanceo con el objetivo último de incrementar el control y el confort de marcha. A esto también contribuye la optimización de los materiales aislantes para minimizar los niveles de ruido dando forma un habitáculo más silencioso.