comscore
MENÚ
Diariomotor

4 MIN

La DGT muestra una de las últimas locuras captadas por Pegasus

Dgt Video Adelantamiento Pegasus

No te la juegues. Existen pocas situaciones tan peligrosas como un adelantamiento indebido. La Dirección General de Tráfico lleva advirtiendo desde hace tiempo de los peligros que acechan en las carreteras convencionales, las que más vidas se cobran cada año y en las que se producen los accidentes más graves. La DGT nos ha mostrado una de las últimas locuras captadas por Pegasus que, nos recuerda, lo importante que es respetar las normas, especialmente en lo concerniente a efectuar un adelantamiento seguro.

La DGT muestra una de las locuras captadas por Pegasus

Las cámaras de los helicópteros Pegasus de la DGT han captado este adelantamiento (si no se ve correctamente el vídeo en el tuit incrustado más arriba, sigue este enlace), en el que se aprecia como un turismo adelanta a varios coches en una carretera secundaria exponiéndose, y exponiendo a otros conductores, a un peligro innecesario. Las imágenes que ha mostrado ahora la DGT, y que fueron grabadas este verano, son un claro ejemplo de lo peligrosas que son este tipo de temeridades.

La DGT nos recuerda una norma tan sencilla, tan obvia, y tan importante, como la de respetar la línea continua y la señalización vertical. Jamás deberíamos adelantar con una línea continua que, de hecho, existe porque en ese tramo prevalece alguna razón por la que no deberíamos adelantar, ya sea una zona sin visibilidad, o una intersección.

Y es lo que precisamente vemos en este vídeo de la DGT, en el que un adelantamiento irresponsable, para más inri con un coche de frente, obliga a este último a apartarse al arcén para evitar un choque frontal con el turismo cuyo conductor ha adelantado temerariamente. Las consecuencias de un accidente de estas características podemos imaginárnoslas.

La preocupación de la DGT y las carreteras convencionales

La Dirección General de Tráfico está preocupada por la siniestralidad en las carreteras convencionales. Y no es para menos. De los 1.098 fallecidos en 2019, en accidentes de tráfico en carretera, 800 personas perdieron la vida en carreteras convencionales. La DGT reconocía que esa cifra era un 9,5% inferior a la de 2018. Pero aún así, las carreteras convencionales siguen siendo las más peligrosas, las que cosechan unas cifras de siniestralidad más altas, y el escenario de demasiados dramas. Tráfico puntualiza también que el riesgo potencial de fallecer en accidente de tráfico en una carretera secundaria es 3,6 veces superior a hacerlo en autovías y autopistas.

La DGT advierte del peligro de las carreteras convencionales que, a pesar de ser las que menos tráfico soportan, se cobraron 800 vidas en 2019, de los 1.098 fallecidos en accidentes de tráfico en carretera que hubo que lamentar el año pasado

Tráfico sigue diseñando estrategias para mejorar la seguridad en las carreteras convencionales, mejorando sus medios de vigilancia (por ejemplo, incluyendo drones) y realizando campañas temporales en las que se intensifica la vigilancia. En la última campaña de vigilancia de los excesos de velocidad la DGT constató que la mayoría de las infracciones identificadas se habían producido en carreteras convencionales y travesías.

Por otro lado, la DGT anunciaba recientemente que el margen con el que hasta ahora contábamos en carreteras convencionales, para poder superar en 20 km/h el límite de velocidad, dejará de aplicarse. Una medida que la DGT justifica en su mejora de la seguridad vial en carreteras convencionales. Y una medida que, tal y como os contábamos estos días, genera dudas. De hecho, desde algunas asociaciones automovilistas, y desde este medio, nos hemos mostrado contrarios ante una medida que no nos parece adecuada, pero tendremos que cumplir todos los conductores.

Más noticias sobre la reforma de la DGT