Por qué al diésel aún le quedan al menos 20 años

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Bmw Diesel Motor

En un momento en el que muchos fabricantes comienzan a afrontar el lanzamiento de una oleada de coches eléctricos, con estimaciones que en muchos casos nos pueden resultar incluso demasiado optimistas, BMW hablaba del futuro del diésel y, por supuesto, de su hoja de ruta eléctrica, pronosticando que a los motores de gasóleo aún les quedan al menos 20 años. ¿Pero por qué al diésel aún le quedan al menos 20 años?

El diésel no está muerto, pero hay que pensar en alternativas

De momento, y salvo casos muy concretos, en el grueso de la Unión Europea no se están presentando planes de descarbonización que planteen el fin del diésel en menos de dos décadas. Por ejemplo, Francia ha puesto fecha al fin de ventas de diésel y gasolina en 2040. En España se han valorado fechas similares y, de hecho, 2040 fue también la fecha propuesta en un borrador de la Ley de Transición Energética y Cambio Climático presentado en la anterior legislatura, que jamás llegó a aprobarse.

Tanto los fabricantes, como los gobernantes en la Unión Europea, creen que en las próximas décadas los motores de combustión interna seguirán llevando la voz cantante de la industria. Y el diésel seguirá siendo necesario, sobre todo para conseguir los objetivos intermedios de descarbonización, para la reducción progresiva de las emisiones, que ha de llegar al 37,5% en 2030.

No se están planteando proyectos que planteen el fin del diésel en menos de dos décadas, Francia, por ejemplo, ha puesto fecha al fin de sus ventas en 2040 y en España ya se han planteado, aunque no aprobado, plazos similares

Diesel R33 Adblue Gasolinera 0119 01

Seguirán comprándose, y vendiéndose, diésel

Regresando al caso de BMW, la alemana cree que los motores de combustión interna aún tienen una larga trayectoria por la desigual acogida que está teniendo, y que tendrán, los coches eléctricos a baterías. Se mencionan los casos de regiones de Rusia y Oriente Próximo, donde la infraestructura no parece que vaya a propiciar que el coche eléctrico prospere al mismo ritmo que en otras regiones occidentales y que, por lo tanto, los motores de combustión interna seguirán siendo mayoritarios por bastantes años, quizás no tanto el diésel, pero sí la gasolina.

Pero lo que sí hemos de tener en cuenta es que el cliente seguirá demandando coches diésel, por varias décadas, en muchos mercados de la propia Unión Europea. Dentro del mercado común también se producirá un avance desigual del coche eléctrico. Es probable que los híbridos enchufables - entre los que también hay algún diésel - vayan remplazando progresivamente al diésel tradicional en la decisión de compra pero, de nuevo, ya sea por el avance de la infraestructura de carga, o por cuestiones económicas, no se espera que el diésel haya muerto y sea remplazado por completo en varias décadas, ni tampoco que el eléctrico crezca al mismo ritmo en toda la Unión Europea.

Noruega es ahora el país que más está tirando del carro del coche eléctrico, pero también un mercado muy pequeño. Las ventas de coches nuevos en Noruega son casi una décima parte de las que se producen en España y menos de un 4% de las operaciones que se cierran en Alemania.

Aunque los híbridos enchufables, según marcas como BMW, ganarán importancia en los próximos años, la evolución de la electrificación seguirá diferentes ritmos en el mundo, y en la propia Unión Europea, y muchos mercados seguirán demandando coches diésel por varias décadas

Mazda 3 Plan Diesel 03

Pero la razón fundamental por la cual el diésel aún resistirá reside en la tecnología de los motores de gasóleo modernos. Hemos de reconocer que el diésel, o al menos su imagen, está tocado, y algunos llegamos a pensar en su día que incluso podía estar hundido. Pero desde el punto de vista técnico ha de tenerse en cuenta que un diésel moderno goza de unas emisiones de NOx - uno de los contaminantes que más nos preocupan en las grandes ciudades europeas - ínfimas en comparación de los diésel antiguos. Serán precisamente estas tecnologías las que permitirán que el diésel no muera, al menos de momento.

Como también contribuirán diferentes suertes de hibridación. Por un lado, los fabricantes han encontrado algo que definiríamos más como un resquicio legal, que como una solución a largo plazo, en la micro-hibridación. Con un pequeño motor eléctrico de apoyo, y una batería de 24 o 48 voltios, están consiguiendo que muchos motores diésel reciban tratamiento de ecológico - etiqueta ECO en España - sin demasiado coste, y sin una reducción cualitativa de las emisiones.

Qué debes saber si tienes un diésel o vas a comprar uno

En el corto plazo, por otro lado, y como os contábamos recientemente, en un artículo sobre lo que debes saber del diésel, si tienes uno, o estás pensando en comprarlo, el diésel no está muerto, pero sí ha de tenerse en cuenta que la presión sobre él irá en aumento. Primero, un diésel moderno tiene la misma consideración - etiqueta C - que un gasolina moderno. Segundo, las restricciones en algunas ciudades se espera que vayan en aumento, a pesar de que en Madrid se esté planteando la revocación de las restricciones de Madrid Central. Tercero, asumimos que los impuestos al gasóleo irán en aumento en los próximos años, siendo este uno de los planes del Gobierno que se espera supere la investidura en los próximos meses.

Artículos sobre la situación del diésel

Artículos de técnica sobre el diésel

Lee a continuación: Algunos consejos prácticos sobre tu diésel para viajar este verano

Ver todos los comentarios 1
  • vinsukarma

    El diésel está muerto en el mercado de los utilitarios pero en transporte le queda cuerda para rato. Veo más próxima la desaparición del motor de gasolina que la del diésel.